Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Así evolucionaron los dientes y las crestas de los dinosaurios pico de pato

Un grupo de científicos ha analizado de manera cuantitativa la variabilidad morfológica de los hadrosaúridos, también conocidos como dinosaurios pico de pato, que fueron muy exitosos en el Mesozoico desde el punto de vista evolutivo. El estudio revela que, aunque la dentición cambió muy poco respecto a los orígenes del grupo, sus crestas, que tenían una función comunicativa, evolucionaron varias veces y dieron lugar a una variedad espectacular de formas.

Recreación de hadrosáuridos lambeosaurinos del Cretácico superior. / Oscar Sanisidro-ICP

Los hadrosáuridos fueron un grupo de dinosaurios herbívoros que vivieron durante la etapa final del Cretácico Superior. Típicamente pesaban entre dos y tres toneladas, podían elegir entre desplazarse a cuatro patas, o solo sobre las patas traseras, y se caracterizaban por unas poderosas mandíbulas con múltiples filas de dientes para masticar las plantas de las que se alimentaban.

Son conocidos popularmente como dinosaurios pico de pato debido a su cráneo alargado, pero el rasgo más distintivo estaba en su cabeza: una cresta formada por distintos huesos craneales más o menos desarrollados en forma y tamaño.

Investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y de la Universidad de Bristol (Reino Unido) han utilizado la gran cantidad de datos morfológicos disponibles en este grupo de dinosaurios para analizar la diversidad de las formas existentes y el ritmo de la evolución de todos los huesos de su esqueleto, especialmente sus caracteres más distintivos: las crestas y la dentición.

Las vistosas crestas de los hadrosáuridos desempeñaban un papel esencial en la comunicación entre los individuos

El estudio, publicado en la revista Paleobiology, revela que el aparato masticatorio de los hadrosáuridos evolucionó rápidamente y que, una vez establecido, cambió muy poco en las especies del mismo grupo que aparecieron posteriormente. En cambio, las crestas continuaron modificándose varias veces a lo largo del tiempo. Esta evolución ocurrió en oleadas, es decir en intervalos de tiempo cortos y recurrentes, que dieron lugar a crestas con formas muy diferentes: tubulares, redondeadas o lobulares, entre otros.

Crestas de todas las formas

Las vistosas crestas de los hadrosáuridos desempeñaban un papel esencial en la comunicación entre los individuos. Por un lado, eran un señuelo visual, probablemente relacionado con la competencia sexual por las parejas. Por otro lado, en algunas especies, también pudo servir para amplificar los sonidos del dinosaurio; en algunos grupos de hadrosáuridos como los lambeosaurinos se observan unos canales nasales extraordinariamente desarrollados conectados con la cresta.

“Pensamos que la dentición de los hadrosáuridos tenía un sentido adaptativo –era muy eficiente procesar los alimentos– y, por eso cambió muy poco a lo largo del tiempo, mientras que las crestas no estaban directamente involucradas en su supervivencia”, explica Albert Prieto-Márquez, investigador del ICP que firma el artículo.

“Es el mismo mecanismo que explica la vistosa cola del pavo real macho o las grandes cornamentas de los ciervos grandes”, comenta el investigador. Estas adaptaciones son parte de lo que Charles Darwin llamó caracteres sexuales, es decir, desempeñan un papel en la búsqueda de una pareja.

Cráneo de tres especies de hadrosáuridos: Lambeosaurus lambei (parte superior izquierda), Gryposaurus notabilis (superior derecha) y Parasaurolophus walkeri (inferior). / Albert Prieto-Márquez-ICP

Referencia bibliográfica:

Stubbs, T., Benton, M., Elsler, A., & Prieto-Márquez, A. (2019). "Morphological innovation and the evolution of hadrosaurid dinosaurs". Paleobiology,45(2), 347-362. doi:10.1017/pab.2019.9

Fuente: Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los perros que se pasean por la playa afectan mucho más a las aves que la presencia humana

Un investigador de la Universidad de Valencia ha estudiado cómo la presencia de personas y perros paseando en las playas afecta a la reproducción del chorlitejo patinegro. Esta ave huye de su lugar de anidación sobre todo cuando se acercan los canes, al considerarlos como depredadores. El científico destaca la necesidad de regular la entrada de mascotas a las playas para asegurar la conservación de estos pájaros.  

Alt de la imagen
Cerca de 850.000 virus desconocidos en la naturaleza podrían infectar a las personas

Prevenir pandemias a través de la lucha contra la crisis climática y la pérdida de biodiversidad es cien veces más barato que enfrentar brotes como el de covid-19, advierten desde la ONU tras la publicación del último informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas.