Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La violencia psicológica en mujeres embarazadas provoca depresión postparto

Durante el embarazo, la violencia psicológica por parte de la pareja se relaciona de forma significativa con la depresión postparto, independientemente de que exista violencia física o sexual. Así lo apunta un estudio de la Universidad Federal de Pernambuco, (Recife, Brasil) que puede servir para determinar nuevas actuaciones en políticas sociales que hasta ahora se centraban, en su mayoría, en la prevención y tratamiento de la violencia física.

Las mujeres que afirmaron haber sufrido violencia psicológica tenían más del doble de probabilidades de padecer depresión postparto que aquellas que no habían experimentado este tipo de violencia. Foto: SINC.

En el estudio participaron 1.133 mujeres embarazadas de más de 18 años que estaban en el tercer trimestre del embarazo y que asistían a centros médicos de atención primaria en Recife, al noreste de Brasil. Se entrevistó a las mujeres durante el embarazo y después del parto, entre julio de 2005 y diciembre de 2006. La investigación se publica en la versión on-line de la revista The Lancet.

“La forma de violencia por parte de la pareja se evaluó mediante un cuestionario y se empleó la escala de depresión postparto de ‘Edimburgo’ para medir dicha patología”, explica Ana Bernarda Ludermir, investigadora de la Universidad Federal de Pernambuco y autora principal del estudio.

Según la investigación, las mujeres que afirmaron haber sufrido violencia psicológica tenían más del doble de probabilidades de padecer depresión postparto que aquellas que no habían experimentado este tipo de violencia.

La violencia psicológica es más común que la física

De un total de 1045 mujeres embarazadas que reunían los requisitos para ser incluidas en el estudio, un 26% tuvieron depresión postparto. Asimismo, la forma más habitual de violencia que sufrieron por parte de su pareja fue psicológica (el 28%).

“Como en estudios anteriores, la violencia psicológica era mucho más habitual que la física o la sexual. Alrededor de un 10% de los casos de depresión postparto se atribuían a la violencia por parte de la pareja durante el embarazo, y la mayor parte era psicológica”, señalan los expertos.

“La violencia por parte de la pareja se está identificando cada vez más como un importante problema de salud pública en todo el mundo. Sin embargo, es frecuente que la violencia psicológica no se detecte debido al énfasis que se pone en la detección de la violencia física y sexual”, denuncian los investigadores.

En este sentido, los investigadores coinciden en pensar que “las intervenciones que puedan evitar la violencia psicológica, o ayudar a tratar las consecuencias de dicha violencia, deberían reducir considerablemente los casos de depresión postparto que afectan a las madres, los hijos y el sistema sanitario en su conjunto”.

----------------------------------

Referencia bibliográfica:

Ana Bernarda Ludermir, Glyn Lewis, Sandra Alves Valongueiro, Thália Velho Barreto de Araújo, Ricardo Araya. “Violence against women by their intimate partner during pregnancy and postnatal depression: a prospective cohort study”, The Lancet, Early Online Publication, 6 September 2010 doi:10.1016/S0140-6736(10)60887-2

Para ver el artículo completo: http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(10)60887-2/abstract

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Leer acompañados aumenta la creatividad

El lenguaje ha evolucionado como consecuencia de la interacción social, sin embargo, la mayor parte de las investigaciones se hacen con participantes aislados. ¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando leemos en presencia de otros? Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto de Salud Carlos III han demostrado que la compañía favorecería una comprensión del lenguaje más creativa e integradora y el aislamiento un procesamiento más sistemático y automático.

Alt de la imagen
Para mandar no hace falta ser ‘borde’: una personalidad desagradable no ayuda a ascender en el trabajo

Un estudio analiza la relación entre tener un carácter agresivo, dominante y egoísta, y alcanzar posiciones laborales de poder. Conductas como la intimidación podrían suponer ventajas; pero quedan canceladas por la poca capacidad de establecer alianzas personales.