Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los sumideros marinos de carbono podrían ser una alternativa para la lucha contra el cambio climático

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha presentado ayer en la Cumbre sobre Cambio Climático y Áreas Protegidas de Granada el primer estudio en profundidad sobre los ecosistemas marinos. El trabajo Gestión de los Sumideros Naturales de Carbono Costeros demuestra que la capacidad para atrapar carbono de forma progresiva de praderas oceánicas, manglares y marismas es mayor que los sumideros de carbono terrestres, los bosques.

Praderas marinas en Tanga. Foto: Jerker Tamelander / UICN.

El informe de la UICN, elaborado con el apoyo de Natural England, la Fundación Lighhouse y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), ofrece los datos más recientes sobre la capacidad del océano para almacenar carbono y sobre la función que praderas oceánicas, manglares y marismas ejercen en la reducción de los efectos negativos del cambio climático.

“La pérdida actual de dos tercios de las praderas marinas y el 50% de los bosques de manglares debido a las actividades humanas, amenaza seriamente la capacidad de almacenamiento de carbono y es comparable al declive anual de los bosques del Amazonas”, ha declarado Dan Laffoley, autor principal del informe y vicepresidente Marino de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de UICN.

El estudio proporciona recomendaciones políticas concretas sobre cómo incluir la gestión de los sumideros marinos de carbono en las estrategias internacionales y nacionales de reducción. “Es necesaria una acción internacional urgente para garantizar un reconocimiento universal de los ecosistemas costeros marinos como sumideros fundamentales de carbono, y para gestionarlos y protegerlos de forma adecuada”, ha añadido Laffoley.

El potencial del mundo marino

Según el informe, el potencial de los manglares, las marismas y las praderas marinas para almacenar carbono se garantiza a través de una serie de enfoques de gestión como las Áreas Marinas Protegidas, la Planificación Espacial Marina, las técnicas de gestión de los caladeros de pesca según su zonificación, un desarrollo costero regulado, y la rehabilitación de los ecosistemas.

“El mundo marino no sólo regula nuestro clima y suministra bienes y servicios básicos; también nos ayuda a hacer frente al cambio climático”, ha declarado Carl Gustaf Lundin, director del Programa Marino Global de UICN. “Los dirigentes a nivel nacional e internacional tienen que evaluar políticas y mecanismos de financiación para la protección y gestión de nuestros océanos, y este informe es el mejor punto de partida”, ha apuntado Gustaf.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Así evolucionó el escudo del tricerátops

Un equipo de paleontólogos, liderado por españoles, analiza cómo evolucionó esta icónica estructura anatómica de los ceratopsianos, el grupo que incluye al famoso Triceratops, durante los 65 millones de años de existencia de estos animales. El trabajo revela que esta morfología se volvió cada vez más variable a lo largo de su evolución.

Alt de la imagen
Desenterrar a los muertos era una práctica habitual en las sociedades megalíticas de hace 5.000 años

Una investigación, liderada por la Universidad de Granada, señala que los restos humanos de la necrópolis megalítica de Panoría, situada en el municipio granadino de Darro, pudieron haber sido considerados como reliquias y utilizarse para marcar y mantener importantes relaciones interpersonales.