Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se publica en 'Science'

La capa de hielo de Groenlandia no es tan frágil como parece

Las imágenes ofrecidas la semana pasada por la NASA mostraban un acusado derretimiento de la capa superficial de Groenlandia, y ponían en evidencia su delicada situación. Sin embargo, un equipo internacional de científicos demuestra a través de datos de satélites y fotografías aéreas de los últimos 30 años, que la capa de hielo de Groenlandia, a pesar de su retroceso, es capaz de recuperarse y volver a estabilizarse.

Una de las fotografías del noroeste de Groenlandia tomadas por los investigadores. Imagen: J. Korsgaard / Museo de Historia Natural de Dinamarca.
La capa de hielo de Groenlandia volverá a estabilizarse. Foto: J. Korsgaard

Las imágenes ofrecidas la semana pasada por la NASA mostraban un acusado derretimiento de la capa superficial de Groenlandia, y ponían en evidencia su delicada situación. Sin embargo, un equipo internacional de científicos demuestra a través de datos de satélites y fotografías aéreas de los últimos 30 años, que la capa de hielo de Groenlandia, a pesar de su retroceso, es capaz de recuperarse y volver a estabilizarse.

Durante las últimas décadas, el deshielo de la capa de hielo de Groenlandia ha preocupado a científicos de todo el mundo que han presupuesto que el derretimiento actual seguirá acelerándose, como ha ocurrido a lo largo de los últimos 10 años. No obstante, un nuevo trabajo demuestra que la capa de hielo es más dinámica de lo que otros modelos y cálculos predijeron.

La investigación, que publica esta semana Science y que está liderada por la Universidad de Copenhague (Dinamarca), subraya que no es la primera vez en la historia reciente que la capa de hielo de Groenlandia se retrae y después se vuelve a estabilizar. Así lo confirma un grupo internacional de científicos que ha combinado datos de distintos satélites con viejas fotografías aéreas a lo largo de 700 km de las costas del noroeste de Groenlandia.

“Hemos utilizado una combinación de datos recientes de satélites y antiguas fotos aéreas de los '80 para construir un novedoso mapa digital de elevación”, asegura Shfaqat Abbas Khan, uno de los autores del estudio e investigador en la Universidad Técnica de Dinamarca.

El mapa ha permitido obtener una visión general del adelgazamiento de la capa de hielo al noroeste de Groenlandia durante las últimas tres décadas. Los resultados muestran por primera vez que la “dramática” situación en la que se encuentra ahora la capa de hielo ya se produjo a finales de los ’80.

“Si miramos el lado positivo, el trabajo indica que, a pesar de un significativo deshielo en las regiones periféricas de 1985 a 1993, el derretimiento se ralentizó y paró del todo después”, afirma Abbas Khan. Según el equipo de investigación, liderado por la Universidad de Copenhague (Dinamarca), durante los últimos 30 años se han producido dos eventos de deshielo extremo: de 1985 a 1993, y de 2005 a 2010.

El derretimiento actual de la capa de hielo podría ‘relajarse’ dentro de un periodo de 8 años

“Después del deshielo de los ’80, que duró entre cuatro y ocho años, se produjo un periodo de estabilidad hasta 2003, por lo que, siguiendo la misma dinámica, el derretimiento actual de la capa de hielo podría ‘relajarse’ dentro de un periodo de ocho años”, apunta Kurt H. Kjær, autor principal del estudio e investigador del Museo de Historia Natural de Dinamarca de la Universidad de Copenhague.

Aumento del nivel del mar

Cada año, unos 240.000 millones de toneladas de agua dulce se liberan al mar cuando los icebergs se desprenden de la capa de hielo de Groenlandia y se funden con el agua del océano. Esta cantidad corresponde a un aumento del nivel del mar de 5,6 metros cada año si se distribuye en un área del tamaño de Dinamarca (43.000 km2).

El deshielo actual atribuido al calentamiento global es tan importante que algunos expertos alertan de que se está llegando a un punto de inflexion, a partir del cual el clima global sera transformado de forma permanente, y los países y ciudades costeras se verán amenazadas en un siglo.

Para el equipo de investigación es “difícil” predecir de qué forma los océanos de todo el mundo aumentarán de nivel debido al deshielo de Groenlandia. “Lo que es seguro es que la mayoría de los modelos matemáticos sobre las condiciones del hielo se basan en un rango de observación corto (desde el año 2000) por lo que deberían reevaluarse”, comenta Kjær quien concluye que es demasiado temprado para proclamar “la futura perdición de la capa de hielo”.

Según los investigadores, son necesarios más registros para entender por completo esta variabilidad en el comportamiento del manto de hielo y “para predecir de manera realista las contribuciones a la subida del nivel del mar del deshielo de Groenlandia”, concluyen los autores.

Referencia bibliográfica:

Kurt H. Kjær et al. “Aerial Photographs Reveal Late20th-Century Dynamic Ice Loss in Northwestern Greenland” Science 337, 3 de agosto de 2012.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Predicen la emisión de un gas producido por el fitoplancton en el océano Antártico que altera el clima

Un grupo de investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) ha presentado un nuevo modelo para predecir las concentraciones de isopreno en el océano Antártico, que se basa únicamente en datos de satélite.

Alt de la imagen
Los satélites detectan un brusco aumento de la explotación forestal en Europa

En los últimos años el área boscosa europea destinada a la silvicultura ha aumentado un 49 %, a la vez que se ha elevado un 69 % su pérdida o aprovechamiento de biomasa, según los datos recogidos por Landsat. Este incremento puede alterar la capacidad de absorción de carbono en la UE y sus planes para combatir la crisis climática.