Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las agresiones a los trabajadores de urgencias les ocasionan estrés postraumático

El primer estudio español realizado con profesionales de urgencias extrahospitalarias que han sufrido agresiones revela que el 89% presentó síntomas de estrés postraumático meses después de sufrir los ataques. Los más frecuentes son los recuerdos repetitivos de lo ocurrido. El trabajo, que dirige la Universidad Complutense de Madrid, se ha realizado en 358 trabajadores del SUMMA 112.

Una de las intervenciones del SUMMA 112 en Madrid. / SUMMA 112

Los profesionales de los servicios de urgencias están expuestos a agresiones físicas y verbales, tanto de los pacientes como de sus acompañantes. En un estudio dirigido por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el 89% de los trabajadores del SUMMA 112 (Madrid) que habían sufrido agresiones presentó síntomas de estrés postraumático con posterioridad.

Es una de las conclusiones del primer trabajo realizado en España sobre las agresiones que sufren los profesionales de urgencias extrahospitalarias –aquellas que se practican fuera de los recintos hospitalarios, como son los domicilios, la vía urbana y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria–.

El 34,5% había sufrido algún tipo de agresión física y el 76,2% había sido objeto de insultos o calumnias

La investigación se llevó a cabo en 358 médicos, enfermeros y técnicos en emergencias sanitarias que trabajaban en el SUMMA 112. Todos aseguraron haber experimentado alguna agresión a lo largo de su vida profesional. La mayoría tenía un contrato de trabajo estable y una media de experiencia de 18 años. El 63,7% eran hombres, el 36,3%, mujeres y la media de edad era de 44 años.

El estudio, publicado en Journal of Interpersonal Violence, revela que el 34,5% había sufrido algún tipo de agresión física y el 76,2% había sido objeto de insultos o calumnias. “Este hecho se considera como un aspecto más de su trabajo”, mantiene Mónica Bernaldo de Quirós, investigadora principal del proyecto –financiado por la Fundación Mapfre– y profesora de la facultad de Psicología de la UCM.

Mediante cuestionarios, los profesionales detallaron las agresiones que habían sufrido trabajando, indicando su grado de gravedad. El 34,2% había recibido tanto agresiones físicas como verbales. Las amenazas, insultos y comportamientos desafiantes fueron las que más angustia originaron, en un 85% de los casos.

Síntomas en la mayoría

Los participantes respondieron también a una escala de evaluación de estrés postraumático donde se evaluaban los síntomas y se determinaba si sufrían o no el trastorno. Los síntomas más comunes fueron recuerdos angustiosos y repetitivos de lo ocurrido, especialmente si la agresión se había vivido con miedo, horror e indefensión. Aunque la mayoría presentó síntomas, el trastorno solo lo desarrolló el 2,2%.

“Según el estudio, el desarrollo de un trastorno de estrés postraumático parecía estar relacionado con la percepción de severidad. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las agresiones físicas no eran graves”, señala la investigadora de la UCM. Los autores no han encontrado ningún perfil que se asocie a un mayor riesgo de padecer la patología.

La mayor parte de las agresiones no son denunciadas por no ser consideradas graves

Aunque los datos no se pueden extrapolar a todos los servicios de urgencia extrahospitalarios españoles, sí son un indicador de lo que sucede en este ámbito. “El SUMMA 112 es el mayor servicio de urgencias extrahospitalarias de Europa y uno de los mayores en el mundo, por lo que puede ser un buen indicativo de la problemática existente en este sector”, afirma Bernaldo de Quirós.

Los autores alertan de que, a pesar de los registros de agresiones y protocolos de actuación que existen en varias comunidades autónomas, la mayor parte de las agresiones no son denunciadas por no ser consideradas graves. “La atención psicológica a los profesionales es prácticamente inexistente”, denuncian.

Referencia bibliográfica:

M. Mar Gómez-Gutiérrez, Mónica Bernaldo-de-Quirós, Ana T. Piccini, Jose C. Cerdeira. “Posttraumatic Stress Symptomatology in Pre-Hospital Emergency Care Professionals Assaulted by Patients and/or Relatives: Importance of Severity and Experience of the Aggression”, Journal of Interpersonal Violence, diciembre 2015 (versión impresa). DOI: 10.1177/0886260514555370.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Describen los mecanismos responsables de la competencia entre genomas mitocondriales

La selección entre ADN mitocondriales depende de cómo estos afectan al metabolismo celular. Así concluye un estudio, publicado en Science Advances, que revela cómo la célula es capaz de reconocer la presencia de diferentes ADN de mitocondria y seleccionar de forma específica aquellos dependiendo de cómo influyen en su estado metabólico.

Alt de la imagen
ENCODE3: Publicado el catálogo más completo para interpretar nuestro genoma

La tercera fase del Proyecto ENCODE ofrece nuevos hallazgos sobre la organización y regulación del genoma humano y de ratón, un logro que ayudará a revelar cómo la variación genética interviene en el desarrollo de enfermedades. Aproximadamente 500 científicos de todo el mundo, también España, han participado en este registro online. Los resultados se han publicado en 14 artículos de la revista Nature.