Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevo sistema de alerta para volcanes europeos

Un consorcio en el que participa el CSIC ha lanzado un proyecto cuyo objetivo es el desarrollo un sistema de alerta temprana para mejorar la comunicación entre los servicios de protección civil y los observatorios vulcanológicos de Europa. El sistema estará basaso en un software abierto denominado VOLCANBOX.

Imagen del cráter del volcán de la Isla Vulcano (Islas Eolias, Italia). / Lavinia Tunini.

Barcelona acogerá los días 23 y 24 de enero la reunión de lanzamiento del proyecto EVE (European Volcano Early Warning System). Será el primer encuentro de trabajo de este consorcio internacional que coordina el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera del CSIC (ICTJA-CSIC) y en el que participan un total de seis socios de cinco países europeos.

El módulo de ‘software’ permitirá la comunicación de la nueva alerta entre los observatorios y las unidades de protección civil

El proyecto tiene como principal objetivo el desarrollo de un Sistema de Alerta Temprana (EWS por sus siglas en inglés) para los volcanes europeos. El EWS será un módulo de software que permitirá mejorar la comunicación entre los observatorios vulcanológicos, los servicios de protección civil europeos y la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) durante posibles episodios eruptivos.

El nuevo módulo, una vez creado, se integrará en la plataforma de software abierto VOLCANBOX para la evaluación y gestión de riesgos volcánicos y que fue desarrollada en el anterior proyecto VeTOOLS.

Al primer síntoma de cambios en la actividad normal de uno de los volcanes monitorizados, y gracias a una serie de protocolos estandarizados, el nuevo módulo informático que ha de desarrollar el proyecto EVE permitirá la comunicación de la nueva alerta entre los actores implicados en la gestión del proceso: observatorios vulcanológicos y unidades de protección civil.

Base datos

El sistema se encargará de actualizar de forma constante los escenarios eruptivos más probables y los riesgos asociados a partir de la evolución de los parámetros físico-químicos que se monitorizan en los volcanes, teniendo también en cuenta la información disponible sobre pasadas erupciones que quedará recogida en una base datos que se generará también en este proyecto.

"Queremos ampliar e implementar la herramienta informática VOLCANBOX en todos los observatorios volcánicos y sistemas de protección civil europeos para que puedan tomar con el tiempo necesario las decisiones más adecuadas y minimizar el impacto potencial en el caso de una erupción", explica Joan Martí, investigador del ICTJA-CSIC y coordinador del proyecto EVE.

El sistema se encargará de actualizar de forma constante los escenarios eruptivos más probables y los riesgos asociados

Martí espera que la iniciativa “sirva también para definir unos protocolos de actuación y comunicación comunes para todos los observatorios y las protecciones civiles de Europa en materia de seguimiento de la actividad volcánica, los cuales son actualmente muy heterogéneos".

Prevención de riesgos naturales

Participan en el proyecto EVE más de una veintena de investigadores expertos en vulcanología física, monitorización volcánica, modelización de procesos volcánicos, programación, procesado de datos y machine learning.

El consorcio del proyecto EVE está formado, además por el Instituto de Ciencias de la Tierra del CNRS de Orleans (ISTO-CNRS, Francia), el Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Islandia (Islandia), el Laboratorio de Magmas y Volcanes de la Universidad Clermont-Auvernia (Francia), el Instituto Nacional de Geofísica y Volcanología (INGV, Italia) y la Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa (Portugal). Además, cada institución lleva asociada a las protecciones civiles de sus respectivos países.

El proyecto está financiado por la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO), que tiene un plan de ayudas específicas anuales para financiar proyectos enfocados a la preparación y prevención de riesgos naturales y antrópicos. La duración del proyecto es de dos años y finalizará en diciembre del 2020.

Fuente: ICTJA-CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La Universidad de Oxford reanuda los ensayos de su vacuna contra la covid-19
SINC

Las pruebas de fase III que desarrolla la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca se interrumpieron el pasado 6 de septiembre por la reacción adversa en uno de los voluntarios. Ahora, el Organismo Regulador de los Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido ha confirmado que es seguro continuar con el ensayo clínico.

Alt de la imagen
Paran el ensayo de la vacuna contra la covid-19 de Oxford por una posible reacción adversa en un participante

Las pruebas de fase III de una de las candidatas de vacuna más avanzadas han sido interrumpidas por la enfermedad de uno de los voluntarios. Expertos consultados por SINC confirman que es motivo para paralizar el ensayo hasta que se discrimine si la dolencia es debida a la vacuna, ya que deben primar la seguridad y transparencia.