Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en el último número de ‘Journal of Vegetation Science’

El clima seco influye en la extensión de las plantas que crecen en los bordes de las carreteras

Por primera vez, un equipo multidisciplinar de científicos españoles ha estudiado las características filogenéticas y evolutivas de las plantas que crecen en los bordes de las carreteras y caminos, ante la ausencia de información ecológica para su gestión. La investigación, que supone un desafío para los científicos, se aplica en dos zonas del sur y este de la Península Ibérica, donde el clima influye de forma distinta en las comunidades vegetales.

Plantas que crecen al borde de las carreteras. Foto: SINC / Fernando Valladares.

Un equipo multidisciplinar de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de la Universidad Rey Juan Carlos I y de la Universidad Complutense de Madrid ha realizado un seguimiento de las plantas en las pendientes (desmontes y taludes) junto a las carreteras de Málaga, en Estepona (con clima suave y relativamente húmedo), y de Valencia, en Requena (con clima seco y continental).

Los científicos identificaron 417 especies de plantas, seleccionaron las 331 más abundantes, y reconstruyeron el árbol filogénico así como los rasgos funcionales de las especies vegetales presentes en los bordes de las carreteras. “El estudio permitió dilucidar qué proceso ecológico estaba implicado en la conformación de estas comunidades en cada zona”, explica a SINC Fernando Valladares, autor principal del estudio e investigador en el Instituto de Recursos Naturales del CSIC.

En total, los investigadores recopilaron 28 características genéticas funcionales y el rango biogeográfico de todas ellas, aunque no encontraron ninguna señal filogenética para el rango de distribución de las especies en las comunidades estudiadas. Según Valladares, “esto podría ser la consecuencia de la mezcla compleja de orígenes biogeográficos de las especies que se encuentran en esas comunidades”.

La influencia del clima es crucial

La idea principal de la investigación, que se publica ahora en Journal of Vegetation Science, es que el proceso de ensamblaje de las plantas varía en función del clima.

Los investigadores concluyen que las comunidades de Málaga y las de Valencia actúan de modo distinto en función del clima. Valladares compara la situación de Málaga y de Valencia: “En el primer caso, el clima es favorable y la exclusión competitiva (las especies de lento crecimiento son desplazadas por las más competitivas). Sin embargo, en Valencia el proceso ecológico implicado en el ensamblaje de especies es el ‘filtro ecológico’, es decir, la capacidad de las especies de tolerar las condiciones ambientales adversas”.

El estudio sugiere que la gestión de las comunidades en condiciones de clima adverso debe favorecer a las especies más tolerantes porque son las que, a largo plazo, constituirán la comunidad vegetal. Por el contrario, en zonas de mejor clima es previsible que las especies más competitivas sean las que predominen. El investigador destaca a SINC que “si se seleccionan bien estas especies competitivas, se minimizan los efectos negativos sobre la biodiversidad”.

Un ecosistema emergente

Las comunidades vegetales situadas en los bordes de caminos son la base de un ecosistema emergente que cada vez ocupa mayor extensión en el planeta debido a la construcción de infraestructuras de transporte. Son las plantas que, a nivel global, más se ven diariamente y las que mayor gasto suponen para su gestión.

La información ecológica sobre estas comunidades es escasa y hasta ahora su gestión se ha hecho a ciegas, aplicando criterios propios de otros países con climas no mediterráneos.

------------------------

Referencia bibliográfica:

Valladares F., Tena D., Matesanz S., Bochet E., Balaguer L., Costa-Tenorio M., Tormo J., Garcia-Fayos P. “Functional traits and phylogeny: What is the main ecological process determining species assemblage in roadside plant communities?” Journal of Vegetation Science 19(3): 381-U139 JUN 2008

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Premio Fundación BBVA para dos científicos que identificaron nuestros receptores de temperatura y presión

El estadounidense David Julius descubrió el receptor de la comida picante y el calor sobre la piel, así como el del frescor de la menta y el frío, y el armenio Ardem Patapoutian otros relacionados con la presión mecánica y el dolor. Hoy comparten el Premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de Biología y Biomedicina.

Los arrecifes de coral más antiguos del Mediterráneo empezaron a formarse hace 400.000 años

Algunos corales, probablemente los más antiguos del Mediterráneo, han estado creciendo casi continuamente durante los últimos 400.000 años, incluso antes de la aparición de los primeros neandertales. Así lo confirma un estudio con participación española que aporta también información inédita sobre el impacto del clima en su formación.