Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los babuinos dominantes se recuperan antes de una enfermedad

Un estudio internacional liderado por investigadores de la Universidad de Notre Dame (EE UU) relacionan el estatus social de los babuinos salvajes con las diferencias en su función inmunológica. Sus conclusiones indican que los babuinos machos más dominantes tienen mejor salud y se recuperan antes de lesiones y enfermedades.

Los babuinos dominantes se recuperan antes de una enfermedad . Foto: Derek Keats.

Un estudio internacional liderado por investigadores de la Universidad de Notre Dame (EE UU) relacionan el estatus social de los babuinos salvajes con las diferencias en su función inmunológica. Sus conclusiones indican que los babuinos machos más dominantes tienen mejor salud y se recuperan antes de lesiones y enfermedades.

“Las diferencias en materia de salud son comunes en las sociedades humanas y animales. Los resultados de nuestro estudio sugieren que, aunque tanto los animales que se encuentran en posiciones sociales de alto rango como los de bajo rango experimentan estrés, hay varios factores asociados al alto rango que ayudan a proteger a los machos de sus efectos negativos”, explica a SINC Elizabeth Archie, del departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Notre Dame y coautora del estudio que publica la revista PNAS.

Jeanne Altmann, Susan Alberts y Elizabeth Archie, autoras principales del trabajo, y un equipo de asistentes de campo estudiaron a una población de babuinos salvajes cercana al Parque Nacional de Amboseli (Kenia) durante más de cuatro décadas.

Las científicas investigaron cómo las diferencias de edad, la condición física, el estrés, el esfuerzo reproductivo y los niveles de testosterona están relacionados con las diferencias en la función inmunológica.

“Durante ese tiempo observamos cómo se producen las lesiones y enfermedades entre los babuinos e hicimos un seguimiento casi diario de las heridas para ver lo rápido que se curan. La cicatrización de heridas es una excelente medida de la función inmune, pero rara vez se utiliza en estudios de animales salvajes”, apunta Archie.

En los machos más dominantes se apreció una cicatrización de las heridas más rápida

Los científicos hallaron que tanto los machos mejor clasificados en el escalafón social como los de bajo rango experimentan una gran tensión. Sin embargo, en los más dominantes se apreció una cicatrización de las heridas más rápida, lo que sugiere que son capaces de escapar de los efectos negativos del estrés, mientras que los machos de bajo rango no.

También enferman menos

“Las jerarquías sociales de los babuinos pueden ayudarnos a entender cómo la situación socioeconómica humana puede provocar disparidades en la salud”, afirma la investigadora.

Esto explicaría por qué, aunque los babuinos de nivel social alto a menudo experimentan eventos estresantes, al tener más recursos y mayores mecanismos de supervivencia, esto les permite mitigar los costes del estrés.Por el contrario, los babuinos de baja graduación, lo que equivaldría a las personas de nivel socioeconómico bajo, experimentan a largo plazo un estrés crónico que tiene consecuencias negativas para la salud, lo que podría crear mayores riesgos.

Estudios previos han determinado que los niveles elevados de testosterona y los intensos esfuerzos de reproducción pueden suprimir la función inmune y son más altas entre los hombres de alto rango, pero los autores encontraron que los machos de alto rango también eran menos propensos que los machos de bajo rango a enfermar.

“El estrés crónico, la vejez, y la mala condición física asociada con bajo rango puede suprimir la función inmune en machos de este nivel”, concluyen. Lo que quedaría por aclarar ahora es si el rango social determina la salud o si la salud determina el rango social.

Referencia bibliográfica:

Elizabeth A. Archie, Jeanne Altmann, Susan C. Alberts “Social status predicts wound healing in wild baboons”, PNAS mayo 2012 www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1206391109

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Estos podrían ser los restos fosilizados de las primeras esponjas de mar

Unos 90 millones de años antes de que los niveles de oxígeno de la Tierra aumentaran para sustentar la vida, las esponjas ya vivían en los océanos, según sugiere el análisis de unas estructuras fósiles encontradas en Canadá. Los restos, hallados en antiguos arrecifes de unos 890 millones de años de antigüedad, podrían ser las primeras evidencias de vida animal.

La salud del planeta empeora y aumentan los desastres climáticos desde 2019

Inundaciones devastadoras en Europa y China, olas de calor históricas en Canadá y grandes incendios forestales son algunos de los fenómenos extremos que se han producido estas últimas semanas. Pero estos eventos se han intensificado desde los últimos años. Un nuevo estudio recoge datos preocupantes del estado ambiental del planeta y concluye que no se han tomado medidas efectivas para paliar el cambio climático.