Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Económicas

Un nuevo indicador mide con mayor precisión la competitividad turística

Investigadores de las universidades de Valladolid y Valencia han aplicado la metodología del análisis envolvente de datos para construir un indicador simplificado y ponderado de la competitividad turística, alternativo al del Foro Económico Mundial. Según esta nueva clasificación, Estados Unidos, China, España, Francia y Alemania ocupan los primeros puestos.

Turistas en la catedral de León. / MUSAC

Un equipo del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Valladolid y del Grupo INTECO de la Universidad de Valencia han desarrollado un indicador más preciso para medir la competitividad de los destinos turísticos.

A partir de distintas metodologías, han cuantificado las variables más determinantes de la competitividad turística y estas son, según sus datos, las referentes a la acumulación de recursos culturales y naturales.

Cada dos años, el Foro Económico Mundial propone un indicador de competitividad turística para una muestra de países a nivel mundial. Este indicador está compuesto por 88 variables, que se agregan en cuatro etapas sucesivas, todas ellas desarrolladas con la metodología de medias simples.

“Pero nosotros, al igual que otros investigadores en la materia, consideramos que este modo no es el más adecuado puesto que, entre otras cosas, está otorgando la misma importancia a todas las variables, cuando algunas pueden tener un peso significativo sobre la competitividad mucho mayor”, explica Mafalda Gómez Vega coautora del estudio, publicado en la revista Tourism Management.

Los investigadores españoles han elaborado una clasificación alternativa a la del Foro Económico Mundial

Por ello, los investigadores han propuesto un indicador alternativo a partir de los datos que el propio Foro Económico Mundial publica bianualmente, construido en base a la metodología del análisis envolvente de datos (DEA, por sus siglas en inglés). Este enfoque permite no solo obtener un indicador sintético de competitividad, si no también determinar qué variables contribuyen en mayor medida a esa competitividad y de una forma relativamente objetiva.

Análisis envolvente de datos

“Hemos empleado un número significativo de metodologías, en primer lugar el modelo no paramétrico de análisis envolvente de datos, que generalmente se emplea para analizar procesos productivos, pero que recientemente se ha comenzado a utilizar como método para construir indicadores sintéticos”, precisa la investigadora, quien añade que han aportado una mejora a través de técnicas multicriterio, lo que permite obtener “unos resultados más interpretables y clasificaciones de competitividad”.

Por último, los autores han aplicado el primer algoritmo de Simar y Wilson para complementar el trabajo a nivel metodológico, ya que es “el más adecuado para combinar eficiencia y análisis de regresión, eliminado posibles sesgos”.

Con el indicador que han construido, los investigadores han elaborado una clasificación alternativa a la del Foro Económico Mundial. Mientras que este sitúa a España, Francia, Alemania, Japón y Gran Bretaña en los cinco primeros puestos como destinos turísticos más competitivos, con el indicador ponderado son Estados Unidos, China, España, Francia y Alemania los primeros clasificados.

“Por ejemplo China, que en el caso del Foro Económico Mundial es el destino 15, en nuestro indicador se eleva a la segunda posición, debido a su gran acumulación de recursos culturales UNESCO”, precisa. “Nuestro modelo da una gran importancia a través de los pesos a esa variable y por ello China obtiene ese resultado”, agrega Gómez Vega.

Así, las variables que determinarían en mayor medida la competitividad turística serían las relativas a la acumulación de recursos culturales y naturales. “Está claro que poseer este tipo de recursos, especialmente de primer orden como las declaraciones UNESCO, otorgan visibilidad al destino y le conceden un valor añadido frente a sus rivales”, concluye la investigadora.

Referencia bibliográfica:

Gómez-Vega, M., & Picazo-Tadeo, A. J. “Ranking world tourist destinations with a composite indicator of competitiveness: To weigh or not to weigh?”. Tourism Management, 72, 281-291m (2019).

Fuente: DICYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Beatriz González López-Valcárcel, asesora del ministerio de Ciencia e Innovación para la COVID-19
“Tenemos que aplanar también la curva de las consecuencias económicas de la pandemia”
Mónica G. Salomone

Para esta economista, el “principal reto” al que nos enfrentamos es mantener el equilibrio entre economía y salud. Perderlo supondrá o bien caer en un abismo económico, o bien colapsar las UCI. Avanzar por el filo de ese cuchillo requerirá un “ajuste muy fino” de medidas que eviten desde la masificación en el metro hasta el avance de la desigualdad.

Alt de la imagen
El estado de alarma ha reducido casi un 80 % los contagios potenciales por coronavirus
SINC

La declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo ha logrado disminuir en un 79,5 % el número de posibles casos de COVID-19 en España, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oviedo. Si no se hubiera tomado esta medida, las infecciones confirmadas hubieran pasado de 126 a 617 mil con fecha 4 de abril.