Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un estudio genético para identificar el riesgo individual de desarrollar formas graves de COVID-19

Una nueva investigación del CSIC busca determinar las causas genéticas detrás de por qué algunos infectados por el SARS-CoV-2 no sufren afectación clínica mientras que otros padecen reacciones muy adversas a la enfermedad.

Este trabajo buscará las causas genéticas de las diversas reacciones inmunitarias a COVID-19. / Pixabay

Expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han puesto en marcha un estudio genético para identificar el riesgo individual de desarrollar formas graves de COVID-19. Los resultados podrían prevenir las infecciones graves y descubrir potenciales tratamientos.

“El objetivo es averiguar por qué algunos pacientes infectados con SARS-CoV-2 apenas sufren afectación clínica mientras que otros desarrollan formas muy graves de COVID-19”, explica Anna Planas, investigadora en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB), que coordina el proyecto INMUGEN.

Este proyecto propone analizar genes de inmunidad innata para explicar el mayor riesgo de cada persona a desarrollar formas graves de la enfermedad

“La edad avanzada y la presencia de enfermedades crónicas aumentan el riesgo de una reacción grave, necesitar ingreso en UCI e, incluso, de fallecer. No obstante, también hay pacientes más jóvenes sin patologías previas que tienen formas muy graves por motivos actualmente desconocidos. Pensamos que la respuesta podría estar en los genes”, añade.

La investigadora del CSIC afirma que este proyecto “propone analizar genes de inmunidad innata –el sistema de defensas con el que nacemos– para explicar el mayor riesgo de cada persona a desarrollar formas graves de la enfermedad”.

Distinta capacidad de inmunidad

Existen pequeñas variaciones genéticas en la población normal que pueden determinar una capacidad diferente de las personas para responder a agresiones causadas por ciertas infecciones.

“Por ello vamos a estudiar las transiciones genéticas enfocándonos en genes de inmunidad innata”, precisa Planas. “Estudiaremos el ADN de pacientes con infección grave y otros con infección leve. Esperamos que los resultados ayuden a identificar aquellos con riesgo de enfermar gravemente, ya que son las que van a necesitar mayor protección. Y también esperamos que nos permitan encontrar dianas moleculares para posibles tratamientos”, concluye.

Este proyecto está financiado por el CSIC con muestras de pacientes del Hospital Clínic de Barcelona.

Fuente:
CSIC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
El Museo Nacional de Ciencias Naturales acoge una exposición sobre el legado de Ramón y Cajal

Más de un centenar de piezas, incluidos doce dibujos originales, la medalla del Nobel y su primer diario de laboratorio, se presentan en este recorrido por la vida y obra del padre de las neurociencias.

¿Qué determina la cantidad de músculo que podemos desarrollar?

Investigadores españoles han descubierto en ratones una nueva ruta de señalización regulada por la molécula VAV2, con un papel crítico en la regulación de la masa muscular. Cuando está muy activada contribuye a desarrollar mucho músculo, mientras que si está poco activa hace que disminuya este proceso.