Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Tecnología social para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual

La Fundación Uliazpi y el Centro de Investigación Aplicada Tecnalia han suscrito un convenio para colaborar juntos en el desarrollo de tecnologías de apoyo para personas con discapacidad intelectual.

Tecnalia y la Fundación Uliazpi (Fuente: Tecnalia).

La Fundación Uliazpi y el Centro de Investigación Aplicada Tecnalia han suscrito un convenio para colaborar juntos en el desarrollo de tecnologías de apoyo para personas con discapacidad intelectual. En concreto, ambas entidades trabajarán conjuntamente en el desarrollo de herramientas que mejoren la comunicación emocional, los cuidados personales y el bienestar de personas que, por su discapacidad, tienen problemas para expresarse y dar a conocer sus necesidades emocionales, físicas o mentales a sus cuidadores y cuidadoras.

El objetivo de este proyecto es detectar las emociones para conocer y aumentar el bienestar de las personas que no pueden comunicarse verbalmente, y poder intervenir así para disminuir su nivel de malestar y prevenir en la medida de lo posible conductas problemáticas. Se trata de un sistema desarrollado por Tecnalia que permite detectar y comunicar las emociones de las personas que no pueden hacerlo por sí mismas. Este dispositivo transmite las emociones de la persona a sus cuidadores y cuidadoras a través de un móvil, para controlar los efectos negativos que ciertos estados de ánimo puedan tener en su salud. Está dirigido fundamentalmente a personas con algún tipo de discapacidad intelectual o graves problemas de comunicación.

El dispositivo está formado por un pulsímetro que mide la variabilidad del ritmo cardiaco y algunos parámetros extraídos de éste. El pulsímetro, a su vez, está conectado a un teléfono móvil, que recibe la información y al procesarla, reconoce la valencia del estado de ánimo del paciente, es decir, si es positiva o negativa y, además, mide su intensidad.

El móvil tendrá una doble función. Por un lado, mejorará la comunicación entre el paciente y su cuidador, ya que cada vez que el móvil detecte un cambio en las emociones de la persona, avisará al cuidador, que podrá calmarle cuando esté atravesando algún episodio de riesgo para su salud o para evitar una conducta problemática grave (agresiva, autolesiva, etc.). Por otro lado, el móvil funcionará como una herramienta de autorregulación, ya que cuando detecte una emoción negativa intensa, iniciará un mensaje de voz automático para ayudar a tranquilizarle.

Fuente: Tecnalia
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
¿El uso de la mascarilla afecta al cerebro y al resto el cuerpo?

Investigadores del instituto ICFO en Barcelona han utilizado tecnologías biofotónicas para comprobar si al ponerse mascarillas se alteran los niveles corporales de oxígeno. Los resultados muestran pequeños cambios en la hemodinámica cerebral, pero comparables a los de actividades cotidianas como escuchar un sonido, ver a alguien moviéndose o agacharnos para atarnos los zapatos.

Determinada la cantidad de luz ultravioleta que inactiva el coronavirus

Para eliminar el 99 % del virus SARS-CoV-2 con luz ultravioleta se necesita una dosis de energía de 21,6 julios por metro cuadrado, según un estudio liderado por la Universidad Complutense de Madrid. La técnica se ha probado en ascensores y sistemas de transporte.