Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Analizan el papel de ciertas industrias como posible factor de riesgo en algunos tumores

Un estudio español apunta un incremento entre el 26 y el 103 % del riesgo de cáncer colorrectal en personas que viven cerca de determinadas fábricas. El trabajo refuerza la necesidad de que se realicen investigaciones más detalladas sobre la evaluación de la exposición a determinados contaminantes industriales.

Los autores detectaron asociaciones significativas entre riesgo de cáncer colorrectal y proximidad residencial a varios tipos de industrias. / Pixabay

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) han planteado cómo el hecho de residir cerca de industrias contaminantes podría tener una influencia en la frecuencia de cáncer colorrectal. Los resultados de su estudio, publicado en Environment International, sugieren un incremento del riesgo en personas que viven cerca de determinadas fábricas.

Aunque el cáncer colorrectal es el tercer tumor maligno más frecuente en hombres y el segundo en mujeres en el mundo, los factores de riesgo modificables conocidos –como elevado consumo de carnes rojas y procesadas, tabaco, alcohol, obesidad o sedentarismo– solo explicarían en torno al 45-58 % de los casos observados. Por eso, los autores apuntan la posibilidad de que existan otros factores que serían responsables del porcentaje restante.

Los resultados mostraron un exceso de riesgo en todas las industrias, que osciló entre un 26 % (para un radio de 3 km) y un 103 % (para un radio de 1 km)

“La proximidad residencial a instalaciones industriales que emiten sustancias tóxicas al medio ambiente y generan residuos peligrosos podría ser una fuente potencial de exposición a carcinógenos reconocidos y sospechosos relacionados con un incremento en el riesgo de cáncer colorrectal”, afirma Marina Pollán, directora científica del CIBERESP y una de las coordinadoras del estudio, que forma parte del proyecto MCC-Spain.

En este trabajo participaron 557 personas con cáncer colorrectal (casos) y 2.948 personas sanas (controles) de 11 provincias españolas, a las que se les proporcionó un cuestionario epidemiológico que incluía información sobre historia personal, familiar, residencial y laboral.

Por otro lado, los datos sobre contaminación industrial se obtuvieron del Registro Estatal de Emisiones Contaminantes (PRTR-IPPC), que incluyó información sobre cantidades de emisiones de contaminantes y localización geográfica de 134 instalaciones industriales ubicadas en las zonas de estudio.

Para evaluar el exceso de riesgo en el entorno de las industrias se geocodificaron los domicilios de los participantes del estudio y las instalaciones industriales, y se calculó la distancia entre ellos. Finalmente, se comparó si existía una mayor proporción de casos de cáncer colorrectal frente a controles sanos en las áreas próximas a industrias (entre 1 km y 3 km) que en la zona de referencia (>3 km) donde no existía ningún foco industrial cerca.

Los resultados mostraron un exceso de riesgo en el conjunto de todas las industrias, que osciló entre un 26 % (para un radio de 3 km) y un 103 % (para un radio de 1 km). Es más, las industrias que emitieron contaminantes al aire mostraron un mayor riesgo que aquellas que solo emitieron contaminantes al agua.

Se detectaron asociaciones significativas en industrias química y del metal, de fabricación de vidrio y fibras minerales, de alimentos y bebidas, de tratamiento de superficies e industrias emisoras de determinados carcinógenos y otras sustancias tóxicas

Se detectaron asociaciones significativas entre riesgo de cáncer colorrectal y proximidad residencial a: industrias del metal, instalaciones de fabricación de vidrio y fibras minerales, industria química, instalaciones de fabricación de alimentos y bebidas y de tratamiento de superficies con disolventes orgánicos; e industrias emisoras de determinados carcinógenos reconocidos y sospechosos (arsénico, cadmio, cromo, níquel, diclorometano, plomo, material particulado PM10 y partículas totales en suspensión) y otras sustancias tóxicas (antimonio, cobre, manganeso, compuestos organoestánicos, vanadio, zinc, naftaleno, compuestos orgánicos volátiles distintos del metano y nonilfenol).

investigadores

Investigadores participantes en el proyecto MCC-Spain. / CIBERESP

Más estudios necesarios

Los autores del estudio, liderados por Javier García-Pérez y Pollán, recalcan que al interpretar los resultados es importante tener en cuenta que la distancia a las industrias es solamente una medida ‘aproximada’ de exposición, que podría no reflejar de forma adecuada la exposición real.

“Nuestro trabajo pone de manifiesto un exceso de riesgo en el entorno de estas instalaciones y, aunque algunos de los resultados obtenidos son coherentes con estudios realizados en el laboratorio, son necesarios estudios adicionales que afinen en la medida de exposición a la hora de extraer conclusiones”, sostienen. “Este análisis supone un primer paso en un área de gran interés y difícil de abordar en estudios epidemiológicos”.

El proyecto MCC-Spain, del que forma parte este estudio, cuenta con la colaboración de investigadores de 11 comunidades autónomas españolas y busca aportar nueva información sobre factores de riesgo en cinco tumores de alta incidencia en España (mama, colorrectal, gastroesofágico, próstata y leucemias) y sus posibles estrategias de prevención.

Referencia:

Residential proximity to industrial pollution sources and colorectal cancer risk: a multicase-control study (MCC-Spain). García-Pérez J, Fernández de Larrea-Baz, Lope V, Molina AJ, O'Callaghan-Gordo C, Alonso MH, Rodríguez-Suárez MM, Mirón-Pozo B, Alguacil J, Gómez-Acebo I, Ascunce N, Vanaclocha-Espi M, Amiano P, Chirlaque MD, Simó V, Jiménez-Moleón JJ, Tardón A, Moreno V, Castaño-Vinyals G, Martín V, Aragonés N, Pérez-Gómez B, Kogevinas M, Pollán M.  Environ Int 2020, 144:106055. https://doi.org/10.1016/j.envint.2020.106055

MCC-Spain ha contado con financiación regional y estatal y con el apoyo económico del CIBER. Este trabajo concreto ha sido financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Fuente: CIBERESP
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una variante del SARS-CoV-2 predominante en la segunda ola europea apareció primero en España

Un reciente estudio —aún no revisado— ha encontrado que la versión del virus ahora mayoritaria en varios países europeos procede de España. Nada apunta a que la infectividad de esta variante sea mayor, pero implica que “las restricciones a los viajes impuestas durante el verano” no bastaron para contener la pandemia.

Alt de la imagen
Un solo genotipo del coronavirus disparó los casos en España durante marzo

Un análisis de la diversidad genómica del SARS-CoV-2 ha identificado más de 500 entradas en el país a comienzo de la pandemia, pero solo unos pocos linajes llegaron a propagarse masivamente gracias a eventos de superdispersión, como partidos de fútbol y funerales. Uno de los genotipos generó el 30 % de todos los casos, llegando a representar un 60 % en la primera semana de marzo.