Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Hay técnicas para determinar la difusión de las llamas o del humo

Las matemáticas ayudan a predecir el comportamiento de un incendio

Las matemáticas pueden a ayudar a predecir y a comprender mejor el comportamiento del fuego. Determinar cuál puede ser la difusión de las llamas de un fuego, la trayectoria del humo o señalar los mecanismos para reducir su impacto en personas son cuestiones que se pueden obtener gracias a la aplicación de técnicas de análisis numéricos, ecuaciones y estadística, entre otras. Profundizar en estos procedimientos y además ponerlos al servicio de los técnicos en gestión ambiental o a los profesionales que trabajan en la extinción de incendios naturales o urbanos es uno de los objetivos del congreso “Matemáticas y fuego”, que se celebra a lo largo de esta semana en la Universidad de Zaragoza.

Incendio. Foto: Alfio Brignoni.

Por otro lado, durante estos días se podrá ver en el edificio A de la Facultad de Ciencias una exposición itinerante "Los incendios forestales en Aragón", diseñada por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Esta jornada de trabajo científico, en el que está prevista la asistencia de 50 expertos, ha sido organizado por el Instituto Universitario de Matemáticas y Aplicaciones de la Universidad de Zaragoza (IUMA). Antonio Elipe, director del IUMA y organizador del evento, considera que este workshop es una puesta en común de los métodos matemáticos para comprender los distintos fenómenos relacionados con el fuego. En su opinión, la modelización de determinados procesos, las técnicas de análisis numérico, de ecuaciones en derivadas parciales o de estadística pueden dar respuesta a los diferentes comportamientos del fuego.

A este respecto, el catedrático de Matemáticas Aplicada destaca la eficacia de estos métodos matemáticos a la hora de resolver problemas típicos de combustión, como flujos laminares, difusión de llamas, modelos de trayectorias de penachos de humo, modelos de dinámica de fluidos, presentación de software específico para estas modelizaciones, medidas y métodos predictivos para cuantificar el comportamiento del fuego y mecanismos para reducir su impacto en personas, inmuebles o medioambiente.

De ahí que, al congreso “Matemáticas y fuego” no sólo está prevista la asistencia de expertos matemáticos, físicos o ingenieros, sino además instituciones que se encargan de la gestión ambiental, de la extinción de incendios en medios naturales o urbanos, de control de calidad de materiales, poniendo en común problemas y posibles soluciones.

El director del IUMA, Antonio Elipe, destaca la oportunidad de este encuentro para que los técnicos en extinción de incendios expongan los problemas que tienen en su actividad, de modo que puedan establecerse cooperaciones a largo plazo entre matemáticos y científicos y profesionales de otras disciplinas.

Del agua a los incendios

El seminario que tendrá lugar la próxima semana –de lunes a viernes—es la continuación del celebrado el año pasado por el IUMA, aunque en aquella ocasión giró sobre “Matemáticas y Agua”. El encuentro internacional, en el que participaron más de 60 matemáticos, ingenieros, físicos, economistas y gestores del agua, se evidenció cómo las matemáticas son esenciales para resolver problemas tanto de gestión del agua como de corte medioambiental.

Los asistentes mostraron los problemas reales que existen en la evolución de contaminantes en ríos y acuíferos, vertientes, filtración por riegos, aguas marinas y depuradoras. Además, analizaron qué métodos matemáticos, numéricos, de modelización y de simulación eran los más empleados y cuáles podían ser los más eficientes para dar respuesta a estos problemas de contaminación. Concretamente, en el congreso del año pasado –que coincidió con la celebración de la Expo 2008 en Zaragoza-- se debatió desde la problemática de la subida del agua en las costas y la necesidad de construir barreras en las playas hasta cómo prevenir o paliar el desastre de las aguas torrenciales.

El profesor Elipe destaca algunos de los temas tratados entonces: el estudio científico del movimiento de taludes cuando las aguas son torrenciales, cómo prever la distribución de un vertido estudiando cómo la mancha se distribuirá en el agua y cómo se podría paralizar y conseguir concentrar en un punto; de qué forma se podrían filtrar los fertilizantes y fosfatos cuando se riega; o en qué posición deberían instalarse los riegos por aspersión para evitar la pérdida de agua con el viento.

En opinión del director del IUMA, el congreso anterior sobre el agua dejó constancia de que la investigación matemática puede aportar el diseño del modo óptimo para aprovechar el agua. En definitiva, los modelos matemáticos pueden permitir un ahorro del agua y evitar las consecuencias de los desastres naturales, con la prevención previa.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Primera ‘máquina de agua’ matemática

Investigadores del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y la Universidad Politécnica de Cataluña han logrado diseñar una construcción abstracta que simula, usando la dinámica de fluidos, cualquier máquina de Turing. El enfoque fue propuesto hace años para tratar de resolver uno de los problemas del milenio, el de las ecuaciones de Navier-Stokes.

Marcus Chown, periodista científico, autor de ‘El instante mágico’
“Por qué el universo real tiene un gemelo matemático que lo imita en todos los sentidos sigue siendo un misterio”

Las predicciones matemáticas de fenómenos y objetos totalmente desconocidos a veces se hacen realidad y se observan por primera vez en el universo: nuevos planetas, agujeros negros, antimateria, neutrinos, ondas gravitacionales... El escritor y divulgador británico Marcus Chown relata en su última obra esos momentos ‘mágicos’ que cambiaron la historia de la ciencia y cómo los vivieron sus protagonistas.