Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco

Casi un 7 % de los fumadores ha dejado el tabaco durante el confinamiento

La encuesta Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento muestra como un 81,52 % de los participantes es consciente del mayor riesgo que tiene fumar con el agravamiento de los síntomas por COVID-19. Los resultados revelan que un 6,73 % de los fumadores ha dejado el hábito y un 5,98 % ha reducido su consumo estos meses.

Cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco. / Pixabay

Un 6,73 % de los fumadores ha dejado el hábito tabáquico y un 5,98 % ha reducido su consumo durante el confinamiento. Esta es una de las principales conclusiones de la encuesta Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento, realizada por el Ministerio de Sanidad, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) y las comunidades de La Rioja y Murcia. En ella han participado 17.017 personas.

Además, el 13,56 % de los fumadores ha intentado dejar de fumar durante esta etapa, y la mayoría de ellos, el 70,8 %, por sí solos. Solamente cerca de un 10 % está haciéndolo con ayuda de fármacos.

La reducción del consumo ha sido mayor en determinados subgrupos de población, como estudiantes, población en paro o con situación laboral de ERTE

La reducción del consumo ha sido mayor en determinados subgrupos de población, como estudiantes, población en paro o con situación laboral de ERTE. La gran mayoría de los encuestados, el 81,52 %, es consciente del mayor riesgo de fumar para el agravamiento de los síntomas del coronavirus.

Los resultados de este estudio, llevado a cabo durante la etapa de confinamiento por la COVID-19, han sido públicos con motivo de la conmemoración el 31 de mayo del Día Mundial Sin Tabaco, fecha impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para recordar los efectos perjudiciales de su consumo.

La directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, ha querido resaltar que “la epidemia que hemos sufrido no puede hacer que la sociedad se relaje en otros aspectos como el consumo de tabaco. El tabaquismo continúa siendo la principal causa de morbimortalidad; cerca de 60.000 muertes prematuras al año son atribuibles al tabaco en España”.

Menor exposición ambiental en confinamiento

Los productos que, según el informe, han sido consumidos mayoritariamente por los encuestados durante el confinamiento, independientemente de la edad, sexo y situación laboral, son: cigarrillos (54,74 %), tabaco de liar (26,13 %) y cigarrillos electrónicos o vapeadores (4,34 %).

Los productos más consumidos durante el confinamiento son: cigarrillos, tabaco de liar y cigarrillos electrónicos o vapeadores

La exposición al humo ambiental del tabaco en los hogares durante el confinamiento ha disminuido. De hecho, el 61,83 % de las personas que han indicado que estaban expuestas al humo antes del confinamiento, han dejado de estarlo durante esta etapa.

Fuente: Ministerio de Sanidad
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Pasear por espacios azules como playas o lagos se asocia con mejoras en la salud mental

Un nuevo estudio identifica los beneficios que aporta al estado de ánimo y al bienestar personal dar caminatas breves y frecuentes por lugares con agua. Para los autores, identificar estos elementos es clave para el desarrollo de ciudades más habitables, sostenibles y saludables.

Alt de la imagen
Diego Ramiro, demógrafo en el CSIC
“No existe un censo de residentes en centros de mayores y esto será importante si hay otra ola”
Adeline Marcos

La COVID-19 se ensaña sobre todo con las personas más frágiles, como los habitantes de las residencias, donde se han concentrado todos los factores de riesgo. El director del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC afirma que sería necesario un registro informatizado de sus usuarios ante un posible rebrote.