Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un estudio genómico revela que la domesticación de los perros fue más compleja de lo que se creía

Un equipo internacional de científicos ha intentado reconstruir, a través de la genómica, la historia de las poblaciones de cánidos, sus relaciones y los flujos de genes que se produjeron. Ahora se tiene una imagen mucho más detallada y algo sorprendente.

Antes de que los humanos formaran sociedades agrícolas, hace entre 11.000 y 34.000 años, los perros y los lobos evolucionaron de un ancestro común. Los investigadores creen que los primeros perros pudieron convivir con los primeros humanos cazadores y recolectores, adaptándose posteriormente a la vida agrícola.

La investigación, publicada en la revista PLoS Genetics, ha consistido en el análisis de los genomas de perros modernos y de lobos grises y ha sido liderada por científicos estadounidenses de las universidades de California y Chicago.

Han participado Óscar Ramírez, Belen Lorente Galdos y Tomás Marqués Bonet (ICREA), miembros del grupo de investigación en Genómica Comparativa del Instituto de Biología Evolutiva (Universidad Pompeu Fabra-CSIC).

El perro doméstico no desciende directamente del lobo

Las secuencias de lobo gris se han obtenido del genoma de animales provenientes de China, Croacia e Israel, en representación de las tres regiones en que se cree que los perros se originaron. Además se han empleado dos razas de perro (basenji y dingo) provenientes de áreas (África central y Australia) que históricamente se han mantenido aisladas de las modernas poblaciones de lobos, y también se ha analizado el genoma de un chacal, una especie que pronto se diferenció del resto de cánidos.

La superposición genética observada entre algunos perros modernos y los lobos sería el resultado de cruce posterior a la domesticación de los cánidos

El estudio muestra que, con independencia de su procedencia geográfica, los genomas de los lobos analizados tienen más en común entre sí que con los perros. Esto sugiere que parte de la superposición genética observada entre algunos perros modernos y los lobos sería el resultado del cruce posterior a la domesticación de los cánidos y no una línea de descendencia directa de un grupo de lobos.

Tanto las poblaciones de lobos como las de perros redujeron significativamente su número después de la divergencia entre ambos grupos. Este resultado implica que la diversidad de las poblaciones de lobo actual no es representativa de la variabilidad presente en el momento de la domesticación.

El grupo de científicos catalanes ha trabajado en la duplicación de un gen, la amilasa (AMY2B), que facilita la digestión del almidón. La amilasa se había sugerido como indicador fundamental para la domesticación, dado que los primeros perros convivieron junto de la especie humana y se tuvieron que adaptarse a un régimen alimenticio mayoritariamente vegetariano, producto de una sociedad agrícola.

Pero al analizar doce razas adicionales de perros se ha visto que la situación es mucho más compleja de lo que se creía, dado que los dingo y los husky siberianos tienen pocas copias de este gen, mientras que algunos lobos actuales presentan más de dos copias, lo que indica que la duplicación de la amilasa no es exclusiva ni de los perros ni del proceso de domesticación.

Referencia bibliográfica:

Freedman AH, Gronau Y, Schweizer RM, Ortega-Del Vecchyo D, Han E, Silva PM, Galaverni M, Fan Z, Marx P, Lorente-Galdos B, Beale H, Ramírez O, Hormozdiari F, Alkan C, Vilà C, Squire K, Geffen E, Kusaka J, Boyko AR, Parker HG, Lee C, Tadigotla V, Siepel A, Bustamante CD, Harkins TT, Nelson SF, Ostrander EA, Marques-Bonet M, Wayne RK, Noviembre J. (2014), "Genome Sequencing Highlights the Dynamic Early History of Dogs", PloS Genetics, 16 de enero 2014.

Fuente: Universidad Pompeu Fabra
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Descubierta una nueva especie de briozoo en un monte submarino del mar de Alborán

Tras analizar la biodiversidad de los briozoos, unos diminutos animales coloniales que viven sujetos al fondo, en el monte submarino del Seco de los Olivos, frente a las costas de Almería, un equipo de científicos españoles y brasileños ha identificado 43 especies diferentes, de las cuales tres nunca se habían visto en el Mediterráneo y otra ha resultado ser nueva para la ciencia.

Hallan microplásticos en agua dulce de la Antártida

Científicos españoles, liderados desde la Universidad Autónoma de Madrid, han descrito por primera vez la presencia de microplásticos en el agua dulce de un área protegida de la Antártida. Los resultados confirman la presencia de fragmentos contaminantes de poliéster, acrílico y teflón, con tamaños menores a cinco milímetros y distintas formas y colores.