Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los primeros 'Homo sapiens' tenían la frente parecida a la de los humanos actuales

Un artículo publicado en la revista American Journal of Physical Anthropology describe por primera vez la geometría del hueso frontal en el género humano y cuantifica la forma de la curva de dicho hueso en poblaciones modernas y extintas para constatar que los primeros individuos de Homo sapiens ya tenían una forma de la frente parecida a la de los humanos actuales.

El presente estudio cuantifica la forma de la curva del hueso frontal en poblaciones modernas y extintas. Imagen: E. Bruner y JM de la Cuetara.

Emiliano Bruner, responsable del Grupo de Paleoneurobiología de Homínidos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), acaba de presentar una serie de trabajos sobre su especialidad entre los que cabe destacar un estudio publicado en la revista American Journal of Physical Anthropology, en el que se describe por primera vez la geometría del hueso frontal en el género humano, y se cuantifica la forma de la curva de dicho hueso en poblaciones modernas y extintas.

De este artículo, en el que también han colaborado José Manuel de la Cuétara, del CENIEH, así como Sheela Athreya y Tarah Marks, del Departamento de Antropología de Texas A&M University, se desprende que los primeros y más antiguos individuos de Homo sapiens ya tenían una forma de la frente parecida a los humanos actuales. “Si bien nuestra especie se diferencia por tener una frente más redonda, hay cierto solapamiento con especies extintas, con lo cual el carácter puede que no sea siempre discriminante para reconocer la especie a la que pertenecen algunos individuos fósiles”, explica Bruner.

Evolución cerebral

Otro de sus trabajos publicados por el investigador en la revista japonesa Anthropological Science, en colaboración con Osbjorn Pearson, del Departamento de Antropología de la University of New Mexico, se describe la morfométrica del cráneo de Jebel Irhoud (Marruecos), datado en alrededor de 160.000 años.

Bruner ha participado además en el número especial que la revista Investigación y Ciencia dedicado a los orígenes de la mente humana, con el trabajo “La evolución cerebral de los homínidos”, en el que explica como las facultades cognitivas de nuestros antepasados pueden inferirse a partir de la anatomía de los cráneos fósiles.

Fuente: Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Hallan microplásticos en agua dulce de la Antártida

Científicos españoles, liderados desde la Universidad Autónoma de Madrid, han descrito por primera vez la presencia de microplásticos en el agua dulce de un área protegida de la Antártida. Los resultados confirman la presencia de fragmentos contaminantes de poliéster, acrílico y teflón, con tamaños menores a cinco milímetros y distintas formas y colores.  

La cola del aligátor americano puede regenerarse como la de otros reptiles

Algunos lagartos han desarrollado estrategias para que sus colas amputadas vuelvan a crecer, pero, hasta ahora, poco se sabía sobre la capacidad del aligátor americano, de mucho mayor tamaño, para regenerarla. Un equipo de científicos ha descubierto que los más jóvenes, protagonistas del #Cienciaalobestia, pueden recuperar parte de esta extremidad, pero esta difiere de la estructura original.