Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Relacionan el gas radón acumulado en las casas con el cáncer de esófago

Una reciente investigación muestra como los ayuntamientos de Galicia con mayor concentración de radón en los domicilios también presentan mayor índice de mortalidad por cáncer de esófago entre los varones.

Microcarcinoma de esófago. / Wikipedia

Investigadores del Laboratorio de Radón de Galicia de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) han confirmado la relación entre mayores niveles de concentración de gas radón en los domicilios y el cáncer de esófago.

Los investigadores midieron la concentración de este gas en más de 3.500 domicilios gallegos y lugares de trabajo

El estudio, publicado en el International Journal of Radiaton Biology, consigue demostrar una relación directa entre la acumulación de gas residencial y la mortalidad por esta enfermedad.

Para realizar el trabajo, los investigadores midieron la concentración de este gas en más de 3.500 domicilios gallegos y lugares de trabajo y descubrieron que los municipios con una mayor concentración de radón residencial presentan también mayor mortalidad por cáncer de esófago entre los varones no fumadores.

El profesor Alberto Ruano de la USC lidera esta investigación en la que también participaron expertos del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Este mismo equipo publicó recientemente los resultados de otro estudio que concluye que existe una fuerte asociación entre radón residencial y cáncer pulmonar, y actualmente trabaja en una investigación que se centra en sujetos nunca fumadores y que también relaciona el radón residencial con un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón.

El gas radón es un carcinógeno humano que se acumula de manera natural en el interior de los domicilios y otros ambientes cerrados

Asimismo, el Laboratorio de Radón de Galicia acaba de conseguir la financiación necesaria para profundizar en el proceso biológico por el cual el radón produce este cáncer. Dirigida por el profesor Miguel Barros, la investigación analizará durante los próximos tres años a 1.400 sujetos.

Se acumula en ambientes cerrados

El gas radón es un carcinógeno humano reconocido por la Organización Mundial de la Salud que se acumula de manera natural en el interior de los domicilios y otros ambientes cerrados.

De hecho, el radón residencial es la primera causa de cáncer de pulmón en sujetos no fumadores y el segundo factor de riesgo de esta enfermedad en fumadores.

Los mapas de radón residencial con los índices de concentración en diferentes zonas de Galicia se pueden consultar aquí.

Fuente: USC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Trasplantan con éxito un riñón de cerdo modificado a una mujer en muerte cerebral
EFE

Un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York ha logrado el hito de que el órgano trasplantado funcionara correctamente durante 54 horas. Esta operación allana el camino para que en un futuro se puedan emplear órganos animales modificados genéticamente en humanos.

Elaine Fuchs, bióloga molecular e investigadora en el Howard Hugues Medical Institute
“Las células madre del cáncer pueden ser el gran obstáculo a los tratamientos”

Aunque las terapias contra el cáncer mejoran, sigue habiendo tumores que no desaparecen o que se reproducen de nuevo. El motivo parece estar en las células madre y en su capacidad para hacerles frente. Hablamos con Elaine Fuchs, pionera en el estudio de este tipo de células en la piel, cuyo nombre aparece desde hace años en las quinielas para los premios Nobel.