Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Por qué las personas transgénero se enfrentan a un mayor riesgo de infección por VIH

Aunque en la actualidad el pronóstico de la enfermedad es bueno, el número de nuevos casos sigue siendo altísimo, especialmente en algunos colectivos. Investigadores europeos analizan las estimaciones actualizadas de la prevalencia mundial y confirman la importancia de una atención integral a esta población.

La población transgénero se enfrenta a un mayor riesgo de infección por VIH. / Lena Balk | Unsplash

La infección por VIH ha pasado de ser básicamente mortal a principios de la pandemia a ser una patología que no acorta la vida. Sin embargo, se trata de una enfermedad incurable para la que aún no existe vacuna.

La revista PLos One ha publicado, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, un nuevo estudio que pone de manifiesto la prevalencia del virus entre el colectivo transgénero de todo el mundo y muestra la necesidad de continuar con los esfuerzos de prevención.

En comparación con otras personas adultas, las mujeres trans tenían 66 veces más probabilidades de tener VIH, y los hombres trans 6,8 veces más

Este trabajo, realizado por investigadores de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), es un análisis a gran escala que incluye a casi 50.000 personas trans. Los datos recogidos entre el año 2000 y el 2019 representan el mayor conjunto jamás considerado para este tema.

“La población transgénero se enfrenta a un mayor riesgo de infección. Tanto los hombres como las mujeres trans son vulnerables al virus. Durante el periodo de estudio descubrimos que 1 de cada 5 mujeres trans (el 19,9 %) y alrededor del 3 % de los hombres trans eran seropositivos”, explica a SINC Sarah Stutterheim, autora principal.

En comparación con otras personas adultas, las mujeres trans tenían 66 veces más probabilidades de tener VIH, y los hombres trans 6,8 veces más. Además, los científicos holandeses detectaron que la prevalencia variaba en las distintas regiones geográficas, y que África y América Latina parecían estar más afectadas.

En nuestro país, la prevalencia de esta infección en el colectivo trans también es elevada: alrededor del 15 % en mujeres

“Las mujeres trans tienen más riesgo de contraer el VIH, pero durante mucho tiempo se asumió que los hombres trans no. Esta investigación revela que ellos también tienen casi 7 veces más probabilidades que la población general”, añade Stutterheim.

En España, la prevalencia de VIH en este colectivo también es elevada (alrededor del 15 % en mujeres trans). Pero, tal y como indica Almudena García, coordinadora de Apoyo Positivo, “en la mayoría de los registros se mete al grupo de mujeres trans en el contexto de sexo entre hombres, lo que invisibiliza la realidad”.

Qué se puede hacer para mejorar la situación

Los factores que se esconden tras esta epidemia son numerosos, complejos y dinámicos, y en los últimos años se han actualizado las medidas de prevención frente al VIH. Por ello, los expertos piden ahora que se redoblen los esfuerzos para satisfacer las necesidades únicas de atención de este colectivo.

“Tenemos que ajustar la prevención en las mujeres y hombres trans. Los recursos preventivos (como la profilaxis previa a la exposición, PrEP) y las pruebas del VIH deben ser de fácil acceso, libres de discriminación y juicio”, declara a SINC Stutterheim.

Es fundamental ser sensible con este colectivo, respetando su identidad con el uso correcto de pronombres y mensajes inclusivos. Además, los recursos preventivos y las pruebas de diagnóstico deben ser accesibles

Sarah Stutterheim, autora principal

“Es fundamental ser sensible con este colectivo, respetando su identidad con el uso correcto de pronombres y mensajes inclusivos. Y abordar las vulnerabilidades a las que se enfrentan en la sociedad, como la segregación y la marginación”, afirma.

Según García, “hay que tener en cuenta que las personas trans tienen una peor percepción de su estado de salud y bienestar. Más del 50 % retrasa acudir a algún centro sanitario por miedo a los prejuicios o situaciones de discriminación por transfobia o por falta de confianza en el sistema sanitario”.

“Es más, muchas de las personas trans sufren dicha transfobia en todos los ámbitos, lo que puede provocar una alta tasa de desempleo, faltas de apoyo familiar o dificultad en las relaciones sexuales, lo que puede inducir a relaciones de poder, de agresión o de violencia, y del trabajo sexual desprotegido”, continúa.

Las personas trans tienen una peor percepción de su estado de salud y bienestar. Más del 50 % retrasa acudir a algún centro sanitario por miedo a los prejuicios o discriminación

Los autores subrayan que se necesitarán más estudios para un seguimiento continuado de estas cifras, especialmente para determinar cómo influye en ellas la PrEP, cuyo uso se ha ampliado desde 2019 hasta ahora.

“Tenemos la responsabilidad de crear espacios seguros para todas las personas trans y acompañarlas en su empoderamiento y crecimiento personal, así como luchar por una sociedad libre de discriminación”, concluye la especialista española.

Referencia:

Stutterheim SE, van Dijk M, Wang H, Jonas KJ (2021). The worldwide burden of HIV in transgender individuals: An updated systematic review and meta-analysis. PLoS ONE 16(12): e0260063. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0260063

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Los casos de la ola de ómicron en Sudáfrica registran un rápido descenso
EFE

La media semanal de positividad en el país africano ha decrecido casi un 1 % en un día, confirmando la tendencia al descenso de los indicadores de la pandemia. A pesar de ser aparentemente más contagiosa que delta, requiere de menos hospitalizaciones.

Fin de año con ómicron: incógnitas y certezas sobre la nueva variante al cierre de 2021

Los primeros trabajos sólidos sobre la capacidad de las vacunas para frenar la infección por la variante ómicron, que acaban de publicarse, refuerzan la necesidad de una tercera dosis. Los expertos recuerdan, no obstante, que el objetivo de las vacunas nunca fue frenar la infección, sino evitar la enfermedad grave. Resumimos lo que se sabe por ahora sobre ella.