Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevos colorantes naturales para mejorar materiales

Investigadores de la Universidad de Alicante han desarrollado y patentado una metodología que permite obtener nanopigmentos naturales capaces de mejorar las propiedades ópticas, térmicas y mecánicas de multitud de materiales. Estos compuestos, inocuos para la salud, ofrecen una amplia gama de colores para cosméticos, calzado, materiales de construcción, muebles y juguetes.

Resinas de polímero biodegradable con nanopigmentos procedentes de colorantes naturales. / UA

El Grupo de Investigación de Visión y Color de la Universidad de Alicante (UA) ha desarrollado un novedoso procedimiento para obtener nanopigmentos híbridos naturales capaces de conferir las mejores propiedades ópticas, térmicas y mecánicas a los materiales compuestos en los que se apliquen.

Con estos nuevos nanopigmentos se puede controlar perfectamente distintos parámetros como la cantidad de colorante adsorbido, la temperatura de degradación del colorante o del material compuesto final, la resistencia a la flexión y a la degradación por luz ultravioleta, así como la transparencia y el poder de coloración, entre otras propiedades.

Estos nanopigmentos naturales mejoran las propiedades ópticas, térmicas y mecánicas de los materiales en los que se se aplican

Para ello, los expertos utilizan nanoarcillas completamente naturales e inocuas para la salud humana, como la montmorillonita utilizada en cosméticos o la hidrotalcita empleada en medicamentos como captador de ácido del estómago, que se obtienen a partir de minerales.

“En función de la propiedad del material que se pretende reforzar se seleccionan tanto nanoarcillas como los aditivos más adecuados para su síntesis así como el orden de incorporación”, explican los investigadores Bàrbara Micó y Francisco M. Martínez-Verdú de la de la UA.

Nanoarcilla con colorante

La innovación, ya patentada, presenta una revolución para distintos sectores industriales ya que permite obtener materiales con altas propiedades y resistencia a agentes físicos como la radiación solar, temperatura, frotado en prendas, etc. Asimismo, consigue una reducción de costes al tratarse de un proceso de síntesis o mezcla que se realiza a temperatura ambiente, con básicamente dos ingredientes: un colorante y una nanoarcilla, ambos naturales.

En este sentido, los nanopigmentos obtenidos son capaces de proporcionar una mayor resistencia óptica, térmica y mecánica en multitud de productos como tintas de impresión, pinturas, coloración de bioplásticos funcionales mediante impresión 3D para interior de coches, fibras sintéticas o naturales, cerámicas, papel, juguetes, calzado, cosméticos y envases de alimentos, así como para materiales relacionados con el sector de la construcción, textil, madera y mueble o piedra y mármol.

“Estos nanopigmentos consiguen, por ejemplo, una mayor resistencia del color de muebles o materiales de construcción ubicados en zonas de exterior expuestos directamente a luz natural”, explica Micó. En el caso de cosméticos como maquillaje o pintalabios, “además de más durabilidad, se puede ampliar la gama de colores disponible si se mezclan con otros pigmentos”, destaca Martínez-Verdú.

Fuente: Universidad de Alicante
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Un robot blando con aspecto de pez consigue nadar en las profundidades de las Marianas

Inspirado en el pez caracol de la fosa de las Marianas, este robot chino ha sido capaz de nadar de forma autónoma y autopropulsada a casi 11.000 metros de profundidad. Aunque de momento sus funciones son muy limitadas, sus creadores creen que el diseño, flexible, blando y ligero, puede sentar las bases de la robótica submarina en condiciones extremas.

Robert Langer, catedrático de ingeniería química en el MIT
“No desarrollen nada por dinero, sino por el impacto que tendrá en la sociedad”

Langer, que cuenta con más de 1.400 patentes, 1.500 artículos científicos y unos 220 premios, entre ellos el Charles Stark Draper –el ‘Nobel’ de los ingenieros–, ayudó a crear la biotecnológica Moderna, que ha desarrollado una vacuna de ARN con la que ya se han comenzado a inmunizar cientos de miles de personas en Occidente. Precisamente, la tecnología que usa Moderna y el suero de Pfizer/BioNTech se basa en las nanopartículas que desarrolló este científico hace 40 años.