Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Jennifer Doudna presenta una nueva herramienta CRISPR de edición genética

La bioquímica estadounidense, codescubridora de la herramienta de corta-pega genético CRISPR Cas9, ha anunciado un nuevo bisturí molecular llamado CasX. Su principal característica es su pequeño tamaño, que supone una gran ventaja a la hora de introducir un editor genético en una célula.

Jennifer Doudna durante una visita a Madrid, en la sede de la Fundación BBVA. / Olmo Calvo / SINC

El equipo de Jennifer Doudna, catedrática de Química y Biología Molecular de la Universidad de California Berkeley, ha presentado esta semana en Nature una nueva herramienta de edición genética llamada CasX, que ofrece nuevas funcionalidades gracias a que tiene un tamaño menor que otras enzimas como Cas9.

El anuncio se produce solo unas semanas después de que el grupo rival de Feng Zhang en el Broad Institute –con el que Doudna mantiene una batalla legal sobre patentes– anunciara una nueva plataforma CRISPR llamada Cas12b.

Su menor tamaño respecto a otros bisturíes moleculares le da una ventaja en edición genética

Según indica la UC Berkeley en un comunicado, en tan solo siete años desde su descubrimiento por Doudna y su colega Emmanuelle Charpentier, Cas9 “ha demostrado ser un formidable editor de genes, empleado en humanos, plantas, animales y bacterias para cortar y pegar ADN de forma rápida y precisa, transformando la biología y abriendo nuevas vías para el tratamiento de enfermedades”.

Ahora CasX viene a sumarse a la caja de herramientas de edición genética CRISPR, que no para de crecer. La nueva enzima fue descubierta hace dos años por Doudna y Jill Banfield (también de la UC Berkeley) en algunas de las bacterias más pequeñas del mundo, la proteína era similar a la Cas9, pero con un tamaño menor. “Una gran ventaja a la hora de introducir un editor de genes en una célula”, comenta a Sinc Benjamin Oakes, uno de los autores del nuevo estudio.

Según detalla, “debido a su pequeño tamaño, CasX es particularmente adecuada para la edición terapéutica del genoma, ya que puede encajar en el vehículo de administración más comúnmente utilizado, el virus adenoasociado (AAV). Este virus puede introducir moléculas útiles en las células que albergan mutaciones que necesitan reparación, pero tiene una capacidad limitada. Una herramienta de edición del genoma más pequeña deja espacio para otras cargas, como el ADN del donante”, argumenta.

El equipo,de Doudna ha determinado la estructura única de CasX (gris) y ha revelado que esta enzima Cas de tamaño pequeño está dominada por el ARN (rojo) que la dirige a secuencias específicas de ADN (azul), donde se une y corta el ADN. / UC Berkeley

Menor reacción inmune

Además, debido a que proviene de bacterias que no se encuentran en humanos –Banfield la obtuvo de una base de datos de microbios que se encuentran en aguas subterráneas y sedimentos– el sistema inmunológico humano debería aceptarlo más fácilmente que Cas9. Algunos médicos temen que Cas9 pueda crear una reacción inmune en pacientes tratados con terapias CRISPR.

"La inmunogenicidad, la entrega y la especificidad de una herramienta de edición del genoma son de vital importancia. Estamos entusiasmados con CasX en todos estos frentes", destaca Oakes, que ahora trabaja como invesatigador y emprendedor en el Innovative Genomics Institute (IGI), creado por Doudna.

“No solo buscamos descubrir nuevas tijeras moleculares. Queremos construir la próxima navaja suiza de CRISPR", dice Doudna

El equipo utilizó un criomicroscopio electrónico para capturar instantáneas de la proteína CasX a través de los movimientos de edición de un gen. Basándose en la composición y forma molecular única de la proteína, los investigadores concluyeron que CasX evolucionó independientemente de Cas9, sin compartir un ancestro común.

Según ha declarado Jennifer Doudna, este nuevo estudio es un buen ejemplo de los esfuerzos que su equipo está haciendo en el campo de la edición genética con CRISPR. “No solo buscamos descubrir nuevas tijeras moleculares. Queremos construir la próxima navaja suiza de CRISPR".

En este intento también trabaja el equipo del biólogo molecular español Guillermo Montoya en la Novo Nordisk Foundation Center for Protein Research de la Universidad de Copenhague. Su grupo investiga con éxito las características de diferentes bisturíes moleculares para tratar de avanzar en la búsqueda de una tecnología de edición genética CRISPR multiusos

Para Benjamin Oakes, “cuantas más herramientas haya, más y mejores posibilidades. No debemos dejar ninguna piedra sin mover, ya que buscamos la herramienta adecuada para cada trabajo”, concluye.

Referencia bibliográfica:

Jun-Jie liu, Natalia Orlova, Benjamin l. Oakes, Hannah B. Spinner, Katherine l. M. Baney, Jonathan chuck, Dan tan, Gavin J. Knott, lucas B. Harrington, Basem Al-Shayeb, Alexander Wagner, Julian Brötzmann, Brett t. Staahl, Kian l. taylor, John Desmarais, Eva Nogales, Jennifer A. Doudna. “CasX enzymes comprise a distinct family of RNA-guided genome editors”. Nature (febrero, 2019) DOI 10.1038/s41586-019-0908-x

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Nueva plataforma colaborativa para agilizar la investigación en metástasis cerebral

Por primera vez 19 laboratorios internacionales se han puesto de acuerdo para compartir digitalmente información sobre más de 60 líneas celulares y recursos relacionados con la investigación en metástasis cerebral. El objetivo de este proyecto, liderado desde el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), es facilitar las investigaciones en esta área y el desarrollo de terapias.

Alt de la imagen
Una tecnología rápida y sencilla para conseguir células madre más eficientes

Investigadores del CNIO han descrito un nuevo protocolo que impulsa in vitro e in vivo el potencial de las células madre para especializarse en células adultas de distintos tipos mediante la introducción de una molécula, el microRNA 203. Estos resultados pueden optimizar la medicina regenerativa en afecciones musculares o alteraciones del sistema nervioso.