Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nuevo test permite examinar la evolución de las células madre

Las células madre son extremadamente versátiles: pueden desarrollarse de 220 maneras diferentes, transformándose en un tipo de células corporales especializado. Ahora, el desarrollo de estas células puede observarse e investigarse sistemáticamente con la ayuda de dos nuevos aparatos que imitan las condiciones que existen en el cuerpo humano con gran exactitud.

El prototipo de MagnaLab permite examinar de forma sistemática el desarrollo de células madre.

Los biólogos y los científicos médicos pretenden utilizar la capacidad de diferenciación de las células madre para obtener selectivamente células cardíacas, células de la piel o células nerviosas para el tratamiento de distintas enfermedades. Sin embargo, las técnicas de cultivo de este tipo de células madre no son muy eficaces hoy en día. “Necesitamos dispositivos que hagan lo mismo pero que ofrezcan datos estadísticamente fiables”, señala Günter Fuhr, director del Fraunhofer Institute for Biomedical Engineering (IBMT).

Así, dos prototipos de laboratorio para la diferenciación de células madre permiten examinar sistemáticamente por primera vez las complejas evoluciones de las células madre. Estos dispositivos son el resultado del proyecto internacional CellPROM (Programación celular mediante nanodispositivos), financiado con 16,7 millones de euros por la Unión Europea y coordinado por el IBMT.

“El tipo de cultivo celular utilizado hasta el momento se aleja demasiado de las condiciones naturales”, señala Daniel Schmitt, coordinador del proyecto CellPROM. Esto es debido a que en el organismo las células madre entran en contacto con solutos, nutrientes, ARN mensajeros y un gran número de células distintas. Millones de proteínas descansan dentro o sobre las membranas celulares y excitan a las células madre para que se transformen en células especializadas.

“Lo que queremos es proporcionar a las células madre en el laboratorio una superficie lo más similar posible a las membranas celulares”, explica Schmitt. “Con este propósito, el consorcio ha desarrollado varios métodos mediante los que se pueden aplicar eficazmente diferentes biomoléculas a las superficies compatibles con las células”.

En los dos aparatos, denominados MagnaLab y NazcaLab, las células madre se ponen en contacto con los factores de señalización de una manera predefinida. En el primero, varios cientos de células crecen sobre substratos de cultivo recubiertos con biomoléculas. En el segundo, grandes números de células individuales, bañadas en una solución de nutrientes, flotan a lo largo de canales paralelos, donde se encuentran micropartículas cargadas con factores de señalización.
Los investigadores han demostrado en aproximadamente 20 modelos celulares diferentes que estas células polivalentes pueden estimularse mediante señales en la superficie para transformarse en células especializadas. “Utilizamos un microscopio y una cámara con avance rápido de imágenes para documentar cómo las células individuales se dividen y se diferencian”, concluye Schmitt.

Fuente: Fraunhofer-Gesellschaft
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El envejecimiento de la mujer afecta a la etapa crítica final de la maduración de los óvulos

Un nuevo estudio analiza cómo el envejecimiento afecta a la segregación cromosómica, el procesamiento del ARN y el metabolismo mitocondrial. Los resultados muestran que la edad puede influir en la capacidad de un ovocito para procesar productos genéticos críticos para los últimos pasos de su desarrollo.

Día Mundial del Recuerdo de Chernóbil: 35 años del desastre
Cómo afectó el accidente nuclear de Chernóbil a los supervivientes y a sus hijos

Se cumplen 35 años del fatídico incidente en la central nuclear de Chernóbil, cuyas consecuencias reales han sido muy difíciles de estimar. Dos estudios publicados en la revista Science analizan los efectos genéticos de la radiación en las personas que sobrevivieron y en su descendencia.