Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una especie de murciélagos norteamericanos podría extinguirse en los próximos 16 años

Una nueva enfermedad infecciosa se está extendiendo por todo el noreste de Estados Unidos y ha matado ya a millones de murciélagos. Un nuevo estudio publicado en la revista Science da la alarma sobre esta enfermedad de rápida propagación y que podría provocar, en los próximos años, la extinción regional de una especie de murciélago (Myotis lucifugus), hasta ahora común en Norteamérica.

Un pequeño murciélago café (Myotis lucifugus) afectado por el "síndrome de la nariz blanca" en una cueva de Nueva York (EE UU). Foto: Ryan von Linden.

“El 'síndrome de la nariz blanca' descubierto por primera vez cerca de Albany (Nueva York) en 2006 afecta a los murciélagos en hibernación y ha causado millones de fallecimientos”, certifica Winifred F. Frick, autora principal e investigadora en la Universidad de California en Santa Cruz (EE UU).

Según el nuevo estudio, que publica hoy Science, la enfermedad se está propagando rápidamente al noreste de EE UU y Canadá, y en la actualidad afecta a siete especies de murciélagos, entre ellas destaca el pequeño murciélago café (Myotis lucifugus). “Si la tasa de mortalidad y la propagación continúan como en los últimos cuatro años, esta enfermedad probablemente conducirá a la extinción regional del pequeño murciélago café, una de las especies más comunes de América del Norte”, señala Frick.

El equipo de científicos estadounidenses de la Universidad de California (Santa Cruz) y de la de Boston analizó los datos de la población de murciélagos recogidos durante los últimos 30 años en 22 cuevas y otros sitios de hibernación en cinco estados del noreste de EE UU.

Los resultados de los análisis predicen un panorama sombrío: si la propagación de la enfermedad no disminuye, existe un 99% de probabilidades de que el pequeño murciélago café se extinga en los próximos 16 años. Por ahora, el número de murciélagos ha disminuido entre un 30 y un 99%. Desde 2006, los científicos han detectado 115 lugares de hibernación en EE UU y Canadá donde la enfermedad está activa.

El hongo que ataca durante la hibernación

El "síndrome de la nariz blanca" se asocia con un hongo (Geomyces destructans), descubierto recientemente, que crece en los tejidos expuestos de los murciélagos en hibernación. El hongo altera a los murciélagos, les provoca un despertar antes de tiempo en su hibernación, un comportamiento extraño, y una pérdida importante de las reservas de grasa, lo que les provoca la muerte durante ese periodo.

Unas encuestas realizadas en invierno de 2006 a 2007 a funcionarios de departamentos estatales de recursos naturales demostraron que los hongos blancos crecen sobre la nariz, las orejas y los antebrazos de los animales que hasta ahora estaban sanos, y les provocan una conducta aberrante y una alta mortalidad en una sola cueva, donde 500.000 murciélagos pueden convivir.

“Esta es una de las peores crisis de la vida silvestre a la que nos hemos enfrentado. La investigación y las comunidades de conservación de murciélagos están intentando encontrar una solución a este problema devastador”, asegura Frick quien pide más investigación, monitorización y gestión para luchar contra esta enfermedad, que podría provenir de Europa donde se ha observado en murciélagos europeos.

El valor de los murciélagos

“Los murciélagos prestan servicios valiosos al ecosistema, para el medio en el que viven y, también tienen beneficios tangibles para los seres humanos. Los murciélagos afectados por esta enfermedad pertenecen a la especie insectívora, y un murciélago por sí solo puede consumir su peso corporal en insectos cada noche, incluyendo parte del consumo de plagas de insectos”, explica la investigadora estadounidense.

“La pérdida de tantos murciélagos es una terrible noticia en cuanto a la importancia de estos animales para el control de insectos”, concluye Frick.

---------------------------------

Referencia bibliográfica:

Winifred F. Frick, Jacob F. Pollock, Alan C. Hicks, Kate E. Langwig, D. Scott Reynolds, Gregory G. Turner, Calvin M. Butchkoski, Thomas H. Kunz. “An Emerging Disease Causes Regional Population Collapse of a Common North American Bat Species”. Science vol 329, 06 de agosto de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Hallan un nuevo grupo de genes virales que protegen a algunos insectos frente a parásitos

Un equipo de científicos ha descubierto una nueva familia de genes presentes en la mayoría de virus de ADN que infectan a insectos, que se ha integrado múltiples veces en los genomas de su huésped y les ha conferido protección frente a determinados grupos de avispas parasitoides. 

ANÁLISIS
La suma de matemáticas y bioinformática desentraña las piezas básicas de los seres humanos
Núria Campillo y Carmen Fernández

La sinergia de disciplinas ha sido clave para el hito científico logrado por el sistema informático AlphaFold al predecir la estructura de las proteínas. La inteligencia artificial ha llegado por la puerta grande a este campo para ayudar a resolver la predicción de la estructura 3D de una manera más rápida.