Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Unas gafas para astronautas dan voz a personas con discapacidad

Unas gafas de realidad aumentada creadas para astronautas de la Agencia Espacial Europea tienen ahora su aplicación para ayudar a personas con discapacidad, cuyas limitaciones les impiden comunicarse normalmente. Esta tecnología detecta el movimiento de los ojos sobre un teclado virtual y traduce a voz las palabras deletreadas por sus usuarios.

Un estudio de la ESA ha permitido desarrollar tecnologías que se podrían aplicar en gafas para ayudar a los astronautas durante los paseos espaciales. / ESA/LusoSpace

Unas gafas especiales creadas originalmente para la comunicación de los astronautas de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) tiene ahora su aplicación en personas con discapacidad para ayudarles en la comunicación.

Se trata de EyeSpeak, una tecnología de realidad aumentada que detecta el movimiento de los ojos a través de un teclado virtual representado en el interior de sus lentes. Las palabras y frases deletreadas por el usuario se traducen mediante el software integrado y se emiten por los altavoces situados en una de las patillas.

Las gafas también permiten al usuario navegar por internet, ver vídeos y acceder al correo electrónico de forma privada, ya que solo él podrá ver lo que se proyecta en el interior de la lente. No obstante, como la información digital aparece superpuesta en la lente, el usuario puede seguir viendo lo que sucede a su alrededor.

“Se trata del primer dispositivo independiente de este tipo; puede utilizarse en cualquier lugar y en cualquier posición física, independientemente de la orientación de la cabeza del usuario”, apunta Teresa Nicolau, especialista de EyeSpeak.

En origen se trata de una tecnología pensada para la comunicación de astronautas con los controladores de tierra durante los paseos espaciales

Tecnología para astronautas

Este dispositivo es resultado de un estudio realizado para la ESA sobre herramientas de visualización para astronautas.

“En aquel momento, los astronautas apenas contaban con sistemas rudimentarios para sus paseos espaciales: una lista de comprobación escrita sobre el brazo y comunicación por voz con los controladores de tierra”, relata João Pereira do Carmo, de la ESA.

“Queríamos explorar las numerosas tecnologías que iban saliendo y que permitirían suministrar información importante en tiempo real directamente en su campo de visión”, añade Pereira.

La idea de aplicar este tipo de tecnología para ayudar a las personas con discapacidad proviene de Ivo Vieira, CEO de la compañía portuguesa LusoSpace, encargada de realizar el estudio para la ESA, cuando a su padre se le diagnostica una enfermedad degenerativa.

“Llevamos trabajando en realidad aumentada para astronautas desde 2005, así que cuando diagnosticaron a mi padre, se me ocurrió utilizar esta tecnología para mejorar su vida mediante un nuevo sistema de comunicación móvil”, explica Vieira.

Ivo Vieira prueba un prototipo de las gafas EyeSpeak en su padre. / LusoVu

Primeros prototipos

La esclerosis lateral amiotrófica, o ELA, y otras enfermedades de las neuronas motoras van debilitando las funciones musculares de los pacientes, llegando a impedirles comunicarse verbalmente. No obstante, el movimiento ocular ofrece una oportunidad de comunicación, ya que no suele verse afectado.

Esto llevó a LusoSpace a producir sus primeras gafas de realidad aumentada en 2008 y, posteriormente, a fundar la empresa LusoVu con el fin de adaptarlas a personas con discapacidad.

Tras los primeros pasos en el desarrollo de la tecnología, en 2014 se lanzó una campaña en Kickstarter y, gracias a ella, en 2015 se produjeron 45 unidades del prototipo de EyeSpeak.

El actual EyeSpeak 1, lanzado al mercado en marzo de 2016, se basa en un par de gafas del modelo Epson BT-200 AR, a las que se han añadido un micrófono, altavoces y una minúscula cámara controlada a través de un microprocesador. Puede emitir una voz estándar sintetizada o la voz del propietario a partir de grabaciones previas.

Fuente: ESA
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Putin anuncia que Rusia ha aprobado la primera vacuna contra la COVID-19

El presidente ruso ha dicho que su país se ha convertido en el primero del mundo en registrar una vacuna contra el nuevo coronavirus, tan solo dos meses después de que se iniciaran las primeras pruebas en humanos. La medida ha provocado dudas entre los expertos por la velocidad de los ensayos y la poca transparencia de los datos.

Alt de la imagen
Manuel Carro, experto en ‘apps’ de rastreo de la COVID-19
“Las aplicaciones para detectar contagios son un experimento que vale la pena probar”
Mónica G. Salomone

Ni panacea ni amenaza para la privacidad: las aplicaciones de seguimiento de interacciones, bien utilizadas, serán un complemento a los rastreadores humanos, según defiende el director del Instituto IMDEA Software. Este profesor de Informática en la UPM explica por qué están tardando en desarrollarse. “Quizá de haberlo hecho antes tendríamos menos rebrotes ahora”, dice.