Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una investigación busca especies de viñedos en peligro de extinción

¿Conoce una parcela vieja con viñas? ¿Ha observado cepas aisladas en un paseo por el campo? ¿Tiene una vid vieja en la fachada de su casa o viñas de más de 30 años en su jardín? Con estas preguntas el proyecto de investigación Valovitis, que lidera el Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología de la Universidad de Zaragoza, busca la colaboración de los ciudadanos para identificar especies de viñedos en peligro de extinción en Aragón y en el sur de Francia.

A pesar de la introducción de muchas variedades en conservatorios vitícolas durante los últimos años, la pérdida de este recurso natural continúa. / Unizar

El objetivo no es otro que encontrar uvas diferentes, minoritarias para obtener vinos más exclusivos y diferenciados para que las empresas y bodegas de ambos lados de la frontera pirenaica puedan ser más competitivas e innovadoras. El proyecto Valovitis se desarrollará durante tres años para elaborar un catálogo tanto físico como online que contendrá la información para que sea consultada por las bodegas de toda la región

Los participantes podrán facilitar información acerca de la especie encontrada (ubicación, sabor, presencia de semillas, etc.) en “Señalar una vid” de la web del proyecto. Además deberán adjuntar cuatro fotos de dicha especie (visión general del pie, hojas, racimos y el extremo de una rama en crecimiento), teniendo en cuenta que el mejor momento para la observación es entre mediados de junio y mediados de septiembre.

Cinco expertos ampelografistas reconocidos a nivel mundial analizarán las propuestas y en algunos casos se realizarán exploraciones in situ para confirmar, a través de pruebas genéticas, la variedad de la especie. El proyecto reconocerá la labor de búsqueda difundiendo en la propia página una foto de los descubridores de las viñas más originales, raras o interesantes.

Las variedades desconocidas que crecen en estado salvaje, en conservatorios o viejas parcelas, podrían cubrir un nuevo tipo de demanda vinícola

En la investigación trabajan además el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), el Instituto Universitario Mixto Agroalimentario de Aragón (IA2) y el Instituto Francés de la Vid y del Vino, que desarrollarán microvinificaciones con las uvas más genuinas. Posteriormente, el Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología del campus aragonés realizará estudios químicos y sensoriales, concretamente sobre el aroma y sabor, que sirvan de base para su innovación y mejora del producto final.

La clave de los viñedos del Macizo Pirenaico

El territorio comprendido a ambos lados de los Pirineos encierra un rico patrimonio genético, ya que es el hogar de más de 130 variedades tradicionales que suponen un alto porcentaje de las variedades tradicionales españolas y francesas. Este recurso único se explica por las fuertes diferencias geográficas, la historia de la civilización romana y por las peregrinaciones a Santiago de Compostela.

A pesar de la introducción de muchas variedades en conservatorios vitícolas durante los últimos años, la pérdida de este recurso natural continúa. Las variedades desconocidas que crecen en estado salvaje, en conservatorios o viejas parcelas podrían ayudar a cubrir un nuevo tipo de demanda del mercado del vino, generando un alto valor añadido comercial o incluso ser más adecuadas para adaptarse al cambio climático.

Los objetivos principales de Valovitis son identificar todos los recursos genéticos de dicho macizo para evaluar su estado sanitario y salvaguardar las especies que estén en peligro de extinción; evaluar el potencial agrónimo, tecnológico y aromático de las diversas variedades, y transferir este conocimiento a bodegas, viveros y demás centros especializados; y hacer emerger y ayudar a implantarse a las variedades minoritarias.

Esta investigación trasfronteriza cuenta con un presupuesto de 700.000 euros –cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa INTERREG V-A España, Francia, Andorra (Poctefa)–.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las ostras producen materiales espumosos con una técnica parecida a la impresión 3D

Científicos españoles han descubierto que las ostras producen estructuras tridimensionales tipo espuma con una tecnología propia, lámina a lámina. Así estos moluscos han solventado el problema de limitación del espacio extrapaleal, es decir el pequeño espacio que separa al molusco de la concha.

Alt de la imagen
OPINIÓN
La lucha contra los microplásticos pasa por el estudio de los ríos
David León Muez

La basuraleza es un problema global: cada día toneladas de residuos derivados de actividades industriales, agrícolas o domésticas acaban en la naturaleza causando, no solo un daño estético, sino una amenaza para la supervivencia de los ecosistemas. En el caso de los microplásticos, el problema tiene solución gracias a la puesta en marcha de acciones para detectarlos en sistemas acuáticos continentales.