Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El 25% de las catalogadas tiene un impacto negativo

Un atlas de las especies invasoras que amenazan la biodiversidad

Cerca de 6.400 especies invasoras repartidas en más de 20 países, entre ellos España, han sido identificadas en un registro de libre acceso desarrollado por un equipo internacional de investigadores. El recurso electrónico permite no solo conocer animales, plantas, hongos y protozoos ajenos a cada hábitat, sino también plantear políticas de prevención adecuadas contra estos riesgos para la biodiversidad.

En el sentido del reloj, Felis silvestris (L. Viatour), Columba livia, Atlantoxerus getulus (H. Zell) y Alburnus alburnus (A. Hartl).

Un consorcio internacional de investigadores ha lanzado el Registro Global de Especies Introducidas e Invasoras (GRIIS, por sus siglas en inglés), una base de datos de acceso libre que permite identificar hasta 6.400 especies invasoras repartidas en 20 países, según ha publicado la revista Scientific Data.

Shyama Pagad, una de las responsables del proyecto y experta biodiversidad de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), explica a Sinc que “GRIIS es el primer recurso de acceso abierto basado en evidencias científicas sobre especies invasoras, las cuales son una de las principales causas de la pérdida de la biodiversidad”.

Las fuentes de las que se nutre la base de datos incluyen literatura científica, artículos de revistas especializadas, resultados de encuestas e investigaciones y expertos locales, entre otros. El proyecto GRIIS ha sido desarrollado bajo el marco de la Asociación Global de Especies Invasivas (GIASIP, por sus siglas en inglés), la Universidad Monash, la Universidad Auckland y el Instituto para la Investigación y Protección Medioambiental (ISPRA) de Italia, entre otros.

Por primera vez será posible el acceso instantáneo a las especies introducidas y naturalizadas que dañan la biodiversidad y los ecosistemas

Melodie McGeoch, también a cargo del proyecto e investigadora de la Universidad Monash (Australia), señala que “por primera vez será posible el acceso instantáneo, y comparable por países, a las especies introducidas y naturalizadas que dañan la biodiversidad y los ecosistemas”. El 25% de las especies invasoras tiene un impacto negativo en la biodiversidad. Según los investigadores, GRIIS planea ampliar su cobertura para finales del año 2018.

El caso de España

¿Alguna vez has escuchado algo como "esta especie de cangrejo no es autóctona", refiriéndose al cangrejo de río americano (Procambarus clarkii)? En el caso de España, el GRIIS permite localizar tanto a este crustáceo, como al alburno (Alburnus alburnus), como especies invasoras en la península, en el caso de este último, extendida para alimentar a otras especies invasoras como el black bass (Micropterus salmoides) y el lucio (Esox lucius).

Otro ejemplos son el gato montés (Felis silvestris), la paloma bravía (Columba livia) y la ardilla moruna (Atlantoxerus getulus), especies introducidas en las Islas Canarias.

Referencia bibliográfica:

Shyama Pagad, Piero Genovesi, Lucilla Carnevali, Dmitry Schigel & Melodie A. McGeoch: "Introducing the Global Register of Introduced and Invasive Species". Scientific Data, enero de 2018. http://nature.com/articles/doi:10.1038/sdata.2017.202

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un tercio de los parásitos del mundo corre peligro de extinción

Un equipo internacional de científicos, en el que participa la Universidad de Granada, advierte de la necesidad de preservar los parásitos, organismos esenciales para mantener la estabilidad de los ecosistemas. Los investigadores proponen un plan de conservación para los próximos diez años.

Alt de la imagen
¿Cómo ‘nadan’ realmente los espermatozoides humanos?

Biotecnólogos e ingenieros de Reino Unido y México han hecho trizas la visión de cómo se desplazan los espermatozoides. Los hallazgos desafían las suposiciones hechas durante siglos: su movimiento se parece más al de un sacacorchos que al de una anguila, aunque lo parezca por una ilusión óptica.