Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Presentación de nuevos fósiles

Un oso de las cavernas llega al Museo Nacional de Ciencias Naturales

Todo aquel que se acerque hasta el Museo Nacional de Ciencias Naturales situado en Madrid podrá ver, a partir de hoy, las 41 nuevas piezas de la exposición ampliada Minerales, fósiles y evolución humana, donadas por la Fundación Bancaria ”la Caixa”. Entre ellas destacan los restos fósiles de un oso cavernario adulto y su cría, y la reproducción hiperrealista a tamaño natural de cuatro especies de homínidos.

Oso cavernario adulto (Ursus spelaeus) integrado en la exposición Minerales, fósiles y evolución humana. / MNCN

El Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) incorpora desde hoy más de 40 nuevas piezas fósiles que cualquier visitante que se acerque hasta su sede en Madrid podrá ver en sus salas. Las más llamativas, todas ellas donadas por la Fundación Bancaria ”la Caixa”, son un oso cavernario adulto y su cría, así como la reproducción hiperrealista de cuatro especies distintas de homínidos: Australopithecus afarensis, Homo habilis, Homo erectus y Homo neanderthalensis, realizadas por la artista Elisabeth Caynès.

“Esta renovación tan importante, que ha supuesto un cambio en las salas, nos permite transmitir el conocimiento científico a toda la sociedad, que es la vocación que ha tenido el museo a lo largo de sus 240 años de historia”, ha dicho Santiago Merino, director del MNCN-CSIC, durante la presentación de las nuevas piezas.

Fósil de mamut / MNCN

Fósil de mamut / MNCN

“Las incorporaciones suponen una mejora tanto de los contenidos como de la disposición y organización expositiva. Se trata de una remodelación que incrementa la calidad y la belleza de la exposición que el MNCN inauguró en 2010”, ha indicado el comisario de la exposición, Jesús Dorda.

Las nuevas piezas se incorporan a la exposición Minerales, fósiles y evolución humana. Otras de las nuevas incorporaciones son fósiles pertenecientes a un mamut lanudo, Mammuthus primigenius y un estromatolito –fósil con huellas de las primeras evidencias de existencia de vida en el planeta–. Se han renovado también más de 30 vitrinas, que incluyen cuatro dioramas con las representaciones de las cuatro especies de homínidos.

Lucy (Australopithecus afarensis) / SINC

Lucy (Australopithecus afarensis) / SINC

Según explicó Emilio Lora-Tamayo, presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, estos fósiles auténticos "realmente espectaculares" vienen a complementar el discurso que tiene esta exposición. "Ha permitido, junto a la mejora de contenidos, una remodelación que incremente su contenido científico, su mensaje y belleza”, ha añadido.

“El valor que tienen estos fósiles adquiere mayor relevancia en el contexto que les rodea”, ha explicado Jordi Portabella, director del Área de Investigación y Conocimiento de la Fundación Bancaria ”la Caixa”. “Compartimos con el CSIC y el museo el interés por la ciencia y la divulgación del conocimiento", ha concluido.

Homo erectus / MNCN

Homo erectus / MNCN

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Efectos a largo plazo de la caza furtiva: los elefantes sin madre sobreviven menos

Tras analizar datos individuales de elefantes recogidos durante décadas, dos estudios paralelos muestran los efectos negativos que la caza ilegal genera en estos grandes mamíferos, protagonistas de #Cienciaalobestia. Los que han quedado huérfanos tienen menos opciones de supervivencia, incluso después del periodo de lactancia, y sin ellos las poblaciones disminuyen.

Los neandertales capturaban aves en las cuevas para su consumo

El uso de antorchas y una buena visión nocturna permitió a los neandertales cazar en cuevas unas aves esquivas durante el día y de plumaje negro, conocidas como chovas. Según un nuevo estudio, el hábito de consumirlas por parte de estos homininos fue extenso y frecuente.