POLÍTICA CIENTÍFICA: Política científica

El programa L’Oréal-Unesco lanza la iniciativa ‘Cambia las cifras’

Un manifiesto pide acabar con la discriminación contra las mujeres en la ciencia

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Menos del 20% de puestos de responsabilidad en ciencia en España están ocupados por mujeres, pese a que en una institución como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) las becarias suponen el 60%. Evitar este desequilibrio y animar a las mujeres a que prosigan la carrera investigadora son algunos de los objetivos del manifiesto Cambia las cifras, presentado ayer en la sede del CSIC en Madrid.

Más información sobre:
cifras
L’Oréal–UNESCO
mujer
ciencia

SINC | | 24 septiembre 2015 11:11

<p>La bióloga Selena Giménez-Ibáñez con el lema del manifiesto. / L’Oréal–UNESCO</p>

La bióloga Selena Giménez-Ibáñez con el lema del manifiesto. / L’Oréal–UNESCO

“Porque el mundo necesita ciencia y la ciencia necesita mujeres, es el momento de ir más allá para lograr que ellas puedan, en igualdad de condiciones, dedicarse a la investigación”. Así arranca el manifestó Cambia las Cifras, impulsado por el programa L’Oréal–UNESCO For Women in Science con motivo de su 15 aniversario en España.

El acto, organizado en la sede del CSIC en Madrid, contó con la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+i, que apoyaron públicamente el manifiesto.

El documento defiende la necesidad de acortar las distancias entre hombres y mujeres en la ciencia y que la sociedad reconozca de forma pública la aportación de las científicas al progreso de la humanidad. Además, pretende servir de precedente para dar un vuelco a las cifras, luchar contra prejuicios y abrir nuevas oportunidades para las féminas, señalaron los organizadores.

Menos del 20% de los puestos directivos

Solo el 30% de los investigadores del mundo son mujeres y únicamente el 3% de premios Nobel científicos han sido otorgados a mujeres. En España, menos del 20% de los puestos directivos en la carrera científica están ocupados investigadoras.

En esta línea, Flora de Pablo, profesora de investigación del CSIC, señaló, en un video mostrado durante la presentación, que en su institución –que es el mayor organismo de investigación de España– “tiene un 60% de becarias, pero solo un 25% de ellas llega a puestos de responsabilidad".

Ayer una representación de algunas de las científicas españolas más prestigiosas, entre ellas, la bioquímica Margarita Salas y la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, María Blasco, se sumaron a esta iniciativa para acabar con estos desequilibrios. “Si las mujeres no damos un paso, esto no va a cambiar”, dijo Blasco.

Otras más jóvenes como Selena Giménez-Ibáñez, una bióloga especializada en la relación entre las plantas y los patógenos que las atacan, manifestó su deseo de que dejara de verse a las científicas como ‘bichos raros’.

María Blasco: “Si las mujeres no damos un paso, esto no va a cambiar”

Las principales demandas del manifiesto se resumen en seis puntos: la necesidad de dar visibilidad a la labor de las científicas españolas y poner en valor su aportación clave para el avance de la ciencia y de la sociedad; dar a conocer su trabajo para que tenga mayor presencia en medios. Además, reconocerlas en los premios científicos, en los que están infrarepresentadas –solo reciben el 18%–; favorecer su presencia en puestos de primer nivel en investigación; ayudarlas para que puedan avanzar en su carrera investigadora, e incentivar las vocaciones científicas y el interés por la ciencia desde niñas.

Bolsas de investigación 2015

Coincidiendo con el lanzamiento del manifiesto, ayer se entregaron también las bolsas de investigación 2015 que dotan con 15.000 euros a cinco científicas españolas con proyectos de investigación en laboratorios españoles.

En los últimos diez años, han apoyado a 47 científicas españolas con un total de 815.000 euros, alternando los campos de especialización de las becas entre las ciencias de la vida y las ciencias de la materia.

