Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Preparan la seguridad de la futura ‘Internet de los objetos’

La red del futuro permitirá la interacción de los usuarios con cada vez más objetos y dispositivos, lo que implicará nuevas amenazas. La Universidad de Málaga colabora en un proyecto europeo destinado a sentar las bases de este nuevo entorno en materia de seguridad. El objetivo es construir una red de expertos y de comunidades de ingeniería del software, de servicios y de seguridad.

Desde la UMA se ha realizado una hoja de ruta de cómo debería ser la investigación en el área del software seguro./ NESoS

Es difícil anticipar hacia dónde evolucionará un medio tan dinámico y heterogéneo como internet, pero los expertos predicen que su tamaño y alcance cada vez será mayor. Se estima que en menos de diez años el número de objetos conectados a la red –actualmente 2.000 millones– se multiplique por 300.

Esta red del futuro, que se ha venido a llamar la 'Internet de los objetos' es, según la Comisión Europea, “un medio de interacción de máquinas, vehículos, aparatos, sensores y otros dispositivos” que en los próximos años serán gestionados por sus propietarios desde cualquier lugar.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) participa en un proyecto europeo sobre estos avances. La investigación tiene por objetivo crear una red de expertos y poner en contacto a todas las comunidades de ingeniería del software, de servicios y de seguridad.

Bajo el nombre de ‘The Network of Excellence on Engineering Secure Future Software Services and Systems (NESSoS)’, esta iniciativa nace como respuesta conjunta al poco camino que hasta el momento se había recorrido de forma común en esta área.

Hoja de ruta para investigar en software seguro

“Lo que se intenta es que desde que se conciba una aplicación se piense en seguridad”, explica Carmen Fernández, investigadora de la UMA. Desde esta universidad se ha realizado una hoja de ruta de cómo debería ser la investigación en el área del software seguro, además de identificar qué grupos a nivel mundial trabajan en este campo.

“Estamos trabajando para que Europa tenga su propio camino aunque sin ir muy lejos del que se sigue en EE UU, así evitaremos problemas con los estándares”, añade Fernández.

En concreto, la principal finalidad es incluir y reforzar de forma progresiva los conceptos de 'confianza' y 'reputación' en todo tipo de aplicaciones. “Tú te proteges cuando te instalas un antivirus, pero únicamente te defiende ante lo que puede acceder a tu ordenador, en el caso de la interacción con otros usuarios no llegas a saber quién puede haber al otro lado y, mucho menos, cómo se va a comportar”, explica esta investigadora.

Alfabetización de los usuarios

Lo anterior, en parte, se traduce en buscar mecanismos que faciliten la toma de decisiones sobre si podemos o no interactuar con según qué sujetos. “Para ello, es necesario además centrar los esfuerzos en la alfabetización de los usuarios; se ha de saber que cuando todo esté interconectado, seguramente no nos interese que todos nuestros ‘amigos’ sepan, por ejemplo, que llevamos un mes fuera de casa”.

Esto se encuentra directamente en conexión con otro de los objetivos en los que participa la UMA: el apartado de integración, para el que han diseñado un calendario de jornadas con la intención de fijar criterios y aunar políticas de investigación en materia de seguridad informática.

El proyecto NESSoS, en el que colaboran empresas, fundaciones y universidades de España, Bélgica, Francia, Italia, Noruega, Suiza y Alemania; está financiado con 3,8 millones de euros y tiene prevista su finalización en 2014.

El grupo de la de la UMA que está realizando la investigación es Network Information and Computer Security Lab (NICS). Está integrado en el grupo GISUM, y lo dirige el catedrático del departamento de Lenguajes y Ciencias de la Computación, Javier López.

Fuente: Universidad de Málaga
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Inteligencia artificial para ver mutaciones causantes de distintos tipos de cáncer

Científicos del centro IRB Barcelona han desarrollado un método computacional que, mediante algoritmos de aprendizaje automático, identifica mutaciones que causan cáncer según la clase de tumor. La herramienta se llama BoostDM, y actualmente trabaja con perfiles mutacionales de 28.000 genomas de 66 cánceres diferentes.

Cómo recolocar una orquesta para reducir el riesgo de covid-19

Trasladando el piano, el arpa y los instrumentos de percusión hacia el centro del escenario y llevando los clarinetes, trompetas y flautas a las orillas, más cerca de las rejillas por donde se renueva el aire, se puede reducir la concentración de aerosoles en los conciertos, junto a la siempre necesaria buena ventilación. Investigadores de la Universidad de Utah (EE UU) lo han comprobado con modelos computacionales.