Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Epidemiología

Encuentran por primera vez casos de infección en humanos por una bacteria del suelo

Investigadores de la Universidad de León han liderado un estudio que demuestra que la bacteria Janibacter terrae no solo está presente en el medio ambiente, ya que hasta ahora había sido exclusivamente aislada del suelo. El trabajo detalla por primera vez cuatro casos de presencia de estas bacterias en la sangre.

Cultivo de J. terrae en MHS a las 72 horas de incubación en aerobiosis a 35 grados./ I. Fernández Natal

Un equipo científico de mocrobiología clínica y biomedicina de la Universidad de León, en colaboración con el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III y de la Escuela Universitaria de Fisioterapia de la ONCE, han publicado, por primera vez, cuatro casos de bacteriemia (presencia de bacterias en la sangre) por Janibacter terrae en humanos.

El trabajo, publicado en la revista Infection, demuestra que Janibacter terrae no solo está presente en el medio ambiente, ya que hasta ahora había sido exclusivamente aislada del suelo.

Como explica la primera autora del artículo, la doctora Isabel Fernández Natal, una de las autoras e investigadora de la Universidad de León, "hasta el momento, únicamente se habían reportado dos casos de aislamiento de microorganismos pertenecientes al género Janibacter a partir de muestras humanas. El primer caso fue una bacteriemia por una especie no descrita de Janibacter sp. en un paciente diagnosticado de leucemia mieloide, y el segundo fue una bacteriemia por J. melonis en un paciente con febrícula y sin enfermedad de base".

En el presente trabajo los investigadores han aportado datos microbiológicos y clínicos exhaustivos de cuatro pacientes febriles estudiados a lo largo de un periodo de tres años, en los que se aisló J. terrae a partir de cultivos de sangre (bacteriemias). Los pacientes presentaban patologías de base como enfermedad obstructiva crónica con bronquitis aguda, diabetes, linfoma no Hodgkin y cáncer gástrico con metástasis hepática. Por otra parte, “es la primera vez que se aportan datos de sensibilidad antibiótica en este género”.

Los aislados se obtuvieron a partir de dos muestras consecutivas de sangre de cada paciente. Se emplearon métodos de identificación fenotípicos (comerciales y pruebas complementarias convencionales) y genotípicos (amplificación y secuenciación de fragmentos de ADN). Todos los pacientes fueron tratados con antibióticos, de los cuales dos de ellos evolucionaron favorablemente hacia la curación y otros dos fallecieron, quienes padecían una grave patología de base.

Los autores han aportado datos microbiológicos y clínicos de cuatro pacientes febriles estudiados a lo largo de un periodo de tres años

Patógeno oportunista

“Se trata de la primera publicación de cuatro casos de bacteriemia por Janibacter terrae en humanos, demostrando que no solo está presente en el medio ambiente. Además, J. terrae puede ser considerado como un patógeno oportunista responsable de bacteriemia en pacientes con grave patología de base”, indica Fernández Natal.

Las especies del género Janibacter son microorganismos aeróbicos, es decir, necesitan oxígeno para vivir. Las colonias son húmedas, circulares, convexas y de color que puede ir desde blanco a amarillo. Su crecimiento óptimo se encuentra entre los 23 y los 35 grados centígrados.

El género fue descrito en 1997 a partir de aguas residuales y, durante su cultivo, presenta una morfología característica de dos caras, como el dios Jano de la mitología romana (de aquí su denominación). No obstante, esta morfología no es exclusiva de este género ya que también se puede observar en miembros de los géneros Arthrobacter y Brevibacterium.

En la actualidad están descritas nueve especies: J. limosus, J. terrae, J. indicus, J. melonis, J. anophelis, J. hoylei, J. corallicola, J. alkaliphilus y J. cremeus. J. limosus y J. terrae han sido aislados de suelos contaminados con aguas residuales y J. indicus de sedimentos hidrotermales del océano Índico. J. corallicola, J. alkaliphilicus de coral, J. melonis, J. anophelis y J. hoylei han sido aislados de plantas, insectos y aire, respectivamente.

Este trabajo ha sido financiado por la Gerencia Regional de Salud de la Junta de Castilla y León a través del Proyecto de investigación GRS 698/A/2011.

Referencia bibliográfica

Fernández-Natal, M. I., Sáez-Nieto, J. A., Medina-Pascual, M. J., Valdezate-Ramos, S., Guerra-Laso, J. M., Rodríguez-Pollán, R. H., y Soriano, F. (2015). “First report of bacteremia by Janibacter terrae in humans”. Infection, 43, 1, 103-106. DOI 10.1007/s15010-014-0672-7

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Treinta países se suman a la iniciativa de la OMS que promueve tratamientos y vacunas de libre acceso para todos

La organización Mundial de la Salud ha indicado que treinta países y múltiples asociaciones e instituciones internacionales se han unido para para apoyar al Fondo de Acceso a la Tecnología COVID-19.

Alt de la imagen
Tener cáncer duplica la letalidad por COVID-19

Un estudio internacional con datos de más de 900 pacientes de hospitales de España, Canadá y Estados Unidos indica que la tasa de letalidad de enfermos de cáncer que también padecen coronavirus es del 13 %. Este dato es justo el doble que la establecida para pacientes que solo están infectados por el SARS-COV-2, que es del 6,5 % de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.