En esta edición, las premiadas han sido las investigadoras Verónica Ayllón (especializada en leucemia infantil); María José Buzón (terapias para curar la infección por VIH); Laura Masgrau (utilización de nanopartículas para curar el cáncer colorrectal); María Mittlebrunn (biología molecular para luchar contra el envejecimiento); y Marta Navarrete (sobre el papel que juegan los astrocitos –las células más abundantes del sistema nervioso central– en los procesos de memoria y aprendizaje).

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |28. septiembre 2015 08:50:49

    Mas allá de todas las medidas formales que se puedan tomar la raíz de la discriminación esta en que la realidad social objetiva esta fundamentada sobre la alienación, de modo que todos los principios y normas presuntamente contrarios a la misma, así como favorecedores de la superación de esta alienación no tienen otra función que justificar, legitimar y hacer aceptable esta realidad social objetiva.

    Yo recuerdo que las feministas hace ahora entre 30 y 40 años decían ante las observaciones de la izquierda de que las mujeres contribuían a fomentar el machismo, que ninguna mujer quería la alienación de la misma forma que los trabajadores tampoco querían ser alienados y explotados.

    Pero ante tan seguras y rotundas afirmaciones yo me hacia la pregunta de ¿por que los trabajadores no habían acabado con el capitalismo?, lo que indicaba que los trabajadores, oprimidos y alienados en general querían seguir siendo oprimidos, alienados y explotados.

    La mayoría por no decir todos y todas las personas progresistas y revolucionarias no se planteaban estas cuestiones, pues creían de alguna manera en el mito de la libertad natural y no estaban dispuestas a asumir algo muy simple: que la humanidad era una especie sociocultural y que todo cambio real, solo podía hacerse por medio de la extinción social de las identidades socioculturales creadas por las relaciones sociales de producción.

    En una palabra que la libertad no venia determinada por una presunta autentica y genuina identidad natural, pues la única función de esa creencia es salvaguardar una identidad social fundamentada sobre la alienación del particularismo social de la propiedad privada con o sin burguesía (estalinismo, anarquismo, etc).

    Lo que significa que frente a esta realidad social todo el progreso social y cultural alcanzado, no es mas que una utopía sociocultural burguesa, cuya única función real es esterilizar la capacidad de transformación sociocultural real, o sea un autentico trabajo científico de ingeniería social que nada tiene que ver con la estética social del particularismo de la propiedad privada burguesa con o sin burguesia.

    Décadas de social democracia burguesa con burguesía o pseudo comunismo burgués sin burguesía, han sido liquidadas por la contrarrevolución burguesa postmoderna, cuyo lema es: hoy vuestra vida es peor que hace 10 años y en el futuro aun viviréis peor.

    Pero lo mas inquietante es que los que presumen de ser alternativa se niegan a hacer balances reales, lo que significa que la única función real que cumplen es ocultar que racionalizar la vida social humana, tan solo es posible extinguiendo la vida social infrahumana que las ficciones de la estética social burguesa hace pasar por humanas.

    Soy perfectamente consciente que la aplastante mayoría de las personas progresistas y revolucionarias, pueden sentirse molestas e incluso ofendidas por lo que digo. Pero si consideran que estoy equivocado lo tienen muy fácil, yo a diferencia de ellas y ellos no tengo ninguna necesidad de creer emocionalmente en lo que digo, me basta con saber.

    Es verdad que para poder saber he debido realizar un esfuerzo que en principio no debía corresponder a una sola persona, pero hay que asumir las cosas como son y ser consecuente con los propios propósitos.

    Por lo que tome la decisión de imitar a los titanes, pero sin cometer los errores tácticos y estratégicos de los mismos. Ellos tenían que tomar el Olimpo porque creían en Zeus, yo me he limitado a crear una metodología que me permitiera establecer científicamente lo que era Zeus y el conjunto de su fantasmagórica obra.

    El progresismo y los revolucionarios y revolucionarias que esconden su fracaso escamoteando balances reales, así como invocando una interpretación progresista y revolucionaria de la estética social burguesa, son los titanes que preparan el camino de Hércules, el cual restaurara la gloria de Zeus abortando para siempre la potencia sociocultural que no ha sido desarrollada.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER