Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

VivaCell patenta en EE UU un derivado de cannabigerol para el tratamiento de la esclerosis múltiple

La firma cordobesa Vivacell Biotecnology España ha logrado la patente en Estados Unidos para el uso del VCE-003, un producto derivado semi-sintético de cannabigerol como un fármaco modificador de la enfermedad para el tratamiento de la esclerosis múltiple. El potencial terapéutico de la nueva molécula ha sido confirmado en ratones.

Una técnico de Vivacell trabajando en el laboratorio de la firma. / Vivacell

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha concedido a Vivacell Biotecnology el uso del VCE-003 en enfermedades relacionadas con el receptor nuclear PPAR, tales como las inflamatorias. Este producto es un derivado semi-sintético de cannabigerol que está siendo desarrollado por la firma española como un fármaco modificador de la enfermedad para el tratamiento de la esclerosis múltiple.

El potencial terapéutico de VCE-003 ha sido confirmado en ratones con encefalitis alérgica experimental (EAE) y con encefalitis inducida por el virus de Theiler (TMEV-IDD), que son los dos modelos experimentales más ampliamente utilizados para el estudio de la esclerosis múltiple. En ambos modelos, VCE-003 atenúa las manifestaciones clínicas de la enfermedad, disminuye la activación microglial, preserva la estructura de las vainas de mielina y reduce el daño axonal.

"Este excepcional perfil de bioactividad se ha descrito recientemente en las revistas Plos ONE y JNIP, gracias al trabajo realizado en colaboración con el Grupo de Neuroinmunología, Funcional y Sistema Departamento de Neurobiología del Instituto Cajal (Madrid, el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC), el Hospital Universitario Reina Sofía, y la Universidad de Córdoba", señalan los autores.

El potencial terapéutico de la nueva molécula ha sido confirmado en ratones

Huntington y de Parkinson

El VCE-003 ha mostrado también eficacia en modelos animales de la enfermedad de Huntington y de Parkinson, lo que refuerza su potencial como medicamento para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, añaden.

La cartera de patentes de VivaCell incluye además la protección de esta patente en Europa, Canadá y Japón; así como una nueva solicitud para varios derivados de VCE-003 que mejoran su eficacia, disminuyen el perfil electrofílico y optimizan el proceso de síntesis química. La biodisponibilidad oral de estos derivados de cannabigerol está garantizada por las tecnologías de administración de fármacos patentadas por Aphios Corporation (USA), y que se utilizarán gracias al acuerdo de co-desarrollo que ambas compañías alcanzaron en 2013.

El trabajo ha sido financiado en parte por el programa INNPACTO del Ministerio de Economía y Competitividad y por fondos FEDER

Fuente: Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo ‘biofilmchip’ contra las infecciones bacterianas crónicas

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña han desarrollado un chip que, a partir de muestras de pacientes, permite crecer biopelículas bacterianas y analizar su susceptibilidad frente a diferentes antibióticos. Este dispositivo de diagnóstico sencillo y barato puede ayudar a encontrar tratamientos efectivos y personalizados contra infecciones de larga duración.

Muestran la eficacia de un páncreas artificial externo en pacientes con diabetes tipo 2

El pequeño dispositivo portátil consta de un sensor de glucosa, un algoritmo informático para calcular la dosis de insulina y una bomba para inyectarla. Se controla desde el teléfono móvil del paciente y ha sido desarrollado por un equipo de Reino Unido y Suiza. El sistema puede ser usado por enfermos que padecen tanto diabetes de tipo 2 como insuficiencia renal.