Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La mandíbula de Banyoles podría ser del primer sapiens de Europa

Un nuevo estudio de investigadores de España y EE UU sugiere que el fósil de Girona podría ser el resto óseo más antiguo en Europa atribuido a un humano anatómicamente moderno. La hipótesis tendrá que confirmarse con estudios genéticos.

Imágenes de la mandíbula de Banyoles comparadas con otros restos óseos de la misma época. / CENIEH

La mandíbula de Banyoles (Girona) perteneció a un Homo sapiens que habitó este espacio de la Península Ibérica entre hace 45.000 y 65.000 años, por lo que podrían ser los restos óseos más antiguos en Europa atribuidos a un humano anatómicamente moderno. Así lo indica un estudio publicado esta semana en la revista científica Journal of Human Evolution, en el que han participado científicos de EE UU y España. 

Como se pensaba que en ese periodo de tiempo Europa estaba ocupada exclusivamente por los neandertales la mandíbula fue asignada a esa especie fósil, pese a que su morfología no era la de un neandertal típico

Entre los autores del trabajo, se encuentra el director científico del Museo de la Evolución Humana (CENIEH), Juan Luis Arsuaga. 

La mandíbula de Banyoles fue descubierta en una cantera en 1887, y ha sido estudiada por diferentes investigadores desde entonces. El fósil se ha fechado entre hace 45.000 años y hace 65.000 años. Como se pensaba que en ese periodo de tiempo Europa estaba ocupada exclusivamente por los neandertales la mandíbula de Banyoles fue asignada a esa especie fósil, a pesar de que su morfología no era la de un neandertal típico.

Imágenes obtenidas por TAC

En el nuevo estudio, que utiliza imágenes obtenidas por medio del TAC, se han reconstruido en el ordenador las partes que le faltan al fósil. De este modo se ha podido obtener un modelo virtual tridimensional que se ha comparado con otros fósiles utilizando una técnica conocida como Morfometría Geométrica.

Arsuaga se muestra categórico respecto de la especie a la que perteneció la mandíbula de Banyoles: “No es un neandertal. Es en casi toda su morfología un humano moderno. Sin embargo no se aprecia la existencia de un mentón (barbilla) por lo que no puede descartarse que tenga algún antepasado neandertal. El fósil de Homo sapiens considerado hasta hoy el más antiguo de Europa era Pestera cu Oase 1 en Rumanía, pero nosotros afirmamos que Banyoles es más antiguo”.

Los autores señalan que la reasignación taxonómica (cambio de especie) que proponen para Banyoles podría comprobarse por medio de análisis de ADN antiguo o de proteómica

Los autores de este estudio añaden que "la reasignación taxonómica (cambio de especie) que proponen para Banyoles podría comprobarse por medio de análisis de ADN antiguo o de proteómica".

Los autores planean poner el TAC y el modelo 3D de Banyoles a disposición de otros investigadores para que puedan incluirlos en futuros estudios comparativos, promoviendo el acceso abierto a los especímenes fósiles y la replicabilidad de los estudios científicos.

Referencia:

Reassessment of the human mandible from Banyoles (Girona, Spain). Journal of Human Evolution (2022).

Fuente:
CENIEH
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados