Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nuevo método calcula en minutos dónde surgirá la lava de un volcán

Un estudio con participación española ha desarrollado un sistema que, gracias a un nuevo método de cálculo, tarda solo 15 minutos en registrar las variaciones en la corteza terrestre y estimar dónde se va a producir la erupción de un volcán. El modelo ha sido probado ya con los datos del estallido del Etna (Italia) en 2008 y podría ayudar a la toma rápida de decisiones en situaciones de crisis.

El monte Etna, en Sicilia (Italia) / CSIC

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado una herramienta para realizar un seguimiento casi en tiempo real del recorrido del magma de un volcán hacia la superficie y estimar cuándo y dónde se va a producir la erupción.

El sistema combina los datos ofrecidos por las estaciones de GPS con un modelo matemático que, a diferencia de las herramientas empleadas hasta ahora, no asume ninguna forma determinada para la masa del magma en ascensión. Esto permite obtener información sobre la actividad del volcán en solo 15 minutos.

“Para probar la eficacia de esta herramienta, utilizamos la información recogida antes de la erupción en 2008 del volcán Etna, en Italia, y comprobamos que nuestros resultados eran consistentes con los datos posteriores a la erupción” explica José Fernández, investigador del Instituto de Geociencias (centro mixto del CSIC y la Universidad Complutense) que ha colaborado en el trabajo realizado junto a científicos italianos y británicos.

El sistema aumenta su velocidad al prescindir del tradicional modelo de hipótesis sobre geometría del magma

El principal avance de este sistema es la velocidad, ya que el sistema ofrece casi en tiempo real –solo 15 minutos de retraso– las variaciones en la medición del movimiento de la corteza. Esto permite tener información más precisa sobre cuándo va a haber una erupción.

“Este modelo ofrece en cuestión de minutos información para la que otras técnicas necesitan varias horas y en ocasiones días”, aclara Antonio G. Camacho, del Instituto de Geociencias.

Más rapidez en el cálculo

Según explican los investigadores, en el artículo publicado en la revista Scientific Reports, la rapidez del procesado se debe al nuevo método utilizado, que agiliza el tiempo de cálculo al prescindir del modelo de hipótesis sobre geometría del magma. Este modelo, empleado por las técnicas tradicionales, incluía una hipótesis inicial sobre la forma que toma la acumulación del magma en su ascenso.

“La erupción de un volcán es una situación de crisis en la que una toma rápida de decisiones puede influir en la seguridad de la población, por lo que este nuevo método puede aportar información importante que ayude a los responsables de vigilancia y protección civil”, concluye Fernández.

Referencia bibliográfica:

Cannavò, F et al. “Real time tracking of magmatic intrusions by means of groun deformation modeling during volcanic crises”. Scientific Reports. DOI: 10.1038/srep10970

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La huella humana provoca más cambios en la vegetación de las islas que el clima

La colonización de las islas ha causado cambios irreversibles que siguen siendo constantes siglos después. Una nueva investigación, que ha cuantificado el impacto humano a través del estudio del polen de hace 5.000 años, revela que las alteraciones de la vida vegetal por la colonización humana son once veces mayores que las debidas al clima.

El deshielo de todos los glaciares del mundo se ha acelerado en lo que llevamos de siglo

En los últimos 20 años, los glaciares han perdido de media un total de 267 gigatoneladas de hielo cada año, según las observaciones realizadas en más de 200.000 de ellos. Los resultados, que se incluirán en el próximo informe del IPCC, muestran que este deshielo es la causa del 21 % del aumento observado en el nivel del mar desde el año 2000.