Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Mejoran la información de las etiquetas en productos que consumen mucha energía

El consumo energético de grandes electrodomésticos y aires acondicionados aparecerá mejor reflejado en las etiquetas. Los objetivos de este Real Decreto aprobado hoy en el Consejo de Ministros, son ganar eficiencia energética y que los consumidores pueden ahorrar en su gasto. También puede ayudar en la protección del medio ambiente.

aires acondicionados
Mejoran la información de las etiquetas en productos que consumen mucha energía. Foto: Inti

El consumo energético de grandes electrodomésticos y aires acondicionados aparecerá mejor reflejado en las etiquetas. Los objetivos de este Real Decreto aprobado hoy en el Consejo de Ministros, son ganar eficiencia energética y que los consumidores pueden ahorrar en su gasto. También puede ayudar en la protección del medio ambiente.

Las empresas que fabriquen productos como aires acondicionados y grandes electrodomésticos, deberán regular y mejorar, desde hoy, la información que aportan a los usuarios y consumidores indicando el consumo de energía que supone utilizarlos. Así lo ha decidido hoy el Consejo de Ministros, a petición de los ministros de Sanidad, Política Social e Igualdad, y de Industria, Turismo y Comercio.

Esta mejora de la información se verá reflejada en el etiquetado y se aplicará a los productos cuyo uso energéticos repercute de manera significativa en el consumo de energía. El decreto no se aplicará a los productos de segunda mano ni a los medios de transporte para personas o mercancías.

El contenido obligatorio que deberá figurar en las etiquetas, al menos en castellano y en una ficha, será el consumo de energía eléctrica y otras energías e información relativa al rendimiento, características y gasto energético del producto.

El objetivo principal es aumentar la eficacia energética y que los usuarios dispongan de información de forma normalizada, para que puedan elegir productos más eficientes y tengan la opción de ahorrar energía y obtener más beneficios medioambientales.

De este modo las personas que adquieran un producto de estas características deberán tener acceso a la documentación técnica específica del producto como los manuales técnicos y los folletos de los fabricantes. Se debe incluir, además, una referencia a la clase de eficiencia energética del producto.

La medida también afecta a proveedores y distribuidores. Los primeros han de suministrar a los encargados de la distribución las etiquetas y fichas de información obligatoria así como una ficha sobre el producto que se incluirá en todos los folletos.

Por su parte, los distribuidores deberán exhibir de modo visible y legible, las etiquetas del producto incluyendo fichas en el folleto del producto o en cualquier otra documentación que se adjunte para su venta a usuarios finales.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La UNESCO urge a que se aumente la inversión en ciencia para afrontar las crisis

El Science Report de este organismo de la ONU, que se presenta cada cinco años, indica que el gasto en I+D en el mundo aumentó un 19 % entre 2014 y 2018. Sin embargo, apunta grandes disparidades, ya que solo dos países (EE UU y China) representan casi dos tercios de este aumento (63 %), mientras que cuatro de cada cinco países se quedan muy atrás, invirtiendo menos del 1 % de su PIB.

Los Jaume I premian investigaciones de inmunología contra el cáncer, cambio climático e inteligencia artificial

Estos galardones han distinguido a la ingeniera Nuria Oliver, a la astrofísica Licia Verde, al economista Antonio Cabrales, al biólogo molecular Eduard Batllé, al biólogo Fernando Valladares y al empresario Benito Jiménez Cambra.