Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevos implantes para el tratamiento de infecciones y tumores óseos

Investigadores españoles han desarrollado un nuevo material híbrido para la creación de implantes inteligentes. El hallazgo, publicado en la revista Acta Biomaterialia, abre la puerta a un tratamiento más eficiente de infecciones y tumores óseos.

Diseño de las puertas moleculares que, en ausencia del estímulo, bloquean la entrada de los poros e impiden la salida de las sustancias almacenadas en su interior. Cuando el estímulo está presente, la puerta molecular se rompe, permitiendo la liberación de la sustancia al exterior. / UPV

Científicos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), la Universidad Complutense de Madrid y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN) han diseñado y evaluado a nivel celular un nuevo material híbrido para la creación de implantes –scaffolds– inteligentes.

La novedad principal de este estudio, publicado en Acta Biomaterialia, reside en la incorporación a este material –formado por una matriz mesoporosa de óxidos de silicio, calcio y fósforo– de puertas moleculares que permitirían la liberación controlada de las sustancias almacenadas dentro de los poros, como fármacos antitumorales o antibióticos.

Gracias a estos implantes, el fármaco o antibiótico solo se liberaría cuando se detectaran enzimas asociadas a un tumor o una infección

Una puerta molecular es un mecanismo cuya apertura está en función de determinados estímulos externos, en este caso concreto los fármacos solo se liberarían en presencia de enzimas asociadas a un tumor o a una infección en los huesos.

Según explican Ramón Martínez-Máñez, director científico del CIBER-BBN, y María Vallet-Regí, de la Universidad Complutense de Madrid y jefa de grupo del CIBER-BBN, hoy ya existen scaffolds que permiten la liberación lenta de un medicamento, pero esta se produce de forma automática e inespecífica.

“En este trabajo, hemos desarrollado innovadores nanodispositivos basados en puertas moleculares de adenosina trifosfato (ATP) y ε-poli-l-lisina, utilizando vidrio bioactivo mesoporoso, conocido por sus amplias propiedades osteoregenerativas y osteoinductivas, como soporte inorgánico. Los poros de este material están cargados con el fármaco en cuestión, y la entrada de los poros estaría bloqueada por la presencia de las puertas moleculares mencionadas”, subrayan.

Estos nanodispositivos evitarían la liberación del fármaco de forma inespecífica. “El fármaco o antibiótico solo se liberaría hacia la zona afectada cuando se detectara la presencia de enzimas asociadas a la existencia de un tumor o una infección” explican Martínez-Máñez y Vallet-Regí. De esta forma, se reduciría el uso de fármacos indiscriminado, aumentando la eficiencia de los tratamientos.

Nuevos biomateriales para tratamientos

Sobre cómo funcionarían las puertas moleculares, Martínez-Máñez explica que la existencia de un tumor óseo puede llevar asociado un incremento en la expresión de fosfatasa alcalina, y es ante la presencia de esta enzima cuando las puertas se abren para liberar el fármaco en cuestión. En el caso de infecciones en el tejido óseo, el estímulo que abre la puerta son las proteasas liberadas por las bacterias que infectan este tipo de materiales.

En los trabajos de laboratorio, los investigadores demostraron la eficacia de los nanodispositivos aplicando en concreto doxorrubicina –citotóxico ampliamente utilizado en el campo médico– para el caso de los tumores; y para las infecciones óseas un antibiótico de amplio espectro, el levofloxacino.

“Este estudio supone la posibilidad de desarrollar nuevos biomateriales para las terapias contra el cáncer de hueso e infecciones óseas. Los resultados obtenidos hasta el momento en los cultivos celulares son muy prometedores, si bien quedan muchos pasos por dar. El siguiente sería la fabricación de dispositivos tridimensionales utilizando este material, y su validación en un modelo animal”, concluye Vallet-Regí.

Referencia bibliográfica:

Lorena Polo, Natividad Gómez-Cerezo, Elena Aznar, José-Luis Vivancos, Félix Sancenón. Daniel Arcos, María Vallet-Regí, Ramón Martínez-Máñez. Molecular gates in mesoporous bioactive glasses for the treatment of bone tumors and infection. Acta Biomaterialia. http://dx.doi.org/10.1016/j.actbio.2016.12.025

Fuente: UPV/UCM/CIBER BBN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Luis Liz-Marzán y Carlos Simón reciben los Premios Lilly de Investigación Biomédica 2021

La Fundación Lilly ha reconocido las trayectorias de Luis Liz-Marzán y Carlos Simón en las categorías preclínica y clínica, respectivamente. El primero, por sus estudios en nanociencia y nanomedicina y potenciales aplicaciones en la detección, diagnóstico y terapia de enfermedades como el cáncer. El segundo, por sus trabajos sobre fertilidad humana e investigaciones para comprender el comportamiento del endometrio.

El nuevo tratamiento para el alzhéimer aprobado por la FDA genera controversias

Por primera vez desde 2003, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha aprobado un medicamento para el tratamiento del alzhéimer. La decisión ha suscitado una gran polémica ya que no cuenta con grandes resultados probados.