CIENCIAS SOCIALES: Psicología

Proponen eliminar la identidad transgénero de las listas de trastornos mentales

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La depresión, el sufrimiento y los problemas sociales que padecen los transexuales son causados, en su mayor parte, por el rechazo social y la violencia hacia estas personas, según ha concluido un estudio de campo publicado en The Lancet Psychiatry. La investigación apoya que para reducir el estigma es necesario eliminar la identidad transgénero de la clasificación de trastorno mental.

Más información sobre:
CIE-10
DSM-5
transexual
transgénero

SINC | | 27 julio 2016 00:30

<p>La definición de la identidad trans como un trastorno mental ha sido utilizada para denegar la asistencia sanitaria. / Santiago González Courel</p>

La definición de la identidad trans como un trastorno mental ha sido utilizada para denegar la asistencia sanitaria. / Santiago González Courel

Un nuevo estudio de campo, dirigido por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (México), muestra que la angustia y los problemas que sufren los transexuales son resultado del rechazo social y la violencia a la que son sometidos.

El estudio, publicado en The Lancet Psychiatry, es el primero realizado sobre el terreno (Ciudad de México) con el propósito de cambiar la catalogación de la identidad trans como trastorno mental. En la actualidad la investigación está siendo replicada en Brasil, Francia, India, Líbano y Sudáfrica.

La transexualidad está actualmente clasificada como un trastorno mental en los dos principales manuales de diagnóstico del mundo

Los investigadores entrevistaron a 250 personas transgénero entre 18 y 65 años de edad que estaban recibiendo servicios de atención médica en la clínica Condesa, la única pública especializada en servicios de asistencia sanitaria a transexuales en la Ciudad de México. 

"El estigma que asocia trastornos mentales a la identidad transgénero ha contribuido a la precaria situación legal y a violaciones de los derechos humanos de las personas trans", comenta el autor principal, Geoffrey Reed, profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México. 

"La definición de la identidad trans como un trastorno mental ha sido utilizada para denegar la asistencia sanitaria y ha contribuido a la percepción de que las personas transgénero deben ser tratadas por especialistas en psiquiatría”, explica Reed.  “La definición incluso ha sido mal utilizada por algunos gobiernos para negar a las personas trans el derecho a tomar decisiones sobre cuestiones como, por ejemplo, el cambio de documentos legales para la custodia de los niños", añade el profesor.

Rechazo social y violencia, los detonantes

El estudio refleja que los participantes tomaron conciencia de su identidad transgénero durante la infancia o la adolescencia –en edades comprendidas entre los 2 y los 17 años– y que fue durante ese periodo cuando mayor rechazo social experimentaron.

El 90% de los participantes sufrieron durante su adolescencia problemas familiares, sociales, en su vida académica o en el trabajo. El 83% experimentó trastornos psicológicos relacionados con su género, de entre los cuales los síntomas depresivos fueron los más comunes.

Más de tres cuartas partes de los participantes (76%) padecieron rechazo social por su condición sexual, en primer lugar por miembros de la familia, seguido por compañeros de trabajo y amigos. El 63% fue víctima de violencia –física y psicológica– relacionada con su identidad de género y, en casi la mitad de estos casos, la agresión fue perpetrada por un miembro de la familia. 

El 90% de los participantes sufrieron durante su adolescencia problemas familiares, sociales o en el trabajo

Con modelos estadísticos, los investigadores concluyeron que el rechazo social y la violencia son los factores que más desencadenan la angustia y los problemas que sufren las personas transgénero.

"Las tasas de experiencias relacionadas con la exclusión y la violencia son extremadamente altas, lo que pone en relieve la necesidad de políticas y programas para reducir la estigmatización y la persecución de esta población”, señala la investigadora principal, Rebeca Robles, del Instituto Nacional de Psiquiatría de México. “Los esfuerzos deben comenzar por la eliminación de la identidad transgénero de la clasificación de los trastornos mentales", añade la investigadora.

Modificar la clasificación

Ser transexual está actualmente clasificado como un trastorno mental en los dos principales manuales de diagnóstico del mundo: en la CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud y en el DSM-5 de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Su catalogación como trastorno mental es cada vez más controvertida. Un grupo de trabajo de la OMS ha recomendado que la identidad transgénero se incluya en un nuevo capítulo del CIE-11 que hable sobre las condiciones relacionadas con la salud sexual.

"Nuestros hallazgos apoyan la idea de que la angustia que sufren es el resultado de la estigmatización", declara Robles. "El siguiente paso es confirmar esto en diferentes países y conseguir que la Organización Mundial de la Salud apruebe la modificación de la Clasificación Internacional de Enfermedades para el año 2018", concluye.

Referencia bibliográfica:

Rebeca Robles et al.: “Removing transgender identity from the classification of mental disorders: a Mexican field study for ICD-11”. The Lancet Psychiatry, 26 de julio de 2016 http://dx.doi.org/10.1016/ S2215-0366(16)30165-1

Zona geográfica: Internacional
Fuente: SINC

Comentarios

  • Andres |27. julio 2016 10:10:58

    Opino que todo lo que sea homosexualidad, en su más diversa manifestación, debe ser tratado en el ámbito de las ciencias de la Salud, campo que le es propio. Cuando una persona se separa de su mandato biológico para construir su género es porque situaciones le ocurrieron que se lo impidieron.
    Con respecto a la angustia y depresión no creo que se originen en la desaprobación social ni en la repudiable violencia, sino en un mecanismo interno que le alertalerta inconscientemente el despegó a la ley y las consecuencias derivadas de ello

    Responder a este comentario

    • María |04. agosto 2016 08:53:06

      Me pregunto cómo un chimpancé como usted tiene acceso a internet.

      La depresión es por el desapego a la ley, decirle tonto sería quedarse corto. Por cierto, la transexualidad y la homosexualidad son temas muy diferentes, a ver si antes de opinar nos informamos un poquito.

      Responder a este comentario

  • Fernando |05. agosto 2016 08:41:04

    No creo que esté considerado como enfermedad mental por "la depresión, el sufrimiento y los problemas sociales" que lleva aparejados. Sería como decir que la miopía o el astigmatismo solo son enfermedades por el estigma de que nos llamen gafotas. Las bases biológicas de una enfermedad lo son con independencia de su consideración social. En el caso del transgénero, supongamos que nadie los estigmatizase y no sufriesen de rechazo alguno. ¿Haría eso que dejase de ser una enfermedad mental? ¿Qué distingue a una persona que siente que pertenece a otro sexo, de otra -que salió hace poco en las noticias- que cree haber nacido en la especie equivocada y se siente gato, o de los que creen ser Napoleón? Yo no juzgo moralmente a nadie, me limito a los hechos, y los hechos son que en los tres casos su percepción no se ajusta a la realidad. Y tenga ese desajuste base psicológica o genética, lo cierto es que existe, repito, con independencia de su aceptación social. Por lo que no veo motivo para sacarlo de un libro de enfermedades, todo lo más, para plantearse si es un tipo de enfermedad u otra.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER