Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los automóviles contribuyen al calentamiento y las embarcaciones, ¿al enfriamiento?

El tráfico rodado es, con diferencia, el sector de transporte que contribuye en mayor medida al calentamiento global. El transporte aéreo va en segunda, mientras que el transporte marítimo tiene un efecto de enfriamiento neto sobre el clima de la Tierra, según un estudio publicado recientemente.

El estudio sobre agentes de forzamiento del cambio climático de los sectores de transporte es el primer análisis exhaustivo del efecto que tiene el sector de transporte en su totalidad sobre el clima a escala global. Los sectores de transporte se dividieron en cuatro subsectores: tráfico rodado, tráfico aéreo, tráfico ferroviario y tráfico marítimo. A continuación, cinco investigadores de CICERO calcularon la contribución de cada subsector al calentamiento global. Los investigadores analizaron los agentes de forzamiento radiactivo provocados por las emisiones del transporte. El forzamiento radiactivo mide el calentamiento utilizando como unidad el vatio por metro cuadrado (W/m2).

El estudio llega a la conclusión que, desde tiempos preindustriales, el 15% del forzamiento radiactivo provocado por las emisiones de C02 producidas por el hombre proviene del sector de transporte. El estudio también tiene en cuenta otras emisiones. En el caso del ozono (O3), el transporte es el culpable de aproximadamente el 30 % del forzamiento provocado por emisiones producidas por el hombre.

El estudio implica que debe prestarse más atención al sector de tráfico rodado, que está experimentando un rápido crecimiento. Si se observan únicamente las emisiones de CO2, tan sólo el tráfico rodado es el responsable de dos tercios del calentamiento provocado por el total de emisiones del transporte (esto se ha calculado mediante una perspectiva histórica, tomando las emisiones desde tiempos preindustriales).

Si se incluyen todos los gases, no sólo el CO2, y se considera el efecto de las emisiones actuales del tráfico rodado sobre el clima futuro, la proporción es aun mayor: las emisiones del transporte rodado en la actualidad constituirán tres cuartas partes del calentamiento provocado por el transporte en los próximos cien años.

En cuanto al transporte marítimo, la situación es más complicada. Hasta hoy, el transporte marítimo ha tenido un efecto de enfriamiento sobre el clima. Esto se debe a que las embarcaciones emiten grandes proporciones de los gases SO2 y NOx, que tienen un efecto de enfriamiento. No obstante, aunque hasta el día de hoy estos dos gases habían proporcionado un efecto de enfriamiento en el sector de transporte marítimo, este efecto disminuirá en breve, ya que los gases no permanecen mucho tiempo en la atmósfera. Tras un par de décadas, predominará el gas CO2, de mayor duración, con lo que, a la larga, el tráfico marítimo tendrá un efecto de calentamiento.

El efecto de enfriamiento neto del transporte marítimo no implica que las emisiones de este subsector no deban reducirse. Tanto el SO2 como el NOx dañan el medio ambiente de otras maneras.

Debe indicarse que el SO2 y el NOx no están cubiertos por el protocolo de Kyoto, al igual que ocurre con el carbono negro (carbonilla). Por lo tanto, el protocolo es demasiado restringido para captar el verdadero efecto climático de las emisiones del transporte, especialmente del sector de transporte marítimo.

Detrás del transporte rodado, el transporte aéreo está en segundo lugar en cuanto a calentamiento global. El motivo de que el tráfico rodado encabece la lista se debe principalmente a la cantidad de vehículos que existen y a que el efecto de enfriamiento de sus emisiones es muy reducido. Los investigadores todavía no han observado las emisiones por kilómetro o por persona en una cierta distancia utilizando diferentes medios de transporte.

Asimismo, el transporte aéreo contribuye en gran medida al calentamiento global. Sin embargo, la contribución histórica de las emisiones del tráfico aéreo al calentamiento global es inferior a la mitad de las emisiones del tráfico rodado. En los próximos 100 años, las emisiones del tráfico rodado de la actualidad tendrán un efecto en el clima cuatro veces mayor que el efecto climático de las emisiones del tráfico aéreo actual.

El calentamiento producido por las emisiones del transporte ferroviario es muy pequeño, casi imperceptible, en comparación con los efectos del transporte rodado y aéreo.

En general, la contribución del sector de transporte al calentamiento global seguirá siendo elevada en el futuro. Las emisiones actuales del transporte son responsables de aproximadamente el 16 % del forzamiento radiactivo neto de los próximos 100 años. El principal culpable de este calentamiento es el CO2, seguido por el O3 troposférico.

Fuente: CICERO
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las siete claves del virus del Nilo Occidental: qué es, qué lo transmite y cómo evitarlo

Tras el brote de casos de meningoencefalitis provocados por el virus del Nilo Occidental en Andalucía han surgido diversas incógnitas, en particular sobre las especies de mosquitos implicadas. Culex perexiguus y Culex pipiens, autóctonas de España, son los principales vectores de este virus, que reside en muchas aves e infecta a caballos y humanos. El Aedes japonicus, aunque tiene capacidad de transmitirlo, no está en el sur de España ni parece ser el responsable del brote de esta semana.

Alt de la imagen
En los anfibios, los telómeros se acortan más rápidamente durante los primeros años

El estudio de los extremos de los cromosomas (telómeros) y la enzima capaz de regenerarlos (telomerasa) es una línea de investigación puntera para saber más sobre el envejecimiento humano. Un equipo de científicos ha documentado el acortamiento de los telómeros con la edad en otro grupo de vertebrados: los anfibios.