Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nuevo exoesqueleto se adapta a cada forma de caminar

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado un aparato ortopédico que minimiza la energía empleada para caminar. La prótesis externa va acoplada al tobillo y aporta al usuario una asistencia personalizada que disminuye en un 24% el coste metabólico necesario para andar. Con los avances en este tipo de dispositivos, los expertos esperan mejorar las capacidades físicas de las personas, facilitando la realización de cualquier actividad.

Exoesqueleto de tobillo. / Steve Collins

En las últimas décadas, un gran número de ingenieros y científicos han centrado sus investigaciones en crear aparatos de asistencia que mejoren el rendimiento locomotor humano, específicamente en términos de ahorro energético. El último prototipo –publicado en Science– es un exoesqueleto de tobillo y pie que reduce por debajo de los niveles normales el coste metabólico necesario para caminar.

La nueva prótesis se adapta a los gestos de cada persona

Debido a que cada persona tiene diferentes rangos de movimiento, Juanjuan Zhang, autora principal de la investigación, junto con un equipo de investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon (Pensilvania) han decidido crear un exoesqueleto que se adapte a los gestos de cada persona, facilitando la ejecución de acciones como andar, levantar peso o gastar menos energía en un proceso de rehabilitación.

Para mejorar el rendimiento de cada individuo cuando camina, los expertos han desarrollado un modelo en el que el exoesqueleto modifica su asistencia en función del gasto energético de cada persona. El dispositivo tiene en cuenta los movimientos de rotación, torsión máxima, elevación y caída del tobillo. Así, tras una hora de caminata, el sistema identifica cuáles son los patrones de apoyo que disminuyen la energía necesaria para realizar la actividad.

Los exoesqueletos mejoraran las capacidades humanas

Optimizar la asistencia de los exoesqueletos podría beneficiar a todo tipo de personas

Los expertos probaron el dispositivo en 11 voluntarios sanos y observaron una reducción del 24% en la energía empleada para caminar. Además, a uno de los participantes le acoplaron una prótesis en cada tobillo, lo que redujo su coste metabólico hasta un 33%.

También comprobaron que los participantes que caminaron durante un tiempo adicional, aminoraron aun más el gasto energético. Así, los científicos sugieren que aumentar el tiempo de de uso optimiza el sistema.

Con los recientes avances, los ingenieros esperan fabricar exoesqueletos que reduzcan el coste metabólico y la actividad muscular de un mayor número de capacidades, como el equilibrio, la velocidad o la resistencia, optimizando la asistencia de estos aparatos en diferentes contextos.

El equipo de investigadores vaticina que la optimización de los dispositivos podría beneficiar a todo tipo de personas, desde individuos que quieren mejorar su movilidad a causa de problemas fisiológicos y enfermedades crónicas, hasta deportistas de élite.

Referencia bibliográfica:

Juanjuan Zhang, et al. "Human-in-the-loop optimization of exoskeleton assistance during walking". Science. http://science.sciencemag.org/cgi/doi/10.1126/science.aal5054. (2017)

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Manuel Carro, experto en ‘apps’ de rastreo de la COVID-19
“Las aplicaciones para detectar contagios son un experimento que vale la pena probar”
Mónica G. Salomone

Ni panacea ni amenaza para la privacidad: las aplicaciones de seguimiento de interacciones, bien utilizadas, serán un complemento a los rastreadores humanos, según defiende el director del Instituto IMDEA Software. Este profesor de Informática en la UPM explica por qué están tardando en desarrollarse. “Quizá de haberlo hecho antes tendríamos menos rebrotes ahora”, dice. 

Alt de la imagen
Desarrollan un ecógrafo pulmonar para la detección y seguimiento de la COVID-19

Una nueva herramienta, desarrollada por un equipo del CSIC, toma imágenes de los pulmones y usa la inteligencia artificial para simplificar su interpretación. Incluye además un sistema de desinfección que reduce el riesgo de contagio del personal sanitario. La producción del dispositivo correrá a a cargo de la empresa española DASEL.