Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las especies marinas aumentan sus poblaciones en los polos

Un equipo internacional de científicos ha estudiado los cambios en la abundancia de algunas especies en el rango longitudinal de su distribución. El estudio revela que el cambio climático está afectando la distribución de las especies marinas, que aumentan su abundancia en los polos, mientras que disminuye de manera generalizada en el ecuador.

Algunas especies, como el pingüino emperador, se vuelven menos abundantes a medida que el agua se calienta en su borde ecuatorial. / Pixabay

Desde la época preindustrial, los océanos del mundo se han calentado en promedio 1 °C como consecuencia del cambio climático. Un estudio publicado en Nature en 2013 reveló que los cambios en la distribución, abundancia y estacionalidad de las especies marinas eran coherentes con las que se esperaban del cambio climático.

Ahora, un equipo de investigadores liderados por la Universidad de Bristol (Reino Unido) ha querido averiguar cómo está cambiando la abundancia de las especies a través de un rango latitudinal y añadir más especies al trabajo anterior. Así, han confirmado que el aumento de las temperaturas ha provocado cambios generalizados en la abundancia de 304 especies marinas en el último siglo.

Los aumentos de algunas poblaciones de especies son más destacados cuando el muestreo se hace en la región polar de su distribución

Los resultados de su investigación, publicados en la revista Current Biology, muestran que los aumentos han sido más destacados cuando el muestreo ha tenido lugar en la región polar de las áreas de distribución de las especies, mientras que las disminuciones de la abundancia han sido mayores cuando el muestreo ha tenido lugar en la zona ecuatorial.

“Los hallazgos muestran que el cambio climático está afectando a las especies marinas de una manera muy consistente y no trivial. Si bien parte de la vida marina puede beneficiarse a medida que el océano se calienta, en el futuro también veremos una continua pérdida de vida marina”, comenta a SINC Martin Genner, ecologista evolutivo de la universidad británica y autor principal del trabajo.

Los investigadores encontraron la misma tendencia en todos los grupos de vida marina que observaron, desde el plancton, los invertebrados marinos, los peces hasta las aves marinas. “Esa tendencia es abrumadora, pero hay algunas especies, por supuesto, que no encajan”, expresa Genner.

Especies que no pueden migrar

“Esa tendencia es abrumadora, pero hay algunas especies, por supuesto, que no encajan”, dice Genner

Según el investigador, cuando la gente piensa en que el cambio climático afecta a las especies marinas, a menudo piensa en la llegada de nuevas especies de aguas cálidas. “Sin embargo, nuestro trabajo muestra que los cambios de abundancia han tenido lugar dentro de sus rangos latitudinales de distribución establecidos”, explica.

Lo importante de este estudio es que no habla de la reubicación o la migración porque “la mayoría de las especies marinas no pueden moverse libremente hacia los polos para encontrar agua de la temperatura adecuada a medida que el clima se calienta, sino que tienen que lidiar con el calentamiento de las aguas en sus hábitats existentes”. Por tanto, se trata de cambios locales en la abundancia de cada una de ellas.

“Nuestro trabajo muestra que las poblaciones de algunas especies se beneficiarán, especialmente si la población está en el polo de la zona de distribución de dicha especie. Otras, sin embargo, sufrirán, particularmente si la población está en el borde ecuatorial de su zona de distribución”, aclara.

“Vemos especies, como el pingüino emperador (Aptenodytes forsteri), que se vuelven menos abundantes a medida que el agua se calienta demasiado en su borde ecuatorial. Algunos peces, como la lubina europea (Dicentrarchus labrax), que prospera en lugares donde históricamente eran poco común”, cuenta. 

Se prevé que el aumento de la temperatra impulse los cambios latitudinales en la abundancia de especies marinas

Previsiones para el 1,5 ºC

Los investigadores sugieren que los aumentos previstos de la temperatura del mar de hasta 1,5 ºC con respecto a los niveles preindustriales para 2050 seguirán impulsando los cambios de latitud en la abundancia de las especies marinas, incluidas las de importancia para los medios de vida costeros.

Los datos a largo plazo incluidos en el estudio representan principalmente las regiones más estudiadas del mundo. Los investigadores dicen que se necesita más trabajo para comprender con mayor detalle cómo la crisis climática ha afectado a la vida marina en todas las regiones del mundo.

“Queremos entender mejor cómo el cambio climático marino impulsa los cambios en la abundancia”, dice Genner. “¿Está esto relacionado principalmente con los límites fisiológicos de las especies o se debe a cambios en las especies con las que interactúan?”, se pregunta.

Referencia:

Genner, M. “Climate Change Drives Poleward Increases and Equatorward Declines in Marine Species”. Current Biology. 26 de marzo de 2020.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Hallan en Cuenca huevos de parásitos en heces fósiles de más de 125 millones de años

La excepcional preservación de heces fósiles, llamadas coprolitos, del yacimiento de Las Hoyas en Cuenca, ha permitido la identificación de huevos de parásitos en dos restos atribuidos a peces y cocodrilos. El hallazgo también documenta la antigua conexión entre peces Gonorynchiformes basales y los parásitos trematodos.

Un inusual crustáceo parásito aparece en la boca de un tiburón de museo

Científicos japoneses han descubierto, por primera vez, una especie “extremadamente rara” de cimotoido, un crustáceo que parasita el paladar de los peces, en la boca de un tiburón de aguas profundas del Pacífico y conservado en una colección de museo. Hasta ahora, esta especie de ectoparásito casi desconocida, protagonista del #Cienciaalobestia, solo se había encontrado en el Atlántico, por lo que el hallazgo amplía su rango de distribución a lados opuestos de la Tierra.