Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los profesores de comunicación no utilizan Twitter para interactuar con sus alumnos

Un estudio de la Universidad Internacional de La Rioja afirma que los académicos del área de comunicación utilizan Twitter para la divulgación de sus resultados de investigación y los de otros. También usan esta red social con el fin de obtener visibilidad o recopilar recursos de consulta. Sin embargo, no hacen un uso de Twitter con propósitos pedagógicos, ni de interacción con sus alumnos.

Los académicos no hacen un uso de Twitter con propósitos pedagógicos, ni de interacción con sus alumnos. / Shawn Campbell

Una investigación liderada por Francisco Segado, investigador de comunicación y sociedad Digital de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), ha recogido datos de una encuesta a 211 miembros de los departamentos de comunicación de diferentes facultades de universidades de toda España. Según las conclusiones, existe una correlación directa entre las labores de divulgación y la consecución de reputación.

El 56,5% de los encuestados que comparten frecuentemente sus resultados de investigación, también utilizan Twitter para obtener visibilidad, sin embargo, no suelen pedir ayuda sobre los temas que están tratando.

Aunque el 63,4 % declaran que utilizan esta red social para difundir sus propios resultados, comparten con más frecuencia los de otros investigadores, pero muchos son más reacios a citar las investigaciones que encuentran en esta red (un 37,9%).

Según Segado, “todos estamos en Twitter pero hacemos un uso interesado y egoísta. Se quiere que se sepa qué hacemos, obtener referencias, pero somos más reacios a ayudar u ofrecer asesoramiento”.

Pocos docentes de comunicación ven este medio como una herramienta para compartir conocimiento, ayudar o mantener el contacto con los alumnos. El 69,1% aseguran que nunca o casi nunca resuelven dudas en esta plataforma, el 50% no comparte material pedagógico con ellos. “El auténtico motor en el supuesto nuevo edén colaborativo es el ego, el impacto, la necesidad de proyección pública”, afirma el experto.

“El auténtico motor en el supuesto nuevo edén colaborativo es el ego, el impacto, la necesidad de proyección pública”, dice Segado

Sólo el 36% siguen a sus propios estudiantes, y lo hacen si cuelgan “mensajes interesantes” o son “alumnos brillantes” y apenas un 8% de los docentes aseguran haber creado una cuenta de Twitter con el propósito específico de seguir a sus alumnos.

Fuente para encontrar recursos

El estudio evidencia varias diferencias entre los facultativos más jóvenes y los más veteranos. “La nueva generación de académicos está usando las redes sociales en sus investigaciones de modo muy diferente a los veteranos”, agrega.

El 60% de los miembros más jóvenes de los departamentos de comunicación (20-30 años) perciben la red como una fuente para encontrar recursos, mientras que el 42,2% de docentes veteranos (entre 41 y 50 años) nunca han usado esta red con este propósito.

Segado explica que “los académicos más jóvenes ya confiesan que han citado artículos que han visto en Twitter, las redes sociales comienzan a ser una herramienta sobre la que sustentan sus búsquedas bibliográficas”.

La investigación ha arrojado otros datos interesantes como que la mayoría de los encuestados utilizan Twitter para establecer nuevos contactos profesionales y el 32,7% para mantenerse al tanto de novedades tecnológicas, o que los de universidades privadas son más proclives a utilizar esta red para mejorar su marca personal (54,2%) que los que trabajan en una institución pública (41,8%).

Entre los que no usan esta red, destaca la presión de los compañeros, o de las propias instituciones como principales motivos para abrir una cuenta.

Referencia bibliográfica

Segado-Boj, F., Chaparro Domínguez, M. Á., & Castillo Rodríguez, C. (2015). "Use of Twitter among Spanish communication-area faculty: Research, teaching and visibility". First Monday, 20(6) (2015.

Fuente: UNIR Research
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El público que confía en la televisión y Facebook está peor informado sobre la pandemia

Un estudio estadounidense concluye que existe una relación entre la fuente escogida de noticias y el conocimiento del coronavirus: los que se informaban en las webs del Gobierno respondían mejor, pero los que elegían a Facebook obtenían una peor puntuación. Los resultados reflejan la importancia del origen de las noticias para diseñar intervenciones de salud pública.

Un cuaderno de notas colectivo recoge las reflexiones de veinte periodistas tras un año de pandemia

Desde marzo de 2020, los profesionales de la información hemos adaptado nuestra forma de trabajar a las exigencias de una crisis sin precedentes. Ahora la agencia SINC, con el apoyo de la Asociación Española de Comunicación Científica, presenta el documento de conclusiones de los encuentros Lecciones de un año de periodismo en pandemia.