Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los perros pueden tener conciencia de su propio cuerpo

Los perros, protagonistas del #Cienciaalobestia, son capaces de reconocer su propio cuerpo como un obstáculo cuando este les dificulta para lograr determinadas tareas. Este hallazgo permite respaldar la idea de que poseen conciencia corporal.

En el estudio participaron 32 perros. / Pixabay

Ya se sabía que los perros poseían algunas capacidades cognitivas complejas, como la muestra de empatía o el aprendizaje social, pero no estaba del todo claro si tenían algún tipo de autoconciencia.

Los perros se salían de la alfombra con mucha más frecuencia y antes cuando era realmente necesario

Ahora, un nuevo estudio, realizado con 32 perros domésticos y publicado en Scientific Reports, sugiere que los canes son capaces de reconocer su propio cuerpo como un obstáculo, así como de comprender las consecuencias que ocasiona sobre sus propias acciones.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad Eötvös Loránd, en Hungría, pusieron a prueba a sus participantes cuadrúpedos mediante una serie de tareas en las que su cuerpo era un obstáculo, es decir que por su propio peso no podían realizar una determinada tarea. Las mascotas debían recoger y entregar en mano un pequeño juguete a sus dueños mientras estaban de pie sobre una alfombra a la que estaba fijado el juguete. La trampa estaba en que, para lograrlo, los perros tenían que abandonar la alfombra.

En este sencillo experimento, los científicos vieron que los perros abandonaban el tapete antes y con más frecuencia que en los ejercicios similares donde el juguete no estaba anclado a la alfombra, sino al suelo, donde los perros no notaban ninguna fuerza que les levantase los pies al tirar de la alfombra.

Del mismo modo, los autores percibieron que los animales abandonaban más la alfombra con el juguete en la boca cuando el muñeco estaba sujeto a esta que cuando lo hacía al suelo. En 77 de las 113 pruebas realizadas los perros se quitaron de la alfombra para intentar dar el juguete a sus dueños.

“Al comparar las condiciones de ambas pruebas, descubrimos que los perros se salían de la alfombra con mucha más frecuencia y antes cuando era realmente necesario. Es decir, cuando su cuerpo era el obstáculo”, señalan los científicos.

Los canes perciben su propio cuerpo

Por descartar otras posibles explicaciones, como que los perros abandonaban la alfombra por incomodidad, los expertos les sometieron a otras pruebas en las que, sobre la alfombra, se les incomodaba tirando de ella con el objetivo de que la abandonasen. Solo cinco perros abandonaron la alfombra en esta circunstancia.

Las mascotas diferenciaron en qué ocasiones era necesario abandonar la alfombra para conseguir su propósito y cuándo no era necesario

Estos datos sugieren que los perros son capaces de reconocer su cuerpo como un obstáculo que les impedía cumplir el objetivo de entregar el juguete a su dueño. También, que las mascotas diferenciaron en qué ocasiones era necesario abandonar la alfombra para conseguir su propósito y cuándo no era necesario.

“Los canes podrían representar sus propias acciones y sus consecuencias en su modelo mental y separarlo de otros estímulos externos. Reaccionaron de manera diferente cuando estos estímulos fueron causados ​​por su propia acción”, indican.

Según reflejan los investigadores en el estudio, este hallazgo permite respaldar la idea de que los perros poseen conciencia corporal, que es “la capacidad de mantener en mente información sobre el propio cuerpo, como un objeto explícito, en relación con otros objetos en el mundo”, según los autores. Bajo su criterio, esta capacidad podría considerarse como uno de los pilares fundamentales de la autorrepresentación.

Referencia:

Lenkei, Rita et al. “Dogs (Canis familiaris) recognize their own body as a physical obstacle”. Scientific Reports

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
El perro más antiguo de América revela nuevos datos de la llegada de los humanos al continente

Un equipo de científicos, liderado por la Universidad de Búfalo en EE UU, ha hallado los restos más antiguos de un perro doméstico descubiertos en América. Los fragmentos de hueso apoyan la teoría de que estos animales podrían haber migrado con los humanos a lo largo de la costa del Pacífico.

Los bosques europeos son cada vez más vulnerables a los vientos, incendios y plagas de insectos

Un equipo internacional de investigadores ha identificado los principales factores de vulnerabilidad a la crisis climática de los bosques europeos. Los datos aportados por los algoritmos contribuyen a mejorar la gestión de dichos ecosistemas naturales.