Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los glaciares de Groenlandia se ‘adaptan’ a los veranos calurosos

El sistema de drenaje interno de la capa de hielo que cubre Groenlandia evita que se acelere el flujo hacia los océanos durante los veranos calurosos. Así lo revela una investigación europea publicada hoy en Nature. Sin embargo, los científicos niegan que la región helada esté “a salvo” del cambio climático.

El sistema de drenaje interno de la capa de hielo que cubre Groenlandia evita que se acelere el flujo hacia los océanos durante los veranos calurosos. Imagen David Astley

Hasta ahora, los científicos pensaban que un aumento de las temperaturas durante el verano aceleraba el deshielo de la capa que cubre Groenlandia y como consecuencia, aumentaba el flujo de los glaciares hacia el océano. Sin embargo, un equipo de investigadores ha descubierto que el sistema de drenaje interno de esta capa se “adapta” para poder contener más agua derretida, sin acelerar el flujo.

“El aumento del derretimiento de la superficie que se esperaba durante el siglo XXI podría no afectar al índice de pérdida de hielo a través del flujo”, señala Andrew Shepherd, investigador de la Escuela de la Tierra y el Medioambiente de la Universidad de Leeds (Reino Unido), y director del estudio que se publica hoy en Nature.

“No obstante, esto no significa que la capa de hielo esté a salvo del cambio climático ya que el impacto del deshielo transportado por el océano sigue siendo incierto”, advierte el investigador. La capa de hielo de Groenlandia cubre cerca del 80% de su superficie y si se derritiera por completo, el nivel del mar aumentaría siete metros.

Movimiento más lento

Los investigadores han utilizado las observaciones realizadas por el veterano satélite ERS-1 de la Agencia Espacial Europa (ESA, en sus siglas en inglés) en seis glaciares rodeados de tierra en el suroeste de Groenlandia. Con estos datos se ha estudiado el ritmo del flujo del hielo en años con diferentes niveles de deshielo, de 1993 a 1998.

Para Shepherd, aunque la aceleración inicial del deshielo fue parecida durante todos los años de estudio, la desaceleración se produjo antes durante los años más calurosos.

Según sus investigaciones, la abundancia de agua derretida durante estos años provocó un cambio temprano en los conductos de la base del hielo. Este hecho causó una bajada de presión que redujo la velocidad el hielo.

El artículo destaca que este descubrimiento conlleva importantes implicaciones para la futura evaluación del aumento del nivel global del mar.

------------------------------------

Referencia bibliográfica:

Aud Venke Sundal, Andrew Shepherd, Peter Nienow, Edward Hanna, Steven Palmer y Philippe Huybrechts. “Melt-induced speed-up of Greenland ice sheet offset by efficient subglacial drainage”. Nature. 26 de enero de 2011. Doi:10.1038/nature09740

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La huella humana provoca más cambios en la vegetación de las islas que el clima

La colonización de las islas ha causado cambios irreversibles que siguen siendo constantes siglos después. Una nueva investigación, que ha cuantificado el impacto humano a través del estudio del polen de hace 5.000 años, revela que las alteraciones de la vida vegetal por la colonización humana son once veces mayores que las debidas al clima.

El deshielo de todos los glaciares del mundo se ha acelerado en lo que llevamos de siglo

En los últimos 20 años, los glaciares han perdido de media un total de 267 gigatoneladas de hielo cada año, según las observaciones realizadas en más de 200.000 de ellos. Los resultados, que se incluirán en el próximo informe del IPCC, muestran que este deshielo es la causa del 21 % del aumento observado en el nivel del mar desde el año 2000.