CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

Los caudales de los ríos mediterráneos disminuirán hasta un 34% en 2100

English
  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

El aumento de la temperatura media global provocado por el cambio climático hará que zonas como la cuenca mediterránea se vuelvan más secas y áridas, lo que afectará de manera directa a la disponibilidad de agua. Un estudio revela que antes de 2100 el caudal de ríos en esta área disminuirá de media hasta un 34% en cabeceras, una cifra que alcanzará el 50% en otoño.

Más información sobre:
caudal
río
Mediterráneo
cambio climático
agua

SINC | | 16 marzo 2016 08:34

<p>Desembocadura del río Tordera en Cataluña, uno de los ríos analizados en el estudio. / <a href="https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/43/Desembocadura_Tordera.JPG" target="_blank">Wikipedia</a></p>

Desembocadura del río Tordera en Cataluña, uno de los ríos analizados en el estudio. / Wikipedia

El año 2015 batió todos los records de calor: la temperatura media global superó en un 1 ºC las registradas en la era preindustrial, según la Organización Meteorológica Mundial. Pero la tendencia seguirá durante las próximas décadas, de hecho 15 de los 16 años más cálidos ya se han registro en el siglo XXI. Según los expertos, si sigue la tendencia para 2100 se alcanzará un aumento de temperaturas de entre 2,7 y 3,5 ºC.

El clima será cada vez más árido y seco en la cuenca mediterránea, considerada una de las zonas del planeta más vulnerables al cambio climático.

Ante este escenario, el clima será cada vez más árido y seco en la cuenca mediterránea, considerada una de las zonas del planeta más vulnerables al cambio climático. Las proyecciones apuntan además a un descenso importante en la disponibilidad de agua. 

Para entender cuál será la respuesta de ríos y ecosistemas, un equipo de científicos catalanes ha analizado las consecuencias del aumento de la aridez en el territorio. En el estudio, publicado en Hydrological Sciences Journal, los investigadores evaluaron los principales impactos del cambio climático en tres cuencas de tamaño mediano en Cataluña (Fluvià, Tordera y Siurana). 

“Estas cuencas son comparables en superficie, representan climáticamente un gradiente latitudinal a lo largo de la franja litoral catalana e incorporan además una diversidad interna de condiciones ambientales y de usos”, señala a Sinc Diana Pascual, investigadora del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) y autora principal del trabajo. 

Para ello, los científicos utilizaron como proyecciones de cambio climático los escenarios de emisiones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) B1 y A2. Estos escenarios se han introducido en el modelo hidrológico SWAT, previamente calibrado y validado, para analizar los efectos de los escenarios en el caudal de los ríos catalanes, una metodología extrapolable al resto de los ecosistemas de la cuenca mediterránea. 

Mayor impacto en las cuencas húmedas 

Los resultados revelan que entre 2076 y 2100, los caudales de los ríos sufrirán reducciones generalizadas que serán más severas en las cabeceras de las cuencas de condiciones húmedas (Fluvià y Tordera), cuyo caudal descenderá de media en un 34% aproximadamente. En el Fluvià en el escenario climático más severo se alcanzará incluso el 48%. En el caso de la cuenca más árida (Siurana) el caudal disminuirá un 25% de media. 

En el Fluvià en el escenario climático más severo se alcanzará incluso una disminución del caudal del 48%

Además, “se esperan cambios en la estacionalidad de los caudales”, alerta Pascual. En verano y otoño, los ríos experimentarán un descenso del 30% y el 50% respectivamente. También se esperan cambios en los caudales ecológicos o de mantenimiento de los ríos a final del siglo. “Durante períodos de tiempo más largos, el caudal de los ríos será inferior al caudal ecológico o de mantenimiento, que es el caudal que necesitan para asegurar el buen funcionamiento de los ecosistemas vinculados a este medio. El efecto será más marcado en las cabeceras de las cuencas de condiciones húmedas”, recalca la investigadora. 

Para el equipo de investigación, en el que también han participado la Universidad de Barcelona y la Universidad Autónoma de Barcelona, el trabajo aporta una información valiosa para los gestores del agua y del territorio. “Esto les permitirá entender, localizar y cuantificar los efectos del cambio climático en los recursos hídricos, información clave para el diseño de medidas de adaptación”, concluye la científica. 

Referencia bibliográfica

Pascual, Diana; Pla, Eduard; Lopez-Bustins, Joan A.; Retana, Javier; Terradas, Jaume. “Impacts of climate change on water resources in the Mediterranean Basin: a case study in Catalonia, Spain” Hydrological Sciences Journal 60(12): 2132-2147 DOI: 10.1080/02626667.2014.947290 diciembre de 2015

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: Cataluña
Fuente: SINC

Comentarios

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |20. marzo 2016 09:12:54

    Para atenuar y corregir el cambio climático de una manera real y no ficticia es necesario que la humanidad asuma que es una especie sociocultural, dejando de identificar la libertad con el dominio totalitario sobre la conciencia de los parámetros naturales que definen las características de las sociedades y los individuos, o sea pasar de una identidad estético emocional a una identidad ideológico intelectual, de no ser así la humanidad como especie sociocultural se extinguirá, ya que una especie sociocultural fundamentada sobre el desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas solo tiene razón existencial de ser si cumple este cometido.

    El paradigma sociocultural de la identidad estético emociona individual y colectivo de la humanidad ha caducado, sin que tengan ningún valor real que este paradigma sea compartido por los progresistas y los conservadores.

    Todo lo contrario el que compartan este paradigma solo tiene valor si forma parte de un proceso de desarrollo evolutivo de la misma, cuya función es crear las condiciones para que se produzca una mutación sociocultural que determine la extinción de las identidades estético emocionales, dando nacimiento a las identidades ideológico intelectuales individuales y colectivas.

    El arte cinematográfico hizo en los años cincuenta un planteamiento de estos problemas en las películas Planeta Prohibido y La Invasión de los Ladrones de Cuerpos. Algo que fue posible porque la inercia progresista del siglo XX aun no había sido devorada por la Contrarrevolución Burguesa Postmoderna, como lo demuestra la actual literatura y cinematografía de ciencia ficción.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER