Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El Patrimonio Mundial del Mediterráneo, en riesgo por inundaciones y erosión

La ciudad de Venecia, la Piazza del Duomo de Pisa (Italia) o la Ciudad Medieval de Rodas en Grecia son algunos de los lugares declarados como Patrimonio Mundial Cultural de la UNESCO que estarán en riesgo de desaparecer por el aumento del nivel del mar en las próximas décadas.

Venecia es uno de los lugares con mayor riesgo de inundación costera y de erosión en la región mediterránea. El aumento del nivel del mar incrementará estos riesgos a lo largo del siglo / Lena Reimann

Un estudio llevado a cabo sobre las zonas mediterráneas indica que, de los 49 lugares de zonas costeras bajas declarados como Patrimonio Mundial Cultural de la UNESCO (WHS, por sus siglas en inglés), 37 estarán en riesgo de inundación en los próximos 100 años y 42 ya están en peligro por la erosión.

El equipo de investigadores, liderado por la Universidad de Kiel (Alemania), evaluó los riesgos de inundación costera y de erosión de estos lugares a través de indicadores, en cuatro escenarios posibles de aumento del nivel del mar hasta 2100.

La Medina de Túnez y Xanthos-Letoon en Turquía, lo únicos que no están en peligro

“Hasta 2100, el riesgo de inundación puede aumentar en un 50% y el riesgo de erosión en un 13% en toda la región, con aumentos considerablemente mayores en algunos WHS particulares”, explican en el estudio.

La combinación de simulaciones de modelos climáticos con los datos del Patrimonio Mundial indican que para 2100, todos los monumentos y lugares analizados en lugares cerca de la costa mediterránea correrán uno de estos dos peligros, a excepción de dos: la Medina de Túnez y Xanthos-Letoon en Turquía.

El nivel de inundación varía según la localización. Los menos afectados serían el yacimiento arqueológico de Leptis Magna (Libia) o el Paisaje Cultural de la Serra de Tramuntana (España) y entre los lugares más afectados estaría la ciudad de Venecia.

Erosión por cercanía al mar

El mayor número de lugares en riesgo de erosión se ubican en Italia, seguido por Croacia y Grecia

El riesgo de erosión está determinado por la distancia a la costa. 31 de estos lugares declarados Patrimonio están, al menos parcialmente, a 10 metros de la costa. El mayor número de lugares con riesgo de erosión se ubican en Italia (14), seguido por Croacia (7) y Grecia (4).

Además, los investigadores aseguran que el 93% de los lugares en riesgo de una inundación en los próximos 100 años y el 91% de las zonas en peligro de erosión en cualquiera de los cuatro escenarios ya lo están en las condiciones actuales, lo que subraya la urgencia de la adaptación al cambio climático.

“El riesgo aumentará aún más en 2100, en particular en la segunda mitad del siglo, en la que las proyecciones divergen considerablemente”, indican en el trabajo.

Estos resultados proporcionan una evaluación sobre dónde se necesita con mayor urgencia la adaptación al cambio climático, para evitar que desaparezca este patrimonio y “pueden ayudar a los responsables políticos a dirigir la investigación a escala local para diseñar estrategias de adecuadas”, según los científicos.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La lava que ha llegado al mar ha hecho crecer la isla de La Palma en 43 hectáreas
EFE

El sistema de vigilancia europeo por satélite Copernicus ha confirmado el aumento en la superficie de la isla debido a la erupción volcánica. Pasados dos meses del inicio de la erupción, el tremor volcánico se mantiene estable, mientras que el aeropuerto de La Palma continúa cerrado debido a la emisión de ceniza.

Reportan un leve descenso en la actividad volcánica casi dos meses después del inicio de la erupción
EFE

El dióxido de azufre y la actividad sísmica en niveles intermedios muestran una tendencia a la baja de la actividad del volcán de La Palma, lo que puede indicar que la erupción está perdiendo fuerza. Aunque las últimas mediciones invitan a la esperanza, los expertos advierten que aún siguen siendo valores muy altos.