Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Se trata de moléculas para aplicarlas a áreas diversas

Moléculas entrelazadas controlan el movimiento de un anillo móvil

Un grupo de científicos de la Universidad de Murcia ha publicado un estudio sobre su diseño de compuestos capaces de controlar el movimiento de las moléculas mediante el acoplamiento con otras más pequeñas. En medicina, esta aproximación tendría diferentes aplicaciones, una de ellas sería la fabricación de sistemas de administración controlada de fármacos cuya efectividad comience en el momento deseado.

Alberto Martínez, José Berná y Aurelia Pastor, científicos del grupo de Química Orgánica Sintética de la Universidad de Murcia. / Luis Urbina

Un equipo de investigadores del grupo de Química Orgánica Sintética de la Universidad de Murcia, que dirige el catedrático Mateo Alajarín, trabaja en la creación de estructuras de moléculas entrelazadas con aplicaciones potenciales en áreas tan diversas como los materiales y la medicina.

De hecho, a lo largo de la historia reciente los químicos han conseguido diseñar moléculas entrelazadas con diferentes estaciones y partes móviles (generalmente anillos) que activan su funcionamiento en respuesta a diferentes estímulos.

El estacionamiento de estas partes móviles en uno de estos ‘aparcamientos’ es capaz de expresar, a voluntad, propiedades previamente codificadas por los químicos en su estructura molecular.

Este sistema funciona de un modo similar en los sistemas biológicos, aunque la estructura creada por los científicos es menos compleja

En este estudio, publicado en la revista Angewandte Chemie International Edition, se han diseñado compuestos capaces de controlar ese movimiento mediante el acoplamiento con otras moléculas mucho más pequeñas. Este sistema funciona de un modo similar en los sistemas biológicos, aunque la estructura creada por los científicos es menos compleja.

José Berná, investigador responsable de esta línea de trabajo, explica que su trabajo consiste en "controlar ese movimiento molecular con varios propósitos, entre ellos, desarrollar respuestas macroscópicas que tengan potencial aplicación en otras áreas".

En medicina, esta aproximación tendría diferentes aplicaciones y una de ellas sería la fabricación de sistemas de administración controlada de fármacos cuya efectividad comience en el momento deseado, por ejemplo, cuando la medicación esté en el órgano que se pretende tratar.

Referencia bibliográfica:

Angewandte Chemie International Edition, 2014, Vol. 53, págs. 6762–6767.

Fuente: UCC PRINUM
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados