Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Veinte años de transferencia del conocimiento a la sociedad

La universidad ya no sólo es fuente generadora del conocimiento, sino que además ha hecho un importante esfuerzo por transferir la ciencia que nace tras sus muros a la sociedad. Entre las entidades que han hecho posible este salto destacan las Oficinas de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI). La de la Universidad Complutense de Madrid celebra este año su vigésimo aniversario

Cuando en 1989 se crearon las primeras Oficinas de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI) el objetivo era el de tender puentes que unieran dos mundos tan dispares como son el universitario y el empresarial. En este tiempo se ha avanzado de manera muy significativa, hasta el punto de que para muchos científicos el trasvase de sus conocimientos a empresas e instituciones es ya algo habitual. La Universidad Complutense de Madrid, que aglutina a casi 7.000 docentes e investigadores de disciplinas muy diversas, figura entre las cinco universidades españolas con un mayor volumen económico en contratos de I+D y consultoría con entidades públicas y privadas, así como en el tercer lugar en número de patentes solicitadas, según el informe de la encuesta RedOTRI 2007.

A lo largo de estos veinte años de funcionamiento se han ido ampliando progresivamente sus áreas de actuación, que abarcan desde la gestión de los contratos de I+D entre universidad y empresa a la divulgación científica, pasando por la comercialización de nuevas tecnologías, el apoyo en la redacción técnica de patentes y su gestión, el asesoramiento en la búsqueda de fondos europeos para la investigación, el apoyo en la creación de empresas de base tecnológica (EBT) y la gestión de convocatorias de financiación privada y de proyectos de financiación pública en colaboración con empresas.

Una buena parte del equipo de la OTRI de la UCM está formada por técnicos doctorados en diversas áreas de la ciencia, desde la química y la biotecnología al medioambiente o las ciencias sociales. Además de ser especialistas en su campo, cuentan con experiencia y formación en la transferencia de tecnología universidad-empresa y en la redacción de patentes. Las otras áreas de la OTRI cuentan con personal especializado en la normativa que rige las relaciones entre el ámbito universitario y empresarial, así como en la gestión y tramitación de los proyectos correspondientes. Entre todos sirven de apoyo y asesoran al investigador que decida colaborar con otras entidades.

Contratos de investigación y patentes

Una de las fórmulas de colaboración que han experimentado un mayor incremento en los últimos años ha sido la contratación directa con empresas y organismos acogida al artículo 83 de la LOU y regulada a nivel interno por la propia Universidad. El año pasado se gestionaron en el seno de la OTRI más de 500 contratos con empresas y administraciones.

El impulso de la creación de nuevas patentes es otra de las prioridades de la OTRI de la Complutense, con el objetivo de proteger las tecnologías, difundir los resultados de investigación y favorecer la transferencia del conocimiento generado al tejido empresarial. Hasta la fecha la OTRI ha gestionado casi 300 patentes a nivel nacional e internacional.

En cuanto a la creación de empresas de base tecnológica (EBT) o spin off universitarias, la UCM cuenta con una normativa específica que regula su funcionamiento. También aquí la OTRI es la encargada de asesorar a los investigadores en sus primeros pasos, así como de dirigirles a otras entidades que puedan ayudarles en su labor, como la Oficina del Emprendedor de Base Tecnológica de la Comunidad de Madrid, el Parque Científico de Madrid, que la UCM comparte con la Universidad Autónoma de Madrid, o la Oficina Compluemprende, que ayuda a todos los emprendedores de la Universidad.

Dentro de la OTRI, y en el área de Financiación Competitiva de I+D, se encuentra la Oficina Europea de la UCM, cuya finalidad es la búsqueda de fondos europeos para la financiación de proyectos de investigación. Su principal fuente de financiación es el Programa Marco de Investigación, una iniciativa de apoyo a la investigación europea dirigida tanto a centros públicos como a empresas. La participación complutense en proyectos europeos –en los que los requisitos son muy exigentes, ya que la competencia es enorme- ha sido tal que en 2007, el último año del que se disponen datos, la UCM ha sido la cuarta universidad española en retorno económico procedente de este programa.

La OTRI se encarga asimismo de informar sobre otras convocatorias, tanto públicas como privadas, destinadas a favorecer la investigación y la transferencia del conocimiento. Entre las ayudas públicas a proyectos de colaboración entre universidad y empresa y especialmente a aquellos proyectos de investigación aplicada se encuentran convocatorias como el TRACE, el CENIT o el Programa de Investigación Aplicada Colaborativa. La OTRI se encarga, además, de gestionar y dar difusión a las convocatorias de fundaciones o empresas dirigidas al fomento de la investigación.

Transmitir el conocimiento

Finalmente, y como parte de esta función de transferencia del conocimiento a la sociedad, la OTRI cuenta con un área de Cultura Científica que, por un lado, se encarga de gestionar y organizar aquellos eventos que sirven para acercar la investigación al público general, como la Semana de la Ciencia y la Feria Madrid es Ciencia de la Comunidad de Madrid. Por otro lado, y desde diciembre de 2007, existe una Unidad de Información y Divulgación Científica, dotada de un periodista especializado en comunicación de la ciencia, encargada de la elaboración y edición de noticias y artículos divulgativos con el fin de mostrar los principales avances científicos gestados en la Universidad.

En cuanto a sus planes de futuro, la OTRI-UCM ha puesto en marcha un Plan Estratégico de Transferencia (PETRA 2009-2012) en el que se plantea como meta seguir mejorando el proceso de transferencia de los resultados de la investigación introduciendo nuevos procedimientos, o modificando los ya existentes, especialmente para potenciar la explotación de las patentes de la UCM.

-----------------------

Más información:

Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la UCM

Reportaje OTRI-UCM: Veinte años de mediación entre universidad y empresa

Aniversario 20 años OTRI-UCM

Unidad de Información Científica de la UCM

Fuente: UCM
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
La UE concede 26,5 millones de euros a once proyectos de centros españoles

Europa financiará con 507 millones de euros a 209 investigadores para que lleven a cabo sus proyectos en los próximos cinco años, entre ellos, a once que trabajan en España. Globalmente, las científicas han logrado el 23 % de las ayudas Advanced Grant, lo que confirma el avance constante de la participación de las mujeres en el programa. Sin embargo, en el caso español, tan solo una de las becas está liderada por una mujer.

España acuerda reanudar la vacunación con Oxford/AstraZeneca y administrarla hasta los 65 años

El Consejo Interterritorial ha destacado los resultados del ensayo de fase III de esta vacuna en EE UU, que cita una eficacia del 79 % en la prevención de la covid-19 y prevención del 100 % contra la enfermedad grave y hospitalización También ha acordado elaborar mensajes comunes en las comunidades autónomas e impulsar una campaña de comunicación conjunta para reforzar la confianza en la vacunación.