Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las mariposas de toda Europa se enfrentan a la crisis con la llegada del cambio climático

El cambio climático hará que Europa pierda gran parte de su biodiversidad, según prevé un exhaustivo estudio sobre la distribución futura de la mariposa que se ha agrupado en el Atlas de Riesgo Climático de las Mariposas Europeas.

La mariposa ortiguera (Aglais urticae) desaparecerá de una enorme zona del Sur de Europa, y se verá limitada al Norte de Europa.

El nuevo atlas predice desplazamientos de numerosas especies de mariposa hacia el Norte de las áreas de distribución potenciales. Las mariposas son una herramienta de gran valor para evaluar el impacto global del cambio climático y para proporcionar ciertas indicaciones de las probabilidades de aproximarse al objetivo de detener la pérdida de biodiversidad en 2010, que establecieron los jefes de Estado de los países de la Unión Europea en 2001.

El Atlas de Riesgo Climático de las Mariposas Europeas está basado en el trabajo de un gran número de científicos de toda Europa, que han aplicado modelos de cambio climático a datos recopilados por decenas de miles de voluntarios.

Los autores afirman que cierto cambio climático “es ya inevitable”, y que la magnitud de los daños dependerá de la profundidad de ese cambio y del modo en que respondamos a la nueva amenaza.

Las mariposas ya han sufrido enormes pérdidas en toda Europa, tras décadas de reducción de su hábitat y de cambios en las prácticas de explotación agrícola y forestal.

A medida que se incrementan las temperaturas, la mayoría de las especies de mariposas tratarán de dirigirse hacia el Norte. Ello no siempre será posible. Los cambios en las prácticas forestales y agrícolas hacen que, a menudo, las áreas de hábitat sostenible sean ahora reducidas, o que se encuentren excesivamente separadas entre sí para que las mariposas se desplacen entre ellas.

El escenario más desfavorable que han examinado los científicos establece un incremento de la temperatura media en Europa de 4,1ºC en 2080. En ese caso, más del 95% del territorio ocupado en la actualidad por 70 especies diferentes de mariposas, se hará excesivamente cálido para que sobrevivan de modo permanente.

El escenario más favorable supone un incremento de temperatura de 2,4ºC. Incluso en ese caso, ello supondría que el 50% del territorio ocupado por 147 especies de mariposas diferentes sería demasiado cálido para que continúen existiendo en esas zonas.

Numerosas especies de mariposas desaparecerán en gran medida de las zonas en las que pueden observarse en la actualidad. La mariposa ortiguera (Aglais urticae) desaparecerá de una enorme zona del Sur de Europa, y se verá limitada al Norte de Europa.

En el escenario más desfavorable, especies escasas como la mariposa arlequín (Zerynthia rumina) experimentarían una pérdida del 97% en España y Sur de Francia, y la mariposa apolo (Apollo Parnassius) sufriría una pérdida del 76% en áreas montañosas.

El cambio climático ya está afectando a las mariposas. Se sabe que más de 60 especies migratorias que ocupaban amplias extensiones se han dispersado hacia el Norte de Europa en décadas recientes, entre las que están la mariposa C-blanca (Polygonia c-album), que se está extendiendo por el norte del Reno Unido a una velocidad de 10 km anuales. Otras especies se han desplazado a altitudes superiores en zonas montañosas.

El autor principal del Atlas es Josef Settele, del Centro Helmholtz de Estudios Medioambientales (UFZ), ubicado en Alemania. Settele ha dicho: "El Atlas muestra por vez primera cómo podrían responder las mariposas europeas al cambio climático. La mayoría de las especies deberán modificar su distribución de modo radical para mantener el ritmo de los cambios.

El modo en que cambian las mariposas indicará la respuesta posible de muchos otros insectos, que colectivamente representan dos terceras partes de la totalidad de las especies".

Implicaciones de futuro

Para Martin Warren, Presidente de Butterfly Conservation Europe, y uno de los autores del trabajo, "las pruebas apuntan a una aceleración del cambio climático a partir del año 2050, a no ser que se produzca una reducción significativa de las emisiones globales del CO2”.

Ese cambio acelerado sería el golpe de gracia para numerosas especies europeas.”Debemos hacer mayor hincapié en mantener poblaciones numerosas y diversas en los hábitats existentes, reconectando al mismo tiempo los hábitats, para permitir a las especies que se desplacen en el entorno. Ello supone colaborar estrechamente con las agricultores y los responsables de la planificación".

Ladislav Miko, Director de Protección de la Naturaleza en la Dirección de Medio Ambiente de la UE, afirma haber acogido de modo muy favorable este estudio, que “ayuda a comprender cómo podrían responder las especies al cambio climático”.

Las pruebas apuntan a un cambio radical en la distribución de las especies, para el cual se deberán planificar más políticas europeas.

Sebastian Winkler, director del Countdown 2010, ha hecho hicapié en que los resultados de este estudio “deben servir para recordar una vez más a los líderes del mundo que si no se adoptan medidas inmediatas, no se alcanzará el objetivo de diversidad para 2010, y la biodiversidad biológica continuará disminuyendo".

-------------------------------------------

Más información en:

http://pensoftonline.net/biorisk/index.php/journal/issue/current/showToc

http://www.ufz.de/index.php?en=17472

www.countdown2010.net

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados