Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un videojuego prepara a los estudiantes de salud para el quirófano

La primera experiencia práctica en quirófano real de un estudiante de Medicina, Enfermería u otras profesiones sanitarias puede resultar estresante. Esta situación se consigue mitigar gracias a un videojuego diseñado por la Universidad Complutense de Madrid, que consigue reducir el miedo y los errores de los alumnos, así como mejorar sus conocimientos y actitudes.

Imágenes del videojuego. / Manel Giner.

Con el objetivo de reducir el estrés de los alumnos de Ciencias de la Salud en su primera visita a un quirófano real, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid han diseñado el videojuego Toma de contacto con el bloque quirúrgico, que reproduce y permite la interacción con situaciones rutinarias de la actividad quirúrgica.

“El juego facilita a los alumnos la adquisición de comportamientos básicos sin interferir en la actividad quirúrgica y sin vulnerar las condiciones de asepsia y esterilidad en el bloque quirúrgico, un entorno de alto riesgo para los pacientes y elevado coste económico”, explica Manel Giner, profesor del departamento de Cirugía de la UCM que, con la colaboración del departamento de Software e Inteligencia Artificial, trabajan en programas de innovación educativa.

Está demostrado que el juego reduce el miedo y los errores cometidos por los alumnos que lo utilizan antes de su primera práctica en quirófano

Mediante los estudios llevados a cabo para la validación del videojuego, cuyos resultados han sido publicados en Medical Education y Nurse Education Today, se ha demostrado que este reduce el miedo y los errores cometidos por los alumnos que lo utilizan antes de su primera práctica en quirófano. Igualmente, aumenta su conocimiento sobre cómo actuar, y mejora su actitud.

A lo largo de la simulación se da información, se formulan una serie de preguntas y se plantean situaciones sobre conceptos y comportamientos básicos en quirófano. Los múltiples items que integran el videojuego se agrupan en dos partes básicas en las que el alumno adopta dos roles distintos: observación y participación.

“Se enfatizan aspectos como el equipamiento apropiado en las distintas dependencias del bloque quirúrgico y a apagar el teléfono móvil antes de acceder a él. También se enfrenta al alumno a preguntas de pacientes, solicitudes del personal o toma de decisiones”, describe el investigador de la UCM.

De esta forma se facilita la adquisición de conocimientos de los estudiantes de profesiones sanitarias sobre estructura, personal, elementos y actividad de los quirófanos.

Juegos para una educación beneficiosa

Para la validación de Toma de contacto con el bloque quirúrgico, en primer lugar se llevó a cabo una evaluación por expertos. Después, se completó un estudio con 132 alumnos de segundo curso de Enfermería y tercero de Medicina de la UCM que iban a acudir por primera vez a prácticas en quirófano.

“Se enfatizan aspectos como el equipamiento apropiado en las distintas dependencias o preguntas de pacientes”, describe el investigador de la UCM

Previa división de los alumnos en dos grupos, a los de uno de ellos se les proporcionó la presente versión del videojuego para que la utilizaran libremente el día anterior a sus primeras prácticas, mientras que los alumnos del otro grupo no tuvieron acceso al juego.

Los alumnos de ambos grupos, al día siguiente de su práctica en quirófano, rellenaron un cuestionario en el que se evaluaban cuatro aspectos básicos: miedo, conocimiento previo, percepción sobre errores cometidos y actitud.

Todos los ítems analizados presentaron mejores resultados entre los alumnos que tuvieron acceso al videojuego que entre los alumnos del grupo control, por lo que “se demuestran los efectos beneficiosos de los juegos educativos en la educación médica”, sentencia Giner.

Ante el posible riesgo de que los alumnos acaben viendo como un juego el trabajo en quirófano, el profesor lo tiene claro: “Aunque tradicionalmente se hayan confundido películas o novelas de caballería con historias reales, la mente humana está sobradamente capacitada para discriminar realidad y ficción. Ejercer dicha capacidad debe resultar formativo y estimulante”.

Referencias bibliográficas:

Del Blanco Á, Fernández-Manjón B, Ruiz P, Giner M. Using videogames facilitates the first visit to the operating theatre. Medical Education. 2013 May; 47(5):519-20. DOI: 10.1111/medu.12167.

Del Blanco Á, Torrente J, Fernández-Manjón B, Ruiz P, Giner M. Using a videogame to facilitate nursing and medical students" first visit to the operating theatre. A randomized controlled trial. Nurse Education Today. 2017 Aug; 55:45-53. DOI: 10.1016/j.nedt.2017.04.026. Epub 2017 May 9.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Identifican la causa genética de un tipo de infertilidad femenina

Científicos del Centro de Investigación del Cáncer han descubierto en ratones que el gen HSF2BP es responsable de una forma de insuficiencia ovárica, una de las principales causas de infertilidad femenina. Este fallo prematuro de los ovarios afecta a entre el 1 y el 3 % de las mujeres menores de 40 años.

Alt de la imagen
Diseñado un algoritmo que personaliza el riesgo cardiovascular en personas sanas

El algoritmo EN-PESA contribuirá a personalizar el riesgo cardiovascular, lo que se traducirá en tratamientos y planes de seguimiento más personalizados. El modelo de aprendizaje automático está basado en variables como la edad, tensión arterial, dieta y marcadores medibles en análisis de sangre y orina.