Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los resultados aparecen en el ‘European Journal of Cancer Prevention’

Presentan el primer mapa del cáncer colorrectal en España

Muchos países industrializados disminuyeron sus tasas de cáncer colorrectal en la segunda mitad del siglo XX, pero España se mantiene hoy como una excepción. El fenómeno más llamativo es el “aumento imparable” de la incidencia en hombres y mujeres. Entre 1951 y 2000 la mortalidad también aumentó en España. Son las conclusiones del primer mapa del cáncer colorrectal español.

Imagen histopatológica de un carcinoide de colon teñido con hematoxilina y eosina. Autora: Wikimedia Commons.

Existen grandes contrastes geográficos de la incidencia del cáncer colorrectal en el mundo. El nuevo estudio analiza las causas de estas desigualdades a partir de las tendencias españolas entre 1951 y 2006 en relación con ciertos consumos cambiantes (tabaco, alcohol, carnes rojas y procesadas, pescado, vegetales…) y algunas conductas (ejercicio físico, sedentarismo…).

Los resultados, publicados en el European Journal of Cancer Prevention, muestran que la mortalidad por el cáncer colorrectal ha aumentado entre 1951 y 2000 en hombres y mujeres. El dato optimista es que, desde entonces y hasta 2006, el número de muertes se ha estabilizado en varones y ha descendido en mujeres.

“Durante la segunda mitad del siglo XX, muchos países industrializados han disminuido sus tasas de incidencia y mortalidad y, en algunos casos, países con tasas más altas que España en el pasado presentan ahora valores más bajos. El fenómeno más llamativo es el aumento imparable de la incidencia en varones y mujeres”, explica a SINC Luis María Béjar, autor principal del estudio e investigador de la Universidad de Sevilla.

El cáncer colorrectal es el segundo tumor de mayor incidencia y mortalidad en España tras el de pulmón en varones, y el de mama en mujeres. En 2006, murieron en España 13.101 personas por cáncer colorrectal, el 12,9% del total de muertes por cáncer durante aquel año.

¿A qué se atribuyen estas diferencias?

Varios factores de exposición asociados al comportamiento explican estas tendencias, sobre todo, el consumo de tabaco y el alcohol. “En España, el consumo per capita de cigarrillos en el periodo 1960-2006 presenta un firme aumento hasta finales de los ‘80, seguido de un importante descenso en los años posteriores y de una estabilización del consumo a partir de finales de los ’90, detalla Béjar.

“Como en muchos países, el precio de los cigarrillos en relación con los ingresos ha sido determinante de su consumo. Pero se ha producido un inexplicable retraso por parte de los gobiernos autonómicos y estatales a la hora de adoptar medidas legislativas para incrementar los impuestos sobre el tabaco”, comenta el experto.

La evidencia científica obtenida a partir de un extenso número de estudios epidemiológicos muestra que el tabaquismo incrementa el riesgo de desarrollar pólipos colorrectales y cáncer colorrectal. Hoy la fracción de cáncer colorrectal atribuible al tabaquismo en la población se sitúa entre el 12 y el 21%.

Por otro parte, el consumo de alcohol aumenta hasta comienzos de los años ‘80 seguido de un periodo de lento decrecimiento. Los datos disponibles en España muestran que durante el periodo 1951-2006 la prevalencia de grandes consumidores de alcohol fue mayor entre los hombres.

No obstante, los autores apuntan que España tiene uno de los precios medios relativos del alcohol más bajos en el oeste de Europa, y que su consumo ha permanecido como uno de los mayores en el mundo durante las últimas décadas.

“La aplicación en España de medidas legislativas y educativas más enérgicas contra el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la ingesta de carnes rojas, el estilo de vida sedentario y los demás factores analizados es urgente”, concluye Béjar.

“El Gobierno gasta miles de millones de euros en tratamientos de enfermedades crónicas, pero promover estilos de vida saludables produciría mayores beneficios”, apunta el equipo de investigadores.

--------------

Referencia bibliográfica:
Luis Béjar, Miguel Gili, Verónica Díaz, Gloria Ramírez, Julio López, Juan L. Cabanillas y Aurelio Cayuela. “Incidence and mortality by colorectal cancer in Spain during 1951–2006 and its relationship with behavioural factors”. European Journal of Cancer Prevention, 18:436–444, noviembre de 2009.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La acumulación elevada de porfirinas es un marcador de COVID-19

Científicos del centro CIC bioGUNE en el País Vasco han comprobado que pacientes graves con coronavirus presentan en su suero una concentración anormal de porfirinas, un tipo de componente proteico sanguíneo. El ajuste de sus valores podría aliviar algunos de los síntomas que padecen.

Alt de la imagen
Un análisis de sangre podría detectar el cáncer en las etapas tempranas

La revista Nature Communications publica el desarrollo de un test sanguíneo no invasivo que podría utilizarse para la detección en fase inicial de cinco tipos comunes de cáncer –estómago, esófago, colorrectal, pulmón o hígado y hasta cuatro años antes del diagnóstico convencional.