Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El sector de la alimentación en España resiste a la crisis

El gasto en alimentación ha bajado un 3,3% entre el 1 de octubre de 2008 y el 30 de septiembre de 2009, hasta un total de 87.645 millones de euros. Así lo ha confirmado hoy la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, que precisó además que en términos de volumen este retroceso ha sido del 1,5% por lo que el sector resiste "bastante bien" a la crisis, y se mantiene "prácticamente estable en el consumo”. Estos datos aparecen en el último informe Mercasa. Alimentación en España 2009 presentado por el MARM.

“La actual situación económica está actuando como un pequeño freno a la evolución expansiva del sector pero con un cambio en cuanto a las pautas de comportamiento”, ha manifestado la ministra.

Según el nuevo informe, durante el año 2008 el gasto por persona en alimentos y bebidas para el consumo en el hogar fue de 1.472 euros y la media del gasto mensual fue de 122,7 euros (cinco euros más que el año anterior).

“Hay productos relacionados con nuestra dieta mediterránea como frutas y hortalizas frescas y aceite de oliva que incrementan sus compras en el hogar así como productos con denominación de origen como quesos y vino”, ha apuntado Espinosa.

La carne continúa siendo el producto más demandado con más de 50 kg per cápita consumidos. Mientras que en pescado nos gastamos 198,5 euros por individuo, lo que supone un consumo de 27,8 kg por persona.

Según el informe, la calidad es la razón principal a la hora de optar por un producto o por otro, así lo ponen de manifiesto el 65% de las personas encuestadas, por encima del precio que supone el 56%.

Dentro y fuera de casa

El estudio ha incorporado por primera vez los hábitos de consumo dentro y fuera del hogar de forma diferenciada, así como información territorial por comunidades autónomas.

El informe constata una tendencia al trasvase del consumo alimentario fuera del hogar al consumo dentro del hogar. En este momento, el 74% del gasto en alimentación se realiza dentro del hogar, frente al 73,3% que lo hacía en el año anterior.

Las cifras señalan además un incremento del 8,4% en referencia a las personas que manifiestan consumir en su puesto de trabajo la comida traída de su casa.

Se detecta asimismo, una menor fidelidad hacia el establecimiento habitual y desciende como factor de decisión la cercanía del lugar de residencia con el establecimiento. Es decir, el consumidor visita diversos establecimientos en busca de la mejor relación calidad-precio.

La población catalana gasta más

En cuanto al consumo de alimentos y bebidas por comunidades autónomas, Cataluña (con 1698 euros per cápita) se sitúa a la cabeza del gasto, seguido de Asturias (1653 euros) y Castilla y León (1651 euros).

Por debajo de la media de consumo en el hogar estarían Baleares, Galicia, Castilla-La Mancha, Valencia, Murcia, Andalucía y Extremadura.

El estudio también señala una tendencia diferenciada entre los hábitos de consumo de población de mayor edad que reducen el número de salidas pero siguen acudiendo a los mismos lugares, mientras que la población más joven intenta buscar sitios más económicos para procurar seguir saliendo con la misma frecuencia.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La ciencia constata que la felicidad no tiene precio

El crecimiento económico suele considerarse una forma segura de aumentar el bienestar de las personas en los países menos desarrollados. Sin embargo, un estudio dirigido por la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad McGill de Canadá sugiere que existen buenas razones para cuestionar esta suposición.

La pandemia amenaza a millones de hogares de países en desarrollo con caer en la pobreza

Una encuesta en 30.000 hogares de nueve países de África, Asia y América Latina pone de manifiesto la caída de ingresos y las dificultades para acceder a los alimentos que la crisis derivada de la covid-19 ha generado en las zonas más empobrecidas.