Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevos estudios indican que las células madre activan el crecimiento de los tumores

Tres estudios publicados esta semana, dos en Nature y otro en Science, han demostrado en modelos de ratón que ciertos tumores (en cerebro, piel e intestino) crecen activados por células madre. Estos resultados corroboran una de las ideas más controvertidas en la moderna investigación oncológica, que apunta a que los tumores, al igual que los órganos y tejidos, se forman a partir de pequeñas colonias de células madre. La curación del cáncer requeriría la eliminación de dichas células, según los trabajos.

Investigadores han trazado el linaje de una célula dentro de un tumor, las células marcadas en rojo surgieron de una única celula madre. Imagen: G. Driessens (Nature).

Esta semana se han publicado tres estudios independientes que muestran que el crecimiento de ciertos tumores está producido por células madre cancerosas, que trabajan del mismo modo que otras células madre lo hacen para producir, por ejemplo, tejidos. Los trabajos indican también que la eliminación total de estas células debe ser el objetivo para que el tumor no reaparezca.

Uno de los estudios publicados en Nature ha sido llevado a cabo por el equipo liderado por el biólogo Luis Parada de la Universidad de Tejas (EE UU), que ha centrado su trabajo en la identificación de células madre en tumores cerebrales. Su equipo ha utilizado ratones modificados para estudiar cómo actúan estas células en un tipo de tumor cerebral llamado glioblastoma.

Según Parada, en sus investigaciones encontraron que, tras la quimioterapia, el tumor se volvía a reproducir rápidamente debido a la actuación de un grupo de “supuestas” células madre que resistían al tratamiento. “Solo cuando combinamos la quimioterapia con una terapia genética para suprimir estas células, el tumor encogió hasta convertirse en vestigios residuales que no se parecían a un gioblastoma", explica el biólogo.

Tumores agresivos

Otro de los estudios, recogido por Nature, ha sido realizado por el equipo de Cedric Blanpain, de la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica), que ha identificado, asimismo, un subgrupo de células madre que activaban el crecimiento del tumor. Además, comprobaron que, a la vez que los tumores se volvían más agresivos, resultaba más fácil que se crearan nuevas células madre.

Tras la quimioterapia, el tumor se volvía a reproducir debido a la actuación de un grupo de “supuestas” células madre que resistían al tratamiento

Un tercer trabajo en esta misma línea aparece en Science, Arnout Schepers del Hubrecht Institute, en Utrecht (Holanda) y su equipo han confirmado la actuación de células madre en un precursor de cáncer de intestino llamado adenoma. El experimento demuestra que estás células madre generan nuevos adenomas a gran velocidad.

“Los tres trabajos suministran una clara evidencia de que las células madre cancerosas existen", señala a Nature Robert Weinberg, un investigador oncológico en Whitehead Institute, en Cambridge, Massachusetts. "Pero las células cancerosas probablemente actúan de una forma más compleja que la que muestran estos experimentos", añade.

Los investigadores deberán ahora profundizar en el estudio y desarrollar terapias para hallar el modo de identificar y diferenciar este tipo de células madre cancerosas y poder destruirlas sin dañar a la las células madre sanas, responsables de generar y renovar los tejidos del cuerpo.

Referencias bibliográficas:

Jian Chen, Yanjiao Li, Tzong-Shiue Yu, Renée M. McKay, Dennis K. Burns, Steven G. Kernie y Luis F. Parada “A restricted cell population propagates glioblastoma growth after chemotherapy”. Nature (2012) doi:10.1038/nature11287

Gregory Driessens, Benjamin Beck, Amélie Caauwe, Benjamin D. Simons y Cédric Blanpain “Defining the mode of tumour growth by clonal analysis” Nature (2012) doi:10.1038/nature11344

Arnout G. Schepers, Hugo J. Snippert, Daniel E. Stange, Maaike van den Born, Johan H. van Es, Marc van de Wetering y Hans Clevers. “Lineage Tracing Reveals Lgr5+ Stem Cell Activity in Mouse Intestinal Adenomas” ScienceDOI: 10.1126/science.1224676

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Describen los mecanismos responsables de la competencia entre genomas mitocondriales

La selección entre ADN mitocondriales depende de cómo estos afectan al metabolismo celular. Así concluye un estudio, publicado en Science Advances, que revela cómo la célula es capaz de reconocer la presencia de diferentes ADN de mitocondria y seleccionar de forma específica aquellos dependiendo de cómo influyen en su estado metabólico.

Alt de la imagen
ENCODE3: Publicado el catálogo más completo para interpretar nuestro genoma

La tercera fase del Proyecto ENCODE ofrece nuevos hallazgos sobre la organización y regulación del genoma humano y de ratón, un logro que ayudará a revelar cómo la variación genética interviene en el desarrollo de enfermedades. Aproximadamente 500 científicos de todo el mundo, también España, han participado en este registro online. Los resultados se han publicado en 14 artículos de la revista Nature